La industria acumula un crecimiento de 4.8% en los primeros cinco meses del año

El Índice de Producción Industrial (IPI) de FIEL registró en mayo ‐de acuerdo a información preliminar‐ un avance interanual de 7.9%. La industria automotriz volvió a mostrar un destacado desempeño, del mismo modo que la metalmecánica, que continúa siendo dinamizada por la producción de maquinaria agrícola y sus partes. También la producción de insumos para la construcción registró un nuevo avance, mientras que el conflicto gremial en el sector de neumáticos recortó la producción y afecta a partir de junio algunas terminales automotrices.

La lectura de los resultados sectoriales en la comparación con mayo de 2021 debe realizarse teniendo presente que en aquel mes Argentina transitaba la 2ª Ola de Covid y además los sectores de actividad enfrentaban una diversidad de obstáculos que afectaron su desempeño, comenzando por el conflicto derivado del cierre de exportaciones de carne vacuna, y siguiendo por restricciones a actividades puntuales ‐tal el caso de la construcción‐ junto con la posterior reimposición de FASE 1 del ASPO en AMBA.

Asimismo, varias plantas industriales fueron afectadas por faltantes de gases del aire ‐a partir de la priorización de la producción de oxigeno medicinal‐, y cortes de suministro de gas natural. Con todo, en el acumulado para los primeros cinco meses de 2022, la industria muestra un avance de 4.8% en la comparación con el mismo periodo de 2021.

En cuanto al desempeño de los sectores industriales en los primeros cinco meses del año, la producción
automotriz eleva el ritmo de crecimiento en la comparación interanual acumulando una mejora de 29.1%. Entre las ramas que avanzan con un ritmo superior al promedio se tiene a la producción de papel y celulosa (+11%), la metalmecánica (+8.8%) y los minerales no metálicos (+8.0%). Con un ritmo inferior al promedio se colocan los insumos químicos y plásticos (+4.6%), el proceso de petróleo (+2.0%), la producción de alimentos y bebidas (+1.6%), las industrias metálicas básicas (+0.8%) y los insumos textiles (+0.6%). Los despachos de cigarrillos (‐1.0%) muestran un retroceso en la comparación con el acumulado en los primeros cinco meses de 2021.

Observando la actividad industrial por el tipo de bienes, entre enero y mayo y en la comparación interanual, el ranking de crecimiento lo continúa liderando los de consumo durable con un avance acumulado de 15.7%. Los bienes de capital ocupan la segunda posición con una mejora de 10.4%. La producción de bienes de uso intermedio avanza 2.4% mientras que los bienes de consumo no durable superan el nivel de actividad (+1.2%) alcanzado en los primeros cinco meses del año pasado. La novedad en el mes se encuentra en que los bienes de consumo no durable pasaron a hacer un aporte al crecimiento de la industria a partir del salto observado en la faena vacuna y los despachos de cigarrillos, en parte explicado por la base de comparación un año atrás. Entre todos los tipos de bienes, son los de consumo durable ‐de la mano de la producción de automóviles‐ los que hacen el mayor aporte al crecimiento de la industria, explicando más del 50%.

La producción del mes de mayo ajustada por estacionalidad mostró un retroceso (‐1.2%) en la comparación con abril, interrumpiendo tres meses de mejora. Abril pasado alcanzó el máximo nivel de producción en la presente fase de recuperación. Asimismo, los indicadores que permiten monitorear la sostenibilidad de la fase mostraron un deterioro. No obstante, la industria muestra aún un ritmo de crecimiento superior al del largo plazo.

A modo de síntesis. En mayo la producción automotriz continuó mostrando un destacado crecimiento, y en cinco meses multiplica por seis el promedio de la industria. Para algunos sectores la comparación con 2021 resulta distorsionada por los obstáculos que enfrentaba la actividad en aquel momento ‐reimposición de FASE 1 en AMBA, faltantes de gases del aire, cortes de suministro de gas natural y conflictos sectoriales.

En 2022 la industria sostiene buen ritmo, pero la dinámica de la fase se ha recortado. Hacia junio habrá que esperar la magnitud del impacto del faltante de neumáticos sobre la producción automotriz y las dificultades en el acceso a divisas para diversos sectores, junto con probables paradas en actividades intensivas en energía.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password