La inteligencia artificial ya puede ‘leernos la mente’

Escribe Sergi Alcalde, Redactor de National Geographic España

Compartí esta noticia !

Escribe Sergi Alcalde – Ann Johnson, profesora de primaria y entrenadora de voleibol, sufrió hace 18 años un derrame cerebral que le provocó la pérdida total del habla. Nunca hubiese imaginado que podría volver a articular palabra, y mucho menos que lo lograse gracias a la inteligencia artificial. Hasta que un equipo de científicos de la Universidad de California en San Francisco (UCSF) implantó en su cerebro unos electrodos capaces de decodificar las señales neuronales que se activan con el habla. La tecnología permitió convertir aquellos pulsos nerviosos en palabras que aparecían escritas en la pantalla de un ordenador o que eran interpretadas por un avatar creado a tal efecto. No podía creer lo que estaba viendo y oyendo.

Johnson no es la única persona que ha recuperado el habla gracias a esta innovación tecnológica. Pat Bennett, una mujer de 68 años aquejada de esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad discapacitante que provoca la pérdida progresiva de control muscular, también volvió a hablar gracias a la tecnología. Le implantaron en el cerebro un dispositivo que, activados por unos algoritmos de aprendizaje profundo (deep learning) basados en la inteligencia artificial, reconoce las señales neuronales involucradas con el habla. Estos dos casos documentados forman parte de dos estudios independientes publicados recientemente en la revista Nature

Los resultados de ambos experimentos científicos son prometedores. En el caso de Johnson, lograron reproducir 78 palabras por minuto con una tasa de error del 25%, mientras que en de Bennett, la inteligencia artificial decodificó fonemas con solo un margen de error del 9,1%. Todo un logro, si se tiene en cuenta que se trata de un dispositivo basado en el autoaprendizaje

Te puede Interesar  Todo lo que tenés que saber sobre Makerland: agenda, artistas y mucho más

En este caso, el experimento buscaba devolver el habla a aquellas personas que no pueden comunicarse verbalmente. Sin embargo, dispositivos similares podrían servir para muchos otros fines, como por ejemplo la recuperación de las capacidades sensoriales. En 2004, un joven estadounidense llamado Nathan Copeland tuvo un accidente de tráfico como consecuencia del cual sufrió una grave lesión en la médula espinal que lo dejó tetrapléjico. Años más tarde se sometió a un experimento en la Universidad de Pittsburg en el que le implantaron un dispositivo, le introdujeron unos microelectrodos en la corteza somatosensorial del cerebro y los conectaron a un brazo robótico. Por primera vez en más de una década, Copeland tuvo una sensación similar a la del tacto. Incluso fue capaz de volver a jugar a su videojuego favorito conectándose a la máquina.

Experimentos como estos nos demuestran hasta qué punto la neurotecnología puede mejorar nuestra calidad de vida. Sin embargo, más allá de las interpretaciones distópicas, también pueden plantearnos serias dudas bioéticas. Por el momento hay pocos pacientes con implantes de microelectrodos conectados a un ordenador, todos ellos con cables enchufados a su cerebro. Los investigadores planean mejorar no solo la velocidad de conexión, sino también la interfaz, incluyendo implantes inalámbricos, similares a la conexión Wi-fi de nuestro ordenador. Entre los proyectos más famosos se encuentra Neuralink, una iniciativa dirigida por Elon Musk que recientemente ha obtenido el permiso de la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos (FDA) para implantar en humanos chips inalámbricos conectados a la red. ¿Quién tendrá acceso a toda información neuronal? ¿Seguiremos siendo dueños de nuestros pensamientos? Son preguntas inevitables ante estos avances vertiginosos.

Te puede Interesar  Ciberresiliencia: ¿qué aspectos tener en cuenta para diseñar una estrategia efectiva?

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin