La nafta premium cuesta 170 pesos en promedio en Misiones y llega a 183 en Iguazú

A la escasez de combustible que padece Misiones, agravada por la intensa demanda de automovilistas de Paraguay y Brasil, se sumó un nuevo aumento que golpea especialmente al bolsillo de los misioneros: la nafta premium ya supera los 170 pesos, mientras que la súper está 152 en las estaciones de servicio de Axion, una de las marcas que aplicó las subas este fin de semana. En Posadas la súper está 152, la diesel 160 y la especial 170, mismo valor que la premium. En la zona sur de Misiones, en tanto, está 140 la súper, 160 el diesel y 170 la especial y premium marca Axion. Sin embargo, es nuevamente Puerto Iguazú la ciudad donde más caro está el combustible. En la Shell subió a 155 pesos la nafta super, lo mismo que la fórmula diesel, mientras que los combustibles premium cotizan a 183 pesos. Para los extranjeros, ese precio se eleva a 205 pesos.

YPF, que inicialmente no había aumentado los precios, se sumó en la madrugada del lunes. La nafta Infinia cotiza a 163,90 pesos en Posadas, mientras que la Super marca 134. La Infinia Diesel subió a 167,20 y el Diesel 500 a 126 pesos. Los precios también son más elevados en la zona norte. La Infinia cotiza a 167 pesos y la súper a 136,80. La Infinia Diesel cuesta 170,60 pesos y la ultra diesel, 129 pesos. En promedio, tres pesos más caro que en Posadas.

La paradoja es que a pesar de la presión que significan los aumentos en los bolsillos misioneros, el combustible sigue estando sustancialmente más barato que en Brasil y Paraguay. En Encarnación el precio del combustible está 262 pesos, cien más que en Posadas.

La diferencia es abismal también con Buenos Aires, donde los precios de referencia en el caso de Axion pasaron ser de $ $122,7 para la nafta súper (30 pesos más barata que en Misiones); $150,2 la nafta Quantium (20 pesos más cara que en Posadas); $120,3 el Diésel X10; y $144,3 el litro de Quantium diésel.

En tanto, en Raizen-Shell la nafta Shell V-Powe en Capital Federal pasó a costar $149,5 el litro; la nafta súper, $123,2; la Shell V-Power diésel, $145,2; y la Shell Evolu Diesel, $118,2.

En el caso de YPF, la nafta Súper que en Posadas cuesta 134 pesos, vale 120.30 en Capital Federal. La Infinia que cotiza 163,90 en la capital misionera, vale en el centro porteño solo 147.30, lo que equivale a 16,60 pesos más barato.  

Los combustibles aumentaron 11 por ciento promedio en todo el país. No obstante el incremento no será aplicado por todas las petroleras, ya que a diferencia de que viene sucediendo, esta vez no fue YPF la que sea la primera en tomar la decisión, ya que recién lo hizo este lunes.

De este modo, desde hoy los precios en CABA son los siguientes:

Gasoil: $113.40 el litro (+10%)

Infinia Diesel: $145.90 el litro (+14%)

Nafta Infinia: $147.30 el litro (+11.50%)

Nafta Súper: $120.30 el litro (+9.5%)

La última suba había ocurrido el pasado 14 de marzo, cuando los productos tradicionales escalaron 9,5 por ciento y 11,5 los de categoría Premium. Según explican en el mercado, la decisión responde a la evolución de las principales variables que conforman el precio de venta al público, sobre todo de la cotización internacional del petróleo y los niveles de demanda superiores a la prepandemia, que requieren importaciones para para complementar la oferta local.

La medida, si bien resulta incómoda para el automovilista, representa un alivio para la rentabilidad de los expendedores. Según explican, el atraso de precios de combustibles agravó aún más la situación del sector en un contexto en que el resto de los precios de la economía continúa subiendo.

Por ejemplo, apuntan que mientras el precio de la nafta súper se incrementó 17.5 por ciento desde junio de 2021 hasta marzo de 2022, los precios al consumidor se incrementaron 39.7 por ciento, los precios de alimentos y bebidas lo hicieron en un 43.8 por ciento, el precio de la leche fresca en sachet en un 29.1 por ciento y el precio del pan francés se incrementó un 45.4 por ciento, para tomar sólo algunos productos de referencia, todo esto según datos oficiales de INDEC.

Esta evolución de los precios relativos ha provocado un peor desempeño de la facturación total de las Estaciones de Servicio del país medida a precios constantes. Durante marzo de 2022, la facturación total a precios constantes estuvo todavía 7.7 por ciento por debajo del nivel registrado en marzo de 2018, 4 años atrás. En este período, la pérdida total de facturación equivale a 5.5 meses de facturación, a precios de inicio del periodo.

Desde que comenzó la última recesión en Argentina, a comienzos de 2018, el mercado minorista de combustibles líquidos perdió -de manera acumulada- ventas por 8.2 millones de m3, lo que representa 5.2 veces el volumen total vendido durante abril de 2018, el mes tomado como referencia.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password