COLUMNISTAS, PERSPECTIVAS, Ultimas Noticias

Misiones avanza con la paridad de género

Compartí este articulo en:

Las mayores conquistas vinieron acompañadas del reclamo de las mujeres, como lo dijo Eva: “Los derechos no se reclaman, se conquistan”.

 

Siguiendo esa concepción debo decir, que todo lo que las mujeres logramos no ha sido gratuito, cada conquista trajo consigo un camino de largas luchas.

 

Históricamente las mujeres fuimos relegadas, nos negaron posibilidades como las de estudiar, trabajar y hasta de votar.

 

Gracias al reclamo genuino de las mujeres y el indiscutible liderazgo de Evita, logramos el derecho al voto femenino con La Ley 13010, que fue promulgada el 23 de septiembre de 1947, pero se aplicó recién cuatro años después en la elección presidencial del 11 de noviembre de 1951. Hace 67 años las mujeres podemos elegir a nuestros representantes, tenemos un voto joven y aquellas mujeres de los años 50 con escasos estudios lograron una cuota de participación femenina colocando pares en importantes escaños de ambas cámaras y a pesar de que la mayoría no tenían mayores estudio y solo algunas pocas eran maestras, eso no fue un impedimento para ser precursoras de importantes leyes como la Ley de Patria Potestad compartida, Ley de cuota alimentaria, Ley del Divorcio, entre otras que luego, al producirse el golpe militar, fueron abolidas para ser retomadas mas adelante.

Cupo femenino

En 1991, las mujeres volvimos a hacer historia, un grupo de mujeres entre ellas Marcela Durrieu, Liliana Gurdulich, Ester Fandiño y sigue la enorme lista de luchadoras, fue el que logró el cupo femenino del 30% de representación en las listas, hasta ese momento la figura femenina en la composición de los lugares de decisión política era casi nula.

 

Esta norma que fue muy buena para la época ya que garantizaba al menos un tercio de mujeres con posibilidades de ingresar, habiendo tomado como un piso que permitiera seguir creciendo , pero esto no fue así, mas del 30 % establecido no se lograba superar y fue transformándose rápidamente en un techo.

 

PARIDAD “Las mujeres avanzamos, la política no”.

Las mujeres avanzamos hacia una sociedad más equitativa promoviendo leyes que vengan a reparar injusticias, porque las desigualdades políticas, salariales, institucionales siguen existiendo en la vida real.

El proyecto de Ley de Paridad, fue en su momento un disparador de inquietudes, prejuicios y hasta motivo de burlas, un camino difícil de transitar, cuando muchos creyeron que no tenía chances de prosperar, otras creímos fervientemente en la posibilidad de que se trate y se convierta en Ley.

Para lograrlo me encontré en varias instancias, en la de pelearlo en la soledad misma, entre voces que débilmente asentían a la de encontrar aliados en mujeres y hombres decididos y capaces de empujar conmigo.

Mucha veces sentí remar contra viento y marea, encontrar una aliado era casi una bendición en esos primeros pasos del proyecto de Ley.

Dimos la pelea en la Cámara y en las comisiones, llevamos la propuesta a cada punto de la provincia a través de Foros, Encuentros, Charlas y Jornadas de Paridad política.

Fuimos escuchadas por el conductor de la Renovación quien reconoció la lucha, la perseverancia de una opositora y me ayudo humildemente a convertir un sueño en realidad para todas las mujeres de mi provincia.

“El poder se comparte en la construcción no solo en el ejercicio”

La violencia y visibilidad de los femicidios pusieron en agenda la necesidad de igualar derechos entre mujeres y varones, y las voces se fueron sumando: Aministía, Economía Feminista, ELA, las organizaciones de base en distintos barrios y la mayoría de los partidos políticos. Lo que antes perdía casi instantáneamente estado parlamentario en Nación y en las Provincias, hoy parece avanzar hacia un consenso mayoritario, hacia una ley que todos quieren festejar como propia. Misiones el 25 de octubre de 2018, se convirtió en la provincia número 12 en lograr la PARIDAD.

Todas y todos suman a la equidad de género si pueden interpretar este proyecto como un punto de partida hacia una sociedad mas igualitaria, que ubique a las mujeres como pares de los hombres pero que además genere y asigne presupuesto a los organismos encargados de garantizar esta premisa.

La paridad servirá para oxigenar y lograr un recambio generacional.

Existirá sin dudas un antes y un después, vamos a ver mujeres encabezando listas y serán las mejores mujeres las que por mérito propio llegarán a hacerlo. Suponer que no existan mujeres capaces de lograrlo es un prejuicio antidemocrático, es poner en sospecha la capacidad de las mujeres y legitimar que todos los hombres son capaces.

El armado de las listas en las próximas elecciones no va ser difícil como se presupone porque hay muchas Mujeres que dedican su tiempo a la vida militante política y muchas con basta trayectoria, estuvieron siempre invisibilizadas y trabajando tras las sombras de alguien a quien sí le dieron el puesto.

No tener paridad política representa un retroceso, ante las tantas necesidades que tenemos, el hartazgo y repudio generalizado hacia la violencia de genero y especialmente hacia la indiferencia absoluta del Estado que se plasma en las marchas del #NiUnaMenos y en el reciente #MiraComoNosPonemos es solo una muestra de la necesidad impostergable de soluciones a la innegable desigualdad que existe entre mujeres y hombres prácticamente en todos los ámbitos de la vida social. En la Argentina cada día y medio se muere una mujer por FEMICIDIO si no trabajamos juntas/os en afianzar el rol de la justicia para que actúe con eficiencia y celeridad en casos de violencia hacia la mujer y en políticas de estado que fortalezcan las instituciones y brinden herramientas que contengan a las mujeres en riesgo no lograremos disminuir los casos de violencia seguidos de femicidios. La sociedad juega un papel fundamental porque no solo con las leyes se construyen soluciones sino también con el cambio de pensamiento patriarcal hacia un pensamiento mas equitativo e igualitario en todos los ordenes de la vida.

Muchos de los problemas que acusian la agenda misionera corresponden a problemas que afectan directamente a las mujeres y si quienes son parte del problema no son llamadas a contribuir es muy difícil que se puede solucionar.

Necesitamos mas mujeres ocupándose de los problemas de las mujeres.

Avanzar hacia esta legislación que equiparará la representación en los lugares de decisión política es un paso indispensable para caminar en una sociedad de paritaria, en la vida cotidiana y no solo en la política.

Si vivimos en un sistema representativo, republicano y federal tal como reza la constitución y las mujeres somos mas de la mitad de la población, pasar del cupo a la paridad no es otra cosa en definitiva, que fortalecer nuestra propia democracia e iniciar un camino, empezando por los institucional, hacia una sociedad de pares.

Como mujer, me alegro muchísimo de haber contribuido en mi paso legislativo con una Ley tan importante que quedara en la historia política de mi provincia.

PROYECTOS de mi autoría en relación a la temática

Ley de Paridad Política equitativa entre los géneros (50 y 50 de mujeres y hombres en las lista secuencial, alternado desde el primero hasta el ultimo en las listas para cargos legislativos)

Ley de Fiscalías temáticas especializadas (todos los casos de violencia hacia la mujer deberán ser asistidos de manera rápida en una fiscalía que funcionara exclusivamente para eso)

Ley Palabra Clave (en bares, pubs, estaciones de servicios en los baños haya un cartel con una palabra clave que pueda ser utilizada por la persona en riesgo y alertar a los encargados del lugar que se encuentra en peligro)

Adhesión a la Ley Brisa (reparación económica para niñas/os adolescentes víctimas colaterales de femicidios)

Adhesión a la Ley Micaela (capacitación obligatoria en genero para todas las personas que trabajen en los 3 poderes del estado)

Resolución Protocolo para la prevención e Intervención en situaciones de violencia laboral con perspectiva de genero.

Comunicación solicitando informe sobre niñas madres en la provincia de Misiones.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*