La reina Máxima de Holanda estuvo con su familia en los Esteros del Iberá

La reina de Holanda, la argentina Máxima Zorreguieta, pasó el fin de semana en los esteros del Iberá, con su familia. Llegó el sábado a la mañana al aeropuerto de Mercedes.

Los reyes de los Países Bajos aprovecharon una brecha de una semana exactamente en su agenda de compromisos oficiales para hacer esta escapada de incógnito: el viernes fueron los anfitriones de un almuerzo en el Palacio de Noordeinde, en la ciudad de La Haya, para 27 jóvenes que se destacaron en distintos ámbitos -arte, periodismo y medios, entretenimiento deporte-, y el próximo lunes deberán estar de regreso en Holanda ya que el martes deben realizar una visita regional por la provincia de Utretch.

Según trascendió, Máxima, su esposo, el rey Guillermo Alejandro, y sus dos hijas, estuvo en la estancia Rincón del Socorro, en Carlos Pellegrini, en el corazón de Corrientes.

Tal como sucedió con el presidente Mauricio Macri y su familia, hubo absoluta reserva sobre las actividades que realizó la familia Real en sus días de descanso en suelo correntino. Según trascendió, los Reyes de Holanda llegaron el sábado por la mañana, aterrizaron en Mercedes y de allí fueron trasladados a Estancia Rincón del Socorro, donde quedaron alojados hasta el domingo por la noche.

Zorreguieta en compañía del rey Guillermo Alejandro y sus hijas realizaron recorridas para conocer la belleza del Iberá.

Como el clima acompañó, la familia pudo recorrer los humedales y ver los animales que se encuentran en la zona de la Reserva. Al parecer, Kris Tompkins, viuda del filántropo ecologista Douglas Tomkins y reverente de la Hostería Rincón del Socorro, fue la encargada de recibir a la pareja Real.

Rincón del Socorro es parte del trabajo de conservación, que realiza la organización Conservation Land Trust. Por su característica, es una hostería única en Latinoamérica, donde se puede apreciar la vida silvestre y los animales que se encuentran en conservación.

La Reina de Holanda y su marido vacacionan habitualmente en Argentina. Es conocido que recorran el Sur argentino, esta vez decidieron descansar en los humedales correntinos durante el fin de semana, mientras que hoy llegaron a Puerto Madryn en un vuelo privado para ver las ballenas, en el mejor punto de avistaje del mundo.

Tras pasar el fin de semana -largo, para los argentinos- completo allí, se embarcaron en un vuelo al aeropuerto El Tehuelche, de Puerto Madryn. Según contaron testigos a la radio LU17 de esa ciudad, la comitiva se moviliza en esa ciudad en tres camionetas, una de ellas conducida por el mismísimo rey. Tal como pudimos saber, pasarán unos días en Península Valdés disfrutando de la naturaleza y de uno de los mejores lugares del mundo para avistar ballenas.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password