Lagier defiende al INYM: “La AFIP tiene más poder de policía, hay un carnaval de enjuague con las facturas”

A pesar de que es uno de los tres directores del INYM en representación de la producción, Jerónimo Lagier defiende al cuestionado organismo en medio de lo que el también denomina una “crisis yerbatera”.

Bisieto del fundador de Santo Pipó y productor con una chacra en esa zona, Lagier también es un historiador de esta planta y escribió el libro “La aventura de la yerba mate”, donde relata la historia de lo que alguna vez fue llamado el “oro verde”.

En un mano a mano con Economis, este experto en yeba mate explicó “la tormenta perfecta” que originó la actual crisis, donde se conjuga el bajo precio de la yerba en góndolas que viene de los años del kirchnerismo, con una guerra de precios entre dos de las empresas más fuertes y la sobreabundancia del cultivo.

También avisó que la “cupificación” se está estudiando, aunque dejó en claro que es una medida que si bien está contemplada en la ley del INYM, nunca se creó en los 15 años de historia del organismo y es tan drástica la medida que el último antecedente que recuerda es de 1966, cuando la poderosa CRYM prohibió directamente cosechar yerba.

-¿Hay crisis yerbatera?

-Hay crisis yerbatera, sí, y viene de arrastre desde los tiempos de Moreno es una crisis financiera, porque los grandes molinos tienen deudas acumuladas significativas, tuvieron un precio a salida de molino fijado por Comercio Interior que no alcanzaba para alimentar toda la cadena. Hace cuatro o cinco años que se mantiene.

-Pero hay otros factores…

-Lo que generó la tormenta perfecta es la guerra en Siria, que nos impidió seguir escurriendo mas de 25 millones de kilos por año. Siria dejó de comprar. Hoy vemos una reactivación en el territorio sirio dominado por los rusos. Otra razón es Chile, la yerba brasileña está entrando a ese mercado un dólar más barato que nosotros por kilo. De venderle el 75 por ciento de la yerba a Chile, hoy estamos en un 50 por ciento. Eso hace que la velocidad a la que se escurría la yerba de la zona productora esta mermando, entonces sobra yerba.

-¿Por qué no se pueden cumplir los precios acordados en el INYM?

-Esta sobreabundancia genera que, con el juego de la oferta y la demanda, que es como la ley de gravedad, porque no le podés escapar, para nosotros genera distorsiones en el mercado. Hay gente que paga menos precio que el precio oficial, le hace firmar al productor, lo mismo el secadero que le vende al molino. Le vende a 14 o 15 pesos la canchada, pero firma y tributa por 19,20 pesos cuyo comprobante es lo único que puede verificar el INYM y no puede ir más atrás de eso. La AFIP si, porque eso implica que atrás haya un enjuague.

-¿Qué pasa si el productor dice: “no te vendo”?

-Llevate tu yerba, y tu yerba ya la cortaste, antes de 24 horas la tenés que cosechar, y además el año que viene no te recibo, búscate otro que te compre tu yerba.

-Entonces el productor agarra el teléfono y los llama a Ustedes. INYM, acá hay un secadero que no paga el precio oficial…

-Si, pero es tu palabra contra la de él, y además el año que viene olvídate de que te compre yerba. El INYM tiene límites legales para controlar ciertas cosas, nosotros presentamos cambios a la ley que consideramos urgentes, entre esos cambios está darle mas poder de policía al INYM, hoy lo único que podemos ver es la recepción en mostrador, que haya firmado conforme el productor el precio oficial.  AFIP y Rentas si pueden controlar, hay empresas que deben tener un carnaval de enjuagues para controlar el desastre que están generando. Vino Urriza (subsecretario de Agricultura de la Nación) y le pedimos mayor compromiso de AFIP para controlar esas cosas, los volúmenes que manejan es indibujable.

-Ante esto los productores piden la cupificación de la yerba, pero parece haber resistencias del INYM a implementar esto.

-El otro tema es la cupificación, como se hacia con la CRYM (Comisión Reguladora de la Yerba Mate, un ente estatal con gran poder financiero que reguló los precios durante las décadas del 40 al 60). La ley nos da tres herramientas, la prohibición temporaria de plantaciones, impacta recién en cuatro años; otra es una prohibición parcial de cosecha, cosechá el 80 de tu yerbal; y la tercera es modificar el calendario de cosecha. Está en el artículo 9.

-¿Hace mucho que no se implementa?

-Nunca se implementó la cupificación desde que existe el INYM.

-¿Por qué nunca? Si hubo otros momentos de crisis parecidos a este en estos últimos años…

-Si, el tema es cómo técnicamente detectás que hay un desequilibrio entre oferta y demanda. Hoy el stock de yerba mate canchada es de 10.5 meses, el punto de equilibrio es de 8 y 9 meses de stock, no estamos tan lejos. Cuando la CRYM prohibió en el año 1966 tenían más de dos cosechas (de sobra). Se prohibió cosechar una sola hoja de yerba. Había dos años de stock, si no cosechabas más podías seguir vendiendo por dos años, hoy estamos en 10 meses y medio.

-Pero por qué hay resistencia del INYM…

-Nosotros lo que pedimos es discutir no si se va a cupificar o no, sino cómo se va a cupificar.

-El INYM probó ser ineficiente para hacer cumplir el precio. Algunos dicen  ¿Por qué no eliminamos el INYM y repartimos la plata de la estampilla entre los productores?

-El INYM recauda 130 millones de pesos por año, dividido por 17.000 productores (toma la calculadora), te da 7647 pesos. No es nada. Son tres bidones de round-up. Además lo del INYM no es cuestión de precios, es un desarrollo complejo a nivel interesante, transformación tecnológica de secaderos, yerba salud, la ayuda a productores, hay un montón de productores que se llevan dinero. Nos llevábamos a las patadas con el kirchnerismo, nos miraban con lupa para sacarnos el presupuesto, pero no hubo caso. Nos audita la AGN, tenemos todo tipo de controles y nunca pudieron hacernos nada.

-El precio de la yerba en las góndolas sigue muy “pisado” en un país donde todo aumenta. Pero cambió el Gobierno y el actual dice, “el gas vale más, la electriciad también, hay que pagarlo”. ¿Qué pasa con el precio de la yerba?

-Es oferta y demanda. Hay una guerra de precios entre dos empresas, una empresa enorme que tiene mas de 400 productos, la yerba debe ser el 0.5 de su facturación y quiere subir en su participación de mercado tira los precios debajo de manera escandalosa y se embarra la cancha, la otra es la líder que compite con esta.

-¿Qué proponen, entonces?

-Desde la producción estamos tratando de morigerar la oferta a través de la cupificación. Desde el INYM, aumentar la demanda del producto elaborado, es un trabajo que se viene haciendo desde hace muchos años. El mercado argentino está maduro. Por eso buscamos mercados afuera.

-¿Pero eso no lo tienen que hacer las grandes empresas yerbateras, que tienen departamentos de comercio exterior, pueden ir a las ferias sin necesidad que el INYM los lleve de la mano?

-Las grandes marcas piensan solo en contenedores, los nichos no los atacan. El año pasado intentamos generar un curso de comercio exterior para pymes yerbateras y no se anotó nadie, hay problemas estructurales que tenemos que resolver también. También hay trabajos de gran impacto, con el Conicet, con yerba mate y salud.

Martin Boerr

 

El lunes un grupo de productores se reunió a protestar frente al INYM. Algunos llevaban un escrito donde reclamaban la renuncia del directorio. Laggier salió a atenderlos, el diálogo fue por momentos tenso, sobre todo teniendo en cuenta que es el director que los representa. “Hay intereses políticos”, dice Lagier. “Yo era el único director presente ese día y los que fueron sabían que no iba a haber nadie ahí, yo estaba de casualidad”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password