Las cinco claves económicas de la semana que pasó: turismo por el Paraná y la delicada decisión del intendente Losada

A continuación, repasamos cinco noticias económicas de impacto nacional y local en la semana que concluyó ayer:

  1. Recuperando el potencial turístico del río Paraná. Hasta la década del 60, cuando no había carreteras desarrolladas, eran comunes los cruceros de turistas por el río, que remontaban el Alto Paraná buscando llegar a las Cataratas. Toda una aventura. El miércoles se dio otro paso para reflotar ese turismo fluvial con el lanzamiento de la construcción de dos muelles turísticos, uno en Santa Ana (Parque La Cruz) y otro en San Ignacio (Ruinas Jesuíticas). Hay una empresa, llamada Quasar Expeditions, que empezaría a operar el año próximo, dijo a Economis el ministro de Turismo, Gustavo Santos. El funcionario está embaladísimo con ese proyecto, que incluye a todo el río. Pero especialmente quiere revitalizar el Alto Paraná, el tramo que baña las costas de nuestra provincia. Arrancando desde Ituzaingó (el 25 de septiembre lanzan dos puertos, uno en Ituzaingó y otro en Itai Baté). Con la enorme demanda que hay cada fin de semana largo en el turismo de escapadas, y la búsqueda de nuevas aventuras, la idea tiene un potencial enorme.
  2. ¿Aguinaldos o ciudad limpia? Algunos insisten en analizar los discursos y las supuestas ideologías de los gobernantes, pero la verdad es que de un tiempo a esta parte, gobernar no es otra cosa que administrar recursos. Gasto en esto, y dejo de poner plata en aquello. Esta semana quedó en evidencia la dolorosa decisión que tuvo que tomar Joaquín Losada, el intendente posadeño.                                                      Él mismo la dejó al descubierto el martes cuando presentó los seis nuevos camiones para el servicio de recolección de residuos: o pagaba los aguinaldos o ponía más plata para garantizar el servicio de recolección de basura. Es decir: o se compraba un “piquete” de sus propios empleados o cerraba los ojos, apretaba los dientes y rezaba para que el pequeño “default” en la prestación del servicio más básico que da la municipalidad, pasara lo más desapercibido posible. Una cosa a favor de Losada. La Municipalidad de Posadas podrá tener muchos más empleados de los que necesita, pero lo mismo pasa en Resistencia, Formosa, Corrientes o cualquier otra municipalidad del país, incluyendo CABA. Al final, quedó en evidencia que Losada tuvo que elegir, sobre todo en diciembre-enero y junio-julio, como él mismo admitió. O pagaba los aguinaldos, o ponía el dinero extra para bancar un servicio que está siempre al borde de colapsar. Son 15 camiones que recorren cada uno 400kms por día (ahora serán 21). Los dos más nuevitos tenían casi medio millón de kilómetros. Pero después de las PASO -y la derrota en la capital- apareció el dinero y los seis camiones Mercedes Benz nuevos parecen garantizar que por el momento no habrá contratiempos ni habrá que elegir: ¿Aquinaldos o recolección de la basura?
  3.  Brotecitos en Misiones. La reactivación -suave, es cierto- de la economía ya casi no se discute a nivel nacional. Pero, qué pasa en una provincia como Misiones jaqueada por las asimetrías. Economis adelantó ya hace tiempo que la economía local tenía un gran “brote” verde y era la recuperación real de la Coparticipación desde febrero para acá mes a mes, en forma sostenida. No es otra cosa que el principal ingreso del Estado misionero. Esta semana se conoció otro brote verde. El empleo creció en el mes de mayo en 2500 puestos, según una encuesta del Ministerio de Trabajo de la Nación. En total, son 109.700 puestos registrados versus 107.200 en el mismo mes del año anterior. Acá se incluye el sector privado formal. Es decir, no se computan los que trabajan en la informalidad. Incluso en Posadas se advierte desde hace un tiempo que están abriendo locales en el centro. Aprovechando cierta baja de costos, también. En especial, de los alquileres.
  4. Brotecitos en Misiones II. El titular de Amayadap, Cristian Gruber, dijo esta semana que se está experimentando una leve reactivación en el sector maderero en esta parte del año y que espera, de acá a diciembre, que continúe esta recuperación suave. No es para tirar manteca al techo, pero una cosa está clara. Las cosas dejaron de empeorar. Nadie vislumbra un boom. Pero una cosa es estar retrocediendo cada mes y ver un futuro negro. Y otra cosa, sentir que peor no se va a estar y las cosas, incluso, empiezan a mejorar un poco en términos generales. La economía es tan psicológica, que el efecto, incluso, puede retroalimentarse. Es decir, cierto optimismo, contagia a tomar decisiones, comprar, invertir, etc. Y la pelota va creciendo…
  5. Una última buena noticia. La recaudación tributaria de agosto ascendió a $221.275 millones, lo que significa un 33,5% de crecimiento por sobre la inflación interanual del 21%. Impulsada por los impuestos ligados al consumo interno. “La actividad económica se está recuperando, y (la evolución de) la recaudación tributaria coincide con los datos que viene dando el Indec”, informó Alberto Abad, Director de la Administración Federal de Ingresos Públicas (AFIP), al dar a conocer las cifras a los medios de prensa.Durante agosto, la recaudación del IVA creció 37,5% a poco más de $ 68.900 millones de pesos, con alzas interanuales del 80% en lo que respecta a los pagos del sector de la Construcción, del 48% en Agricultura, 40% Actividad Fabril, y 39 % en Comercio, entre otros.En este espacio solo intentamos relatar lo que vemos, lo que observamos, sin hacer una lectura política. Ahora bien. Vamos a tratar de poner todo esto en un contexto. Macri llegó a las PASO con una economía muy opinada en materia de reactivación. Y así y todo tuvo un resultado que lo fortaleció, más allá de si ganó o no en Provincia de Buenos Aires o cuántos no votaron por Cambiemos. Hasta ahora el argumento del kirchnerismo pareció sostenerse en “el ajuste” económico y “frenar a Macri”. La recesión y el desempleo. Pero ese discurso pierde fuerza con una economía que empieza a tener dinámica. No porque Argentina sea un país que solucionó sus problemas, eso que quede bien claro. De acá a octubre, el discurso se va a invertir. Los macristas van a hablar de economía y los brotes verdes. Y es de esperar que el kirchnerismo o la oposición elijan un discurso más político (lo vemos con Santiago Maldonado). De todas formas, en uno u otro lado de la grieta, lo que siguen faltando son propuestas concretas para un país que todavía necesita de todo para mejorar en serio…

 

Por Martin Boerr

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password