Madre e hijos obereños lideran la producción de girgolas en la Capital del Monte

En los últimos tiempos, los hongos comestibles fueron ganando protagonismo en la gastronomía misionera. Desde hongos silvestres, hasta el cultivo de girgolas para el consumo doméstico, cada vez hay más adeptos a este ingrediente que surge del reino fungi.

En la ciudad de Oberá, una mujer llamada Mirta Argüello juntó a sus hijos, Pablo y David Gómez, con la idea de emprender en algo que les sirviera para generar un ingreso extra a la economía doméstica. Los tres tenían intenciones de iniciar algún proyecto productivo, pero no tenían del todo seguro el rumbo a tomar. Hasta que fue la inclinación David por la agricultura hidropónica y el cultivo de hortalizas y frutas, la que les indicó el camino a seguir.

“Mi hermano David había tomado varios cursos de agro ecología y fue quien encontró la alternativa de la producción de hongos comestibles”, explicó Pablo. A partir de esto, empezaron a desarrollar la actividad, enfocados en la producción de girgolas. “Nos capacitamos con el fomento que hizo el Instituto Misionero de Biodiversidad (IMiBio), quienes brindaron talleres, trajeron productores de todo el país y bueno, a partir de eso empezamos a experimentar”, recordó.

Esto fue el inicio de María Bárbara, quien fuera la abuela paterna de los chicos y propietaria de la casa que utilizaron para iniciar el cultivo y donde actualmente funciona la empresa familiar. “Mi abuela era un inmigrante paraguaya que vino a la Argentina en busca de un mejor futuro para ella y sus dos hijos, a través del trabajo, es por eso que la honramos con este emprendimiento, usando su nombre”, explicó.

Al principio no fue fácil, Mirta era ama de casa, David estudiante avanzado de Ingeniería Electrónica y Pablo estudiante de Ingeniería Industrial con una pasantía vigente en la empresa Papel Misionero. No obstante, una vez que surgió la posibilidad de emprender, cada uno no dudó en poner en pausa sus actividades para dedicarse de lleno al proyecto que los unía.

Sin embargo, se tomaron el objetivo con determinación y paciencia. Paso a paso, semana tras semana, hasta que luego de cinco meses sintieron que le agarraron la mano al cultivo y en marzo del 2020, justo antes de empezar la pandemia, lanzaron al mercado los primeros productos: girgolas frescas.

A partir de este lanzamiento, la producción fue en aumento, acondicionaron de mejor manera las instalaciones, para optimizar la producción y ampliaron la propuesta, con un agregado de valor. Generaron a granel, también incorporaron a la propuesta girgolas deshidratadas, conservas, al escabeche, en vinagre y especias gourmet con base de los hongos comestibles para condimentar y dar sabor a las comidas.

La propuesta no tardó en rendir sus frutos, en la actualidad están presentes todos los sábados en la Feria Franca de Oberá, con su propuesta, a la que suman milanesas y sorrentinos de su producto estrella. También, cada dos semanas, hacen reparto a domicilio en Posadas y, también cada dos semanas, acercan sus produccionesa Campo Grande, Aristóbulo del Valle, Ruiz de Montoya, Jardín América y Puerto Rico. Además, lograron instalarse en algunas fruterías, verdulerías y supermercados locales.

Capacitaciones

Ya establecidos en el mercado, vieron que existía la posibilidad de divulgar y fomentar la producción de hongos comestibles en la zona. “Brindamos capacitaciones y asesoramientos a emprendedores y productores de la chacra que quieren diversificar su actividad productiva. Nosotros estamos abiertos a trabajar en conjunto, a que le sea más ameno ese desafío de comenzar con una nueva producción”, explicó Pablo.

En la última semana, brindaron un taller en sus instalaciones que duró tres jornadas. Los primeros dos días fueron capacitaciones teóricas, además de una mesa de diálogo con productores de la zona y el tercer día recibieron a los asistentes del curso a su unidad productiva, para que vean las instalaciones, como producen y, de paso, realizaron una práctica de preparación de sustrato y de siembra.

El evento contó con participación de productores de Asunción, Paraguay, Rosario, Resistencia, Ituzaingó, Candelaria e Iguazú. “Fue una actividad enriquecedora, donde hablamos de cómo cultivar, como producir y también generando alianzas para cumplir todos nuestros objetivos”, culminó Pablo.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password