Misiones recuperó estudiantes fuera del sistema y hay una mejora en la trayectoria escolar

Las crisis son, al mismo tiempo, oportunidades. La pandemia profundizó un problema acuciante del sistema educativo y obligó a agudizar el ingenio para encontrar la solución. Y después de un año que obligaba al pesimismo, los resultados son sorprendentemente alentadores: hay más chicos cursando la escuela secundaria y en el trayecto, hay mejores indicadores de aprendizaje.

El ministerio de Educación puso en marcha un programa de revinculación con los jóvenes que abandonaron la escuela y al mismo tiempo, hizo su propia -primera- evaluación de calidad educativa, cuyos datos se darán a conocer en los próximos días después de una validación externa que está en pleno proceso. 

El año pasado, el primero de la pandemia, había 98.804 estudiantes en la escuela secundaria. Ahora están dentro del sistema, 99.362 estudiantes, con una diferencia de 1.278.

Había 37.200 estudiantes con vinculación y evaluación suficiente. Ahora hay, en ese mismo escenario, 55.239. Eso quiere decir que hay más estudiantes con promoción asegurada, con un aumento significativo en la escuela pública -12.456-. En total 18.039 estudiantes mejoraron en forma significativa sus trayectorias. 

Como contraste, hay 10.349 estudiantes que mejoraron sus trayectorias, pero tienen riesgo de no promoción, repitencia alta o abandono.

El dato saliente es que en 2020 había 5500 chicos con vinculación nula o no evaluados. Ahora 2.240 reingresaron al sistema de forma efectiva. 

Los datos fueron dados a conocer por el ministro de Educación, Miguel Sedoff y la subsecretaria Cielo Linares. Ambos anticiparon que el programa de búsqueda casa por casa seguirá más allá de la pandemia y también que la evaluación de calidad se sostendrá en el tiempo para conocer en tiempo real dónde hay que poner énfasis para mejorar aprendizajes. La evaluación interna, en 50 escuelas primarias y secundarias, no tiene la orientación PISA ni del Operativo Nacional de Evaluación, que establecen una suerte de ránkings, sino que debe servir para establecer un mapa de prioridades. De todos modos, los datos se harán públicos, aunque se avizora que algunos pueden ser negativos, por el impacto de la pandemia.

También hay otros datos en los que se pondrá el foco. El embarazo adolescente, por ejemplo, no se reduce, aunque ahora se registran menos abandonos de las jóvenes. Otro elemento saliente con el que hay que lidiar es el económico. La evasión de la soja a través de las fronteras del Alto Uruguay no sólo es un problema económico y tributario, sino con un alto impacto en la educación. Los abandonos en esa zona se dan con el argumento de ir a hombrear bolsas en los puertos clandestinos: gana cinco mil pesos diarios. Bastante más que el docente que los está esperando en el aula. 

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password