Misiones, teñida de té amarillo

Compartí esta noticia !

Cuando se habla de producción en la provincia, uno de los temas a tener como punta de lanza es, indudablemente, la yerba mate. Sin embargo, el té supo abrirse camino entre tantos yerbales, a tal punto de comenzar a ampliar sus horizontes con una característica que lo hace único en el mercado. 

Desde la zona de Oberá, comenzó a producirse té, pero no el negro ni el verde, de los más conocidos, sino el amarillo. Esta plantación particular posiciona a Misiones como la única región de Latinoamérica que produce té amarillo, y uno de los pocos del mundo. De hecho, en China hay no más de diez productores que se dedican a este cultivo. La propia experiencia misionera es pequeña pero pujante y abre el panorama para extenderse en el mercado del té. 

Esta versión amarilla de la infusión, goza de un sabor más dulce que sus primos rojos, negros o verde, y volviendo al plano productivo mundial, más del 90% de este cultivo de manera habitual se ubica en China. La producción tuvo una férrea relación con las familias gobernantes en la etapa imperial y las clases altas de la época, inclusive es considerada como el “té de las cinco dinastías”.

El ejemplo del trabajo que se está realizando en Misiones con la plantación de té amarillo es una muestra más del proceso de diversificación productiva y del valor agregado, incorporándose al gran sector tealero provincial. Justo cuando se cumplen 100 años de la primera plantación de té que tuvo la tierra colorada, precisamente en la localidad de Tres Capones, siendo reconocida por Nación en ese momento, y resguardando gran parte de la producción, no solo en el país, sino en la región.

Te puede Interesar  Basavilbaso recorrió Misiones y habló de una nueva oficina de Anses para Iguazú

Gran parte del té elaborado en Misiones, comercializado en saquitos, en hebras y a granel, termina en el mercado estadounidense. Allí, no termina en tazas, por lo general, ni se toma con la exactitud de las 17, como en Inglaterra, sino más bien en un vaso largo y con mucho hielo. Es justamente el té misionero, la materia prima principal para elaborar el famoso té helado de Long Island. Esta bebida, nacida en la cuenca del Mississippi, se extendió por todo Estados Unidos y es uno de los aperitivos por excelencia en el menú de este país. Dicho trago suele utilizar al té producido en Misiones como el ingrediente principal. 

Luego de esto, es posible comenzar a pensar en una producción pujante y diversificada en otros ámbitos. La provincia, en este sentido, tiene a una yerba mate fortificada en el comercio tradicional, potenciada por el contexto futbolístico mundial y buscando nuevos mercados en donde posicionarse. En este sentido, Bangladesh, India y Arabia Saudita con los países apuntados en donde la yerba mate busca ingresar, pensando en la generación de hábitos de consumo, arraigados en la práctica cultural. 

Dicho esto, ¿el té amarillo puede tener el mismo camino? Difícil es pensar en la competencia directa con un país con una tradición milenaria como China, de consumo como India o Gran Bretaña, sin embargo, el paulatino posicionamiento de esta infusión con el característico cultivo puede arrancar en Misiones para expandirse a los mercados cercanos, entendiendo lo inusitado que es. 

Asimismo, este puede ser el punto de partida para que esta producción se expanda o inclusive sea imitada por otras regiones de América Latina, en la justa medida que tengan las condiciones necesarias para el cultivo. 

Te puede Interesar  Lo que dejó el Presidente: Ahora es el propio Macri el que quiere desregular el mercado yerbatero

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin