Otro escándalo narco involucra a la Policía de Corrientes

Un fiscal de la Justicia correntina reveló hoy que policías provinciales están involucrados en la venta de marihuana, en un nuevo escándalo por narcotráfico que sacude a la fuerza de seguridad del gobernador Ricardo Colombi en Corrientes y que sucedió en la ciudad de Mercedes. El hecho ya es investigado de oficio por la Justicia Federal de Paso de los Libres, luego del caso de Itatí que terminó con la detención de un comisario y tres efectivos de esa fuerza provincial por presencia de drogas en una comisaría.
Es el fiscal de Instrucción de Mercedes, Adrián Aurelio Casarrubia, quien confirmó que se investiga por connivencia con vendedores de droga, comercio llamado menudeo, a un comisario de la Policía provincial y a dos cabos que hasta el martes pasado cumplían servicio en la comisaría primera de esa localidad y que luego fueron trasladados a otras dependencias.
Según publicó este jueves el diario Norte de Corrientes, el fiscal dijo -en diálogo con ese matutino- que los hechos mostrarían que los policías investigados “cometían actos de protección a pequeños narcos que operan en la ciudad de Mercedes”, es decir, “amparando a narcotraficantes”.
Este escándalo surgió cuando un cabo de policía se habría presentado a principios de marzo ante de la fiscalía de Casarrubia y denunció al comisario Marcos Daniel Toledo y a los agentes de apellido Insaurralde y Gómez.
Pero esta denuncia derivó en otro hecho que podría complicar la situación del fiscal porque este funcionario judicial de la Provincia, antes de que se inicie una investigación en la Justicia federal con datos reservados, firmó un expediente administrativo con el que avisó a la Jefatura de Policía de Corrientes que en la fuerza de seguridad habría agentes involucrados con el narcotráfico.
Fuentes judiciales indicaron que ese anticipado aviso del fiscal a la Jefatura de Policía pudo haber entorpecido una investigación judicial federal, con un posible encubrimiento de los efectivos investigados que, al momento, no fueron detenidos y, llamativamente, continúan cumpliendo funciones en comisarías de otras localidades.
En ese sentido, el fiscal Casarrubia se defendió este jueves al sostener que “ya puse en conocimiento a la jueza”, en relación a la magistrada provincial, Margarita Stella López Rivadeneira, y que promovió una denuncia contra los acusados por delitos de “incumplimiento de los deberes de funcionario público y cohecho agravado”, al tiempo que presume pago de coimas entre los policías y los narcos.
Sin embargo, el caso tendría que haber sido girado de inmediato, y sin previo aviso a la Jefatura de Policía, al juzgado federal de Paso de los Libres por tratarse de un delito complejo como es el de la venta de estupefaciente.
Fuentes judiciales confirmaron este jueves a Noticias Argentinas que la fiscalía de Paso de los Libres inició una investigación de oficio esta semana cuando el escándalo fue publicado por el diario local 1588, pero aseguraron que por parte de la Justicia correntina aún no habían recibido ninguna información.
La continuidad en la fuerza de los policías denunciados depende de la Jefatura correntina, que está bajo la órbita del ministerio de Seguridad de Corrientes, en la gestión del gobernador Ricardo Colombi.
Ahora, se espera en Corrientes que la Justicia federal de Paso de los Libres avance con las primeras actuaciones de oficio y no se descarta una citación a declaración indagatoria de los policías involucrados.
Así, Corrientes vuelve a tener otros escándalo por supuesta complicidad de la policía provincial con bandas de narcotraficantes, luego del caso de la ciudad de Itatí, donde el comisario local y dos efectivos cayeron detenidos hace un mes en la causa que lleva adelante el juez Federal N°12, Sergio Torres.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password