Para eludir al “cepo”, en Posadas ahora surgió el “dólar paraguayo”, un intermedio entre el dólar oficial y el “blue”

A medida que se acercan las elecciones del domingo 27 de octubre, la demanda por dólares crece y eso se pudo ver esta semana en las casas de cambio de Posadas, cada vez más repletas de gente haciendo cola.

La jornada cerró con una cotización de 64 pesos en las pizarras para los compradores que van a la ventanilla, muchos de ellos del vecino país. Y otro valor, de 62,50 pesos, para las compras en las mismas agencias pero vía transferencia desde una cuenta en pesos. Se podría hablar de la cotización de un “dolar paraguayo” (el de ventanilla) y un dólar oficial (el que se adquiere vía transferencia).

El “dólar paraguayo” sería un intermedio entre el oficial y el “blue”, ya que los que compran cumplen con la normativa, pero lo hacen por cuenta y orden de otros (aportando su DNI), con lo cual termina siendo una elusión legal al cepo.

Hoy en Posadas el dólar “paraguayo” cerró en 64 pesos. El dólar blue terminó en 67,50 pesos (pero no se conseguía), mientras que el dólar transferencia en las mismas casas de cambio estaba en $62.50. En Buenos Aires, en las casas de cambio de la city porteña el billete se vendía a 60 pesos.

Día de la Lealtad. ¿Alquien vio un dólar?

Hoy jueves , la afluencia superó claramente a los anteriores cuatro días de la semana. Una ironía: justo un 17 de octubre, que conmemora la lealtad hacia Perón, aquel líder que alguna vez dijo: ¿Alguien vio, alguna vez, un dólar? La pura verdad era que hoy en Posadas había dólares, pero eran pocos y muchos los que los querían.

El valor de 64 pesos en las pizarras, con un diferencial de 4 pesos respecto a las casas de cambio de la city porteña, es un indicador certero de la fuerte demanda por billetes verdes que volvió a la ciudad, tras varios meses de calma. Antes de las PASO y el cepo, el dólar acá se vendía igual o más barato que en el microcentro de Buenos Aires. Y no había colas en las agencias.

La demanda está impulsada por compradores paraguayos (en rigor, coleros de ambas nacionalidades) y también por compradores locales que buscan atesorar para cubrirse, incluyendo también a aquellos posadeños que necesitan divisas para sus vacaciones.

“Es una mezcla de todo, hay compra de dólares para reponer con los pesos que dejaron los argentinos en Encarnación, una demanda que mermó es cierto, pero también hay atesoramiento, y también compra de dólares para cubrirse”, explicó a Economis, un operador del mercado que trabaja en el interior.

¿Se endurece el “cepo”?

A esto hay que agregarle la sensación cada vez más extendida de que en cualquier momento el Banco Central va a tener que endurecer el cepo cambiario, dificultando aún más el acceso a los billetes verdes. Hoy mismo el ministro Hernán Lacunza salió a desmentir dicha medida.

¿Pero cuántas veces durante una crisis un ministro desmiente lo que días después se concreta con una medida impuesta por las necesidades?

Cepo no tan light, hasta u$s1000

Una recorrida por las colas de las casas de cambio durante toda la semana, permitió comprobar que la demanda va creciendo a medida que se acercan las elecciones presidenciales.

Además, hay que tener un cuenta un dato no tan conocido. Las casas de cambio de la ciudad venden solamente hasta 1.000 dólares por cada persona que va a la ventanilla con sus pesos. Un límite que, encima, algunas agencias restringieron a tan sólo 700 dólares por persona.

En cambio si es a través de transferencia bancaria, las casas de cambio venden hasta u$s10.000 por persona y por mes. Pero claro, la mayoría trabaja con compradores del vecino país sin cajas de ahorro en pesos.

Hoy la cotización del dólar para la compra cerró a 64 pesos para adquirir en ventanilla y a $62,50 para comprar vía transferencia.

Esto generó desde hace unos días que los “coleros” recorran las tres casas de cambio de la ciudad (Mazza, MaguiExpress y Dos Arroyos), intentando comprar 1.000 en cada una de las entidades, algo que no es posible porque ingresan en el sistema automáticamente que informa que ese individuo ya llegó al límite máximo por mes.

Sin dólares en el circuito informal

En tanto, en el circuito informal el dólar “blue” arrancó con una cotización de 3 pesos por encima del dólar oficial, pero después fue subiendo. Lo más importante es que las “cuevas” se quedaron sin dólares para vender y hacia la tarde el precio de referencia rondaba los 68 pesos. Aunque era difícil incluso conseguir a ese valor.

La brecha entre el dólar oficial y el dólar “blue” se acrecentó. También lo hizo la brecha entre el dólar en pizarras de Posadas y la “city” porteña.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password