Para Risko se están encendiendo las alarmas como en la crisis del 2001

Mediante un pedido de informes, la diputada nacional Silvia Risko reclamó que las  autoridades del ministerio de Agroindustria, la secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca, y el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), den explicaciones “sobre la situación de la actividad yerbatera” por la “crisis y conflicto” que se vive en el sector, y destacó el incumplimiento de la ley N° 25564 y su decreto reglamentario 1240/2002.

 

Entre sus fundamentos, la legisladora recordó la crisis que se desató durante el gobierno de Fernando De la Rúa: “A los tareferos, que son la base de la pirámide de la producción, se les está pagando con vales para que los canjeen en determinados almacenes y supermercados. Esa situación ya se vivió hace muchos años y poco después el país se inundó de las cuasimonedas durante la crisis económica e institucional que estalló en 2001. Todo indica que una vez más se están encendido las alarmas”.

 

Risko describió el actual panorama y como una crisis que ya fue anunciada, pero “no fue atendida desde el ministerio de Agricultura de la Nación”. Desde hace meses que los diferentes actores que conforman la cadena de la producción de la yerba mate vienen advirtiendo la crisis que se puede desatar en ese sector productivo como consecuencia de la caída de la exportación y la sobre producción de la materia prima. A esa alertada situación, se suma los ya conocidos incumplimientos de los valores vigentes del precio de la producción de yerba mate y los excesivo plazos para el pago.

 

“Frente a éste alarmante panorama, cómo podemos comenzar el debate de los nuevos precios de la yerba mate. Será imposible tener el 31 de marzo los precios actualizados si no se resuelven los problemas de base”, escribió Risko en su pedido de informes.

 

También describe que “en la actualidad el precio del kilo de la hoja verde es de 5,10 pesos y 19,20 pesos para la materia semielaborada, lo que se conoce como canchada. Pero todos los integrantes de la cadena de producción saben perfectamente que esos valores no se cumplen porque no hay un debido control. Hoy hay productores a los que se les paga 3 pesos por kilo y los tareferos directamente reciben monedas. Entonces nos preguntamos cómo puede ser que en algunos supermercados el kilo de yerba se esté pagando hasta 55 pesos”.

 

Por otra parte, aprovechó para reclamar que el salario de los tareferos sea definido antes de la fijación del precio de la yerba mate, a fin de que los mismos se incluyan actualizados en los estudios de costos.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password