Pensar en verde: Nación reconoce la deuda ambiental con Misiones

Compartí esta noticia !

“La Argentina tiene que reconocerle a Misiones el cuidado que hace de los pulmones por los que nosotros respiramos un mejor aire”. La frase del presidente Alberto Fernández reconoce, una vez más, el enorme esfuerzo que hace Misiones para cuidar la biodiversidad y el costo que ello conlleva, no solo de mantenimiento, sino de renta perdida al frenar la expansión de las fronteras agrícolas. 

Misiones desde hace tiempo que exige más que retórica. Le puso un precio a la compensación que exige de la Nación: 126 mil millones de pesos y en paralelo, busca opciones para plantarse ante el mundo y darle un valor económico al cuidado de la segunda biodiversidad más grande de América detrás del Amazonas. 

Junto al Presidente estaba el ministro de Ambiente, Juan Cabandié, impulsor de una estrategia para convencer al Fondo Monetario Internacional que contemple una reducción de la deuda a cambio de impulsar energías limpias.

En línea con lo que piensa la propia Kristalina Georgieva, Argentina quiere proponerle al FMI deducir del monto total de la deuda, una cuota parte que se destine a financiar medidas de implementación hacia la transición energética.

La deuda con el organismo suma más de 45 mil millones de dólares. Lo que se propone es que el Estado argentino invierta 10 mil millones en energías renovables y que ese gasto se descuente de la deuda total con el organismo.

Pero esa estrategia no es la que más le conviene a Misiones, relegada en el reparto de recursos. Cabandié apunta a “generar” energías renovables. Misiones ya tiene un bien cuyo valor radica en que no sea intervenido. 

Te puede Interesar  El Gobierno coordina respuestas ante la ola de calor

Sin embargo, el propio ministerio de Ambiente le puso precio al valor de la conservación: 34.608.451.682 dólares.

Según los datos de Ambiente, Misiones tiene 1.500.000 hectáreas de bosque subtropical, con un valor de referencia de 6.947 dólares, lo que equivale a 10.420.060.812 dólares. 

También conserva 127.300 hectáreas de humedales a un valor individual de 180.927 dólares la hectárea, lo que equivale a más de 23 mil millones de dólares.

Con esos datos oficiales, Misiones requiere algo más que discursos. 

Por eso Misiones piensa en la emisión propia de un Certificado Verde, que se pueda vender en mercados voluntarios u obligatorios. Los voluntarios son ofrecidos a empresas u ONGs que quieran invertir en el cuidado del ambiente. Los obligatorios, son de empresas contaminantes, obligados por el protocolo de Kyoto. 

Misiones avanza a paso firme con con el “Programa Misionero de Innovación Financiera con Tecnología Blockchain y Criptomoneda”.

Se entiende por Certificado Verde al documento que “avala los beneficios tangibles e intangibles generados por los servicios ecosistémicos, producto del límite a la explotación económica del suelo misionero en términos de la preservación de la biodiversidad.” 

La validación del Certificado Verde se realiza mediante tecnología blockchain garantizando la “trazabilidad, seguridad y transparencia de los procesos y controles”.

El objetivo del Certificado Verde es incentivar a las empresas a que participen a través de sus políticas de responsabilidad social y de sus compromisos ambientales a que ayuden a sostener, preservar, conservar y proteger a las reservas naturales y a la biodiversidad a través de la compra de bonos verdes que serán emitidos por bancos, gobiernos y empresas.

Estos fondos serán utilizados exclusivamente a financiar proyectos que ayuden a revertir el cambio climático y contribuyan valor a sus recursos naturales. 

Te puede Interesar  ¿Criptomonedas para ayudar a custodiar la biodiversidad misionera?

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin