Plastimadera: una propuesta para la industrialización de los plásticos reciclados de Misiones

Según la Organización de las Naciones Unidas anualmente se producen más de 400 millones de toneladas de plástico en el mundo y apenas el nueve por ciento de los desperdicios de esta naturaleza son reciclados. Sólo en Argentina, se estima que una persona produce 55 kilos de plástico por año y la mayoría termina en basureros municipales, arroyos, lagos, ríos y hasta en el mar, donde la acumulación de estos residuos es tal, que se llegan a generar islas plásticas.

Por ello, un grupo de profesionales de Posadas decidió impulsar Plastinea SAS, una iniciativa empresarial que busca reciclar este material y reutilizarlo en Misiones, a través de la construcción de plastimadera. La plastimadera es un elemento que reemplazaría a otros materiales, como el metal o la madera, para la construcción de mobiliario de interiores y exteriores, gracias a su gran resistencia a la intemperie.

Mariela Romero es una de las socias fundadoras de Plastinea SAS e impulsora de esta propuesta que busca revolucionar el consumo y la reutilización del plástico, que, en los últimos años, despertó una fuerte preocupación por el efecto contaminante que tiene para el medioambiente. “Plastinea nace como una inquietud, de la observación de nuestro espacio, nuestro entorno, donde detecté que estábamos rodeados de plásticos, todo era plástico”, reflexionó.

Mariela es abogada especialista en Derecho Ambiental, por lo que su preocupación y ocupación en la temática siempre estuvo vigente y el momento clave para emprender fue un día en el que recorría la costanera de Posadas y observó que en el río flotaban botellas de plástico. “Pensé: ¿Qué puedo hacer con esto, qué se puede hacer con toda esta basura que nos rodea y como puede ser que no se haga nada, que no se recicle y que todo termine enterrado en terrenos sanitarios?”.

La inquietud la llevó a decidir que era momento de emprender en algo que generara un impacto inmediato, que sirviera para mitigar esa contaminación por la cantidad de plástico que no se reutiliza y que, en muchos casos, siquiera se recicla.

“Empecé a averiguar, a indagar qué se podía hacer con el plástico, qué se estaba haciendo en el país y también me di cuenta que en Misiones no había industrias del reciclado. Que acá se acopiaba y se enviaba a los grandes centros de reciclado que están en Buenos Aires, Santa Fe, todo de modo rudimentario”, detalló.

Además agregó que, si bien se reutiliza mucho de este material en algunas fiestas provinciales, eso genera aún más residuos por la utilización de pinturas que son tóxicas. “Es más difícil recuperar ese tipo de plásticos y algunas veces es hasta imposible”, apuntó.

“Así que surgió como esa inquietud y esa necesidad de hacer algo por el ambiente y viendo las falencias que había en Misiones, que es la falta de industrias de reciclado”, explicó.

Plastinea SAS (Sociedad por Acciones Simplificadas) es un emprendimiento familiar que está en etapa de idea de negocio, por lo que se encuentran en el inicio de un recorrido que, esperan, genere un impacto positivo y de gran escala en el cuidado del medioambiente y de la biodiversidad. “Somos cuatro socios actualmente, esperamos poder adquirir algunas máquinas que son necesarias para la producción a gran escala del producto y así, apenas tengamos eso, emplear a alrededor de 40 personas en los primeros dos años, para ayudar a que todo esto funcione”, explicitó.

Proyectate

Plastinea SAS se presentó en el Proyectate, junto a otros emprendimientos de la región, donde adquirió herramientas para poder ajustar las ideas iniciales y darle un rumbo más específico a la propuesta. “Fue una experiencia muy linda, conocer a otros emprendedores, ver y conocer a otras personas que están en el mismo camino que uno. Inclusive entablamos relaciones con compañeros que tenían el mismo objetivo que nosotros, así que nos pusimos en campaña de reunirnos y aunar fuerzas para que estos proyectos de reciclados que son en beneficio de la comunidad, no solo del empresario, puedan salir adelante”.

Además, agregó que el programa les brindó las herramientas para mejorar el marketing y la publicidad del producto, que es una falencia que tenían como emprendimiento. “Hay que recordar que estamos en la etapa de idea de negocio, si bien estamos hace años trabajando con esto, la idea es poder lanzar al mercado este producto cuando tengamos todo el equipamiento que se nos está dificultando adquirir por el tema de las importaciones”.

Plastinea es, a su vez, una Sociedad por Acciones Simplificada (SAS) que está inscripta bajo el registro número 154 y protocolizada al folio 166/173 del año 2020. “En el año de la pandemia logramos inscribir a Plastinea como una SAS”, aclaró.

La plastimadera

Como explicaba Mariela, Plastinea se encarga de la fabricación de plastimadera, una alternativa al metal o a la madera, para la construcción de todo tipo de mobiliario. Su naturaleza sintética lo vuelve ideal para la intemperie, ya que no se correo, descompone, ni se decolora y, a su vez, es un material ignífugo.

“Este material, además, es libre de plagas, se puede serruchar, clavar, cortar al igual que la madera natural, pero está fabricada de plástico 100% reciclado. Es un material noble, ideal para proyectos que exigen durabilidad y que están a la intemperie y más acá en Misiones que la humedad siempre es un problema, este tipo de material es único y con el plus de que es un material reciclado. La idea es reciclar los plásticos que se acopian en la provincia”, finalizó Romero.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password