Posadas, zona franca

La primer actitud a tener frente a un problema, para lograr una solución efectiva, es reconocer que el problema existe. Luego buscar sus causas, sus efectos, sus posibles soluciones, elección de una opción y plan de acción. Desconocer o ignorar que la Ciudad de Posadas está sufriendo tremendas consecuencias a causas de las asimetrías con Encarnación no es razonable.

Se calcula que diariamente se “fugan” por nuestro puente entre 15 y 20 millones de pesos, repito: diariamente. Esto sin lugar a dudas genera un desorden en toda la vida económica de la Ciudad de Posadas y tiene efectos dramáticos vinculados a la pérdida de empleo privado por el cierre de más de mil comercios en el centro y en los barrios de nuestra ciudad capital en el último año. Entonces el problema existe y es grave.

A pesar de ello, difícilmente los Posadeños podamos redefinir la política económica y monetaria del gobierno nacional, que es en realidad la causante del desequilibrio comercial en favor de Encarnación y que es de público conocimiento que no es la primera vez que algo así sucede, siempre que el gobierno Nacional aplique medidas económicas pensando en que la Argentina termina en la General Paz sucede y sucederá este problema. Lo que si podemos lograr, como remedio inmediato es que el Ejecutivo Nacional califique a Posadas como Zona Franca con los beneficios impositivos y aduaneros que ello implica y facilite a todos los actores de la economía local, gobierno municipal, provincial, cámara de comercio, dueños de locales y demás a empezar buscar una estabilidad que no dependa del buen humor central.

Para ello también se requiere del concurso de los legisladores nacionales que consigan declarar la emergencia económica de ésta zona del país para facilitar y exigir al Ejecutivo Nacional esta medida, más allá de la gestión de ministros y operadores involucrados. El problema de las asimetrías de Posadas y Encarnación existe y es grave. El ITC diferenciado para Posadas se cae en junio y vuelta a mendigar los dirigentes y comerciantes locales por su prórroga que nada soluciona.

Técnicamente estamos en condiciones de plantearlo según las normas aduaneras, fiscales y económicas (véase código aduanero, ley 24.331, otras normas de reglamentación, etc.) incluso el portal de AFIP sostiene: “El Poder Ejecutivo Nacional convendrá con los gobiernos provinciales el establecimiento de estas áreas que estarán ubicadas en regiones geográficas cuya situación económica sea crítica o que por su vecindad con otros países así lo requieran”. La Zona Franca es un primer paso.

Ahondar en este artículo (y entre nos) con datos e información que justifiquen la medida creo que no es necesario. Si es dable resaltar, que la medida se justifica también en las “asimetrías” de orden político vinculadas a “la copa” y al fondo de la soja que como dijo el Gobernador en su discurso del 1 de Mayo nos mantienen complicados financieramente por su ya conocida mala implementación. El problema necesita ser abordado de manera inmediata. De continuar las cosas como están, no creo que se mantenga la paz social característica del pueblo misionero y esperar una pueblada para enmendar el problema sería un grave error.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password