Oil pipelines and storage facilities are seen at Vaca Muerta shale oil and gas drilling, in the Patagonian province of Neuquen, Argentina February 15, 2023. (Photo by Matias Baglietto/NurPhoto via Getty Images)

Puede un gasoducto arreglar la economía Argentina e influir en las elecciones

El presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Sergio Massa esperan que Vaca Muerta ayude al país a salir del estancamiento, comenzando antes de las elecciones presidenciales de este año.

Compartí esta noticia !

Escribe David Feliba* en Americas Quarterly – El presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Sergio Massa esperan que Vaca Muerta ayude al país a salir del estancamiento, comenzando antes de las elecciones presidenciales de este año.

El próximo 20 de junio, Día de la Bandera en Argentina, es una fecha patriótica. También podría marcar un momento crucial para los esfuerzos del país para replicar el auge del fracking en Estados Unidos, en vísperas de una elección presidencial.

El gobierno de Alberto Fernández está trabajando contra reloj para completar la construcción de un gasoducto de 356 millas de largo antes de que el invierno llegue a Argentina, y la demanda de gas, y las importaciones, aumenten. Vaca Muerta, en la provincia de Neuquén, es el segundo depósito de gas de esquisto más grande del mundo y el cuarto más grande en petróleo de esquisto. Con el ducto en su lugar, sus recursos masivos podrían estar fácilmente disponibles para grandes poblaciones urbanas.

Completar el oleoducto Néstor Kirchner se ha convertido en una carrera contrarreloj para el ministro de Hacienda, Sergio Massa, quien fijó el 20 de junio como fecha para entregar la primera parte del proyecto. Dado que la mayoría de las encuestas sugieren un panorama complejo para los peronistas gobernantes, la estabilidad financiera podría desempeñar un papel importante en el período previo a las primarias de agosto y la votación en octubre. La economía está en una situación desesperada, con menos de $ 5 mil millones en reservas netas, y 56,700 tubos de acero podrían marcar la diferencia.

Aunque el ministro de Finanzas ha minimizado repetidamente las intenciones de buscar la presidencia, es ampliamente considerado como un probable contendiente para el puesto más alto de la coalición gobernante Frente de Todos. Sus posibilidades electorales, sin embargo, están ligadas al destino de la economía, que casi el 75% de los argentinos considera en mal estado y deteriorándose aún más. En su mandato de seis meses como jefe de finanzas, Massa se ha comprometido a entregar varias cosas. Primero fue reducir la inflación mensual al 3% en abril. Pero la última cifra del 6% para enero hace que alcanzar ese objetivo sea poco probable. El oleoducto, a su vez, podría ser decisivo para un segundo objetivo: mantener estable el peso argentino.

Desde que comenzó la guerra en Ucrania, el gobierno ha estado hablando de su potencial para abastecer a los mercados mundiales de energía. Sin embargo, aún tiene que lograr la autosuficiencia energética en su propio territorio. El año pasado, Argentina pagó una factura de $ 4.3 mil millones de dólares en importaciones de gas, a pesar de tener el segundo reservorio de gas de esquisto más grande del mundo. “Una de las grandes adversidades que sufrió nuestra economía el año pasado fue el impacto de la guerra en el precio de los envíos (de gas natural licuado)”, dijo Massa recientemente. “Con el oleoducto, eso ya no será necesario. Este es el último año que Argentina necesitará importar (gas)”.

Te puede Interesar  Argentina utiliza imágenes aéreas para actualizar la cartografía de sus bases antárticas

Una “vaca muerta” cobra vida

Después de importantes inversiones en los últimos años, la producción de Vaca Muerta se está acelerando a un ritmo impresionante, creciendo a dos dígitos cada año. Hasta 2018, el país producía poco o nada de petróleo y gas de fuentes no convencionales, según datos oficiales. Avance rápido hasta hoy, cuando los recursos de esquisto por sí solos ahora representan el 44% (petróleo) y el 39% (gas) de la producción total de Argentina.

Vaca Muerta cubre un área aproximadamente el doble del tamaño de Connecticut. Solo se está explotando una pequeña superficie, pero en los próximos trimestres, la formación está destinada a tomar la delantera como el área más relevante del país para el petróleo y el gas. Los datos oficiales muestran que en 2022 Argentina produjo 250.000 barriles diarios de petróleo de fuentes no convencionales, y cerca de 73 millones de metros cúbicos de gas, un 47,7% y un 23,2%, respectivamente, más que en 2021.

At a time when bans on Russia are reshaping energy supply chains, Argentina’s potential in Vaca Muerta could make the country “a rival” to world-class players in LNG such as Australia and Qatar, S&P Global Commodity Insights reported last year. German chancellor Olaf Scholz’s visit to Buenos Aires in January included discussions around lithium and gas, two of the most strategic assets Argentina has to offer. Germany’s dependence on Russian imports triggered an energy crisis following the Kremlin’s invasion. Scholz emphasized coordinating energy policy and supply. “This applies to LNG,” he said.

The pipeline

Infrastructure is the key element if Argentina is to take full advantage of the ramp-up in production. Named after deceased former president Néstor Kirchner, the Fernández-Kirchner government wants the pipeline to become a milestone of the administration. President Fernández has repeatedly celebrated the project advances on social media with a clear electoral tone. The government is projecting the pipeline will help save $2.4 billion in imports this year alone, more than half the central bank’s stock of net foreign reserves. With just $4.3 billion in net international reserves—according to private estimates—every dollar counts. The country is already under an agreement with the IMF to accumulate foreign reserves, rather than spend them.

Te puede Interesar  La AFIP simplifica la realización de trámites virtuales

La primera sección, prometida para el Día de la Bandera, conecta Vaca Muerta con la provincia de Buenos Aires. Una segunda trinchera permitiría las exportaciones a Brasil. Argentina “podría comenzar a exportar gas a Brasil a partir de septiembre”, dijo Massa en una entrevista con The Financial Times. Sin embargo, se han reportado retrasos en los medios locales, lo que sugiere que la fecha límite del 20 de junio podría estar en riesgo. El tiempo no es trivial. No cumplir con la promesa de entregar antes de que llegue el invierno conduciría a fuertes gastos de GNL una vez más en 2023.

Aún así, el gobierno se compromete con su fecha límite. “La obra tiene todas sus secciones activas y está a toda velocidad”, dijo un portavoz de IEASA, la empresa estatal que lidera la construcción. “La fecha es el 20 de junio”.

Vaca Muerta tiene el potencial no solo de ahorrar algo de dinero en el corto plazo, sino también de revertir el largo ciclo de estancamiento y decadencia de Argentina. El Servicio Geológico de Estados Unidos estima que 14.4 millones de barriles de petróleo y 38 billones de pies cúbicos de gas se encuentran bajo tierra. Esto podría permitir a Argentina incorporar entre $ 20 y $ 30 mil millones cada año solo en ventas de gas, estima el gobierno. Pero esa ganancia inesperada solo llegará una vez que el oleoducto esté listo y funcionando. La pregunta que se responderá el 20 de junio es quién cosechará los beneficios políticos de su finalización.

*David Feliba es un reportero financiera que cubre América Latina. Ha escrito para el Washington Post, el New York Times y S&P Global Market Intelligence, entre otras publicaciones.

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin