¿Qué salarios de Misiones resisten mejor los embates de la inflación?

Compartí esta noticia !

No es novedad que la situación económica nacional encuentra su punto más flaco en la capacidad de compra de los argentinos, cuyos salarios se ven depreciados mes a mes producto de una inflación todavía descontrolada, con alta inercia y sin un horizonte que permita ver mejoras en el mediano plazo. Si bien en mayo hubo una desaceleración en la tasa de crecimiento del índice de precios, nada hay para celebrar: la inflación sigue comiendo el bolsillo de todos los habitantes del país. 

En ese sentido, el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación difundió estos días el boletín de remuneraciones promedio de los trabajadores registrados en el sector privado correspondiente al primer trimestre del año. Su análisis confirma lo que ya sabíamos: el salario cae, pero lo hace en diferentes velocidades en cada una de las jurisdicciones y los sectores de actividad. 

Las remuneraciones brutas promedio del total nacional, siempre hablando del segmento privado formal, exhiben una baja real del 1,2% interanual en este período. Entre las veinticinco jurisdicciones subnacionales (la provincia de Buenos Aires se divide en GBA y resto de provincia), siete exhiben alzas explicadas por fenómenos específicos. Ellas son Neuquén, Chubut, Salta, Jujuy, Catamarca, Río Negro y Mendoza. En todos esos casos, los sectores energéticos y mineros son los abanderados del crecimiento, ya que dichas actividades no solo crecen por sí mismas sino que además traccionan a una serie de servicios conexos que incrementan sus niveles de actividad y salariales.

Otras 18 jurisdicciones se sostienen con bajas. Entre las cinco con las caídas más leves encontramos a Misiones con -1,5% interanual, siendo el mejor desempeño en el NEA, ya que los niveles de descensos de las otras tres provincias de la región fueron superiores. En Formosa cayó 3,9%, en Chaco -4,3% y en Corrientes -5,8%. De hecho, estos tres son los mayores descensos del país. 

Esto permite graficar que, aún con la caída, la cobertura salarial en un contexto de super inflación fue mayor en Misiones que en el resto de la región, lo cual no es poco pensando en la recuperación de cara al segundo trimestre. 

Misiones llega a este resultado tras tener un mal enero (caída de 3,7%), una mejora en febrero (1,0%) y un marzo débil (-0,1%), en un mes donde la inflación comenzó a tomar nuevo impulso para el salto. Aun con eso, y si bien cae en la comparación interanual, los salarios misioneros mostraron un buen desempeño contra el trimestre anterior (el cuarto del 2022), creciendo 2,8% real. Este dato no debe pasar desapercibido pensando no en el ahora sino en los meses por venir. 

Desglosando los datos según los sectores de actividad, encontramos ganadores y perdedores en términos salariales. Pero al mismo tiempo, pondremos atención al peso relativo de cada sector en torno a su empleabilidad, del modo de determinar cuál es el volumen de trabajadores que se ubican entre los sectores ganadores y cual es el que está en el de los perdedores salariales. 

Los Servicios de Transporte, de Almacenamiento y de Comunicaciones exhibieron la mayor suba salarial en Misiones en el primer trimestre acumulado del 2023. Su expansión fue del 4,9% apoyado sobre todo la actividad del transporte fluvial. Este sector concentra el 8% del total de los trabajadores privados formales de la provincia. 

Te puede Interesar  La mitad de la población de Posadas tiene menos de 30 años y solo el 56,9 cuenta con obra social

La Explotación de Minas y Canteras mostró un crecimiento salarial real del 4,6% interanual y aquí se encuentra el 0,3% de los trabajadores formales misioneros. La Construcción registró una suba real del 4,0% en el salario promedio y tiene el 9,3% de los empleos formales. 

Los Servicios Inmobiliarios, Empresariales y de Alquiler exhibieron una expansión salarial real del 1,9% con una importante tracción de los salarios vinculados a la economía del conocimiento y software. Este sector concentra el 6,5% de los empleos provinciales. La Enseñanza, que abarca al 9,9% de los trabajadores formales misioneros, tuvo una suba real en el salario promedio del 1,4%. 

La Industria Manufacturera, emblema laboral de la provincia que concentra el 20,5% de los empleos formales privados misioneros tuvo un alza real del salario del 1,3%. Finalmente, Hoteles y Restaurantes, sector insignia de la actividad turística, registró un incremento del 0,5% real en el salario, conteniendo al 4,7% de los trabajadores. 

Estos siete sectores de actividad representan el 59,2% del total de los trabajadores formales privados en la provincia de Misiones. Por ende, si bien el resultado global de la provincia fue negativo en 1,5% como se detalló antes, el desglose por rubros nos permite verificar que 59 de cada 100 trabajadores formales misioneros tuvieron mejoras en el salario. 

Ante esta situación, ¿cómo se explica entonces la caída en el total provincial? Hay dos factores en juego: un sector que tuvo caídas con fuerte peso en la estructura laboral provincial, y otros dos con altos salarios que también caen y tiran hacia abajo el promedio final. 

En el primer caso encontramos al Comercio, que registra un descenso real del 7% en el primer trimestre, pero esto no puede entenderse sin comprender la situación paritaria del sector. En enero de este año el sindicato que los agrupa logró cerrar la paritaria 2022 pero quedaron poco contenidos en los otros dos meses del año. En abril, se cerró el nuevo esquema paritario que permitirá recomponer esta caída y, probablemente, veamos subas en el segundo trimestre. Esto sin dudas elevará el resultado provincial.

En el otro caso, los sectores involucrados fueron el de Electricidad, Gas y Agua con salarios promedios elevados (el segundo más alto de la provincia con $ 362.722 en marzo) que registró descenso del 1,6% real; el otro es el de las Finanzas (el del salario promedio más alto de la provincia con $ 411.699) cuyo salario cayó 9,3% en este período pero, similar al caso del comercio, el acuerdo paritario no había impacto aún del todo, ya que fue cerrado marzo y por ende a partir de abril se verá mejoras. Entre estos tres sectores descritos concentran el 23,1% de los trabajadores formales provinciales, con dominio comercial (20,2%). 

Los otros tres sectores que mostraron caídas del salario real fueron Servicios Comunitarios, Sociales y Personales (-2,9% con el 7% de los trabajadores); Servicios Sociales y de Salud (-4,0% con el 3,4% de los trabajadores) y Agricultura, Ganadería, Caza y Silvicultura (-4,6% y el 7,3% del empleo provincial).

Te puede Interesar  Viajaba con más de tres millones de pesos en su camioneta

Por ende, vemos que en seis sectores de actividad que presentaron descensos del salario representan el 40,8% del total de los trabajadores formales privados en la provincia de Misiones. Por ende, podemos afirmar que 41 de cada 100 trabajadores de la provincia sufrieron descensos salariales, pero cuentan con una importante proyección de crecimiento para el segundo trimestre principalmente por las situaciones paritarias. 

La comparación en el NEA exhibe resultados altamente favorables (siempre en el marco del contexto de caídas) para Misiones. En primer lugar, y como ya se destacó antes, el descenso real misionero es el más bajo de la región con el agregado de que las bajas correntinas, chaqueñas y formoseñas son las más fuertes de todo el país. Si analizamos los desempeños por sectores y su relación en participación con el volumen de empleo que tiene cada sector, tal como se hizo párrafos atrás para Misiones, vemos que en las otras provincias del NEA la performance fue realmente negativa.  

Tomando los mismos trece sectores de actividades que registra el MTEySS, en Corrientes apenas dos mostraron subas y entre ellos engloban, solo, el 9,7% de los trabajadores correntinos. Es decir, apenas 1 de cada 10 trabajadores correntinos se desempeñó en un sector con subas (esto explica el dato global correntino con -5,3%, la caída más fuerte de toda la Argentina). 

En el Chaco, la situación es similar: solo tres sectores muestran alzas y entre ellos concentran al 14,6% de la masa de trabajadores privados formales en la provincia. Entonces, apenas 15 de cada 100 trabajadores chaqueños se desempeña en un sector con alzas. 

Finalmente, en Formosa la situación mejora respecto a los casos previos, pero sin ser muy rutilante. Cinco sectores registraron subas abarcando al 25,4% del universo de trabajadores privados formales. Es decir, 25 de cada 100 trabajadores formoseños lo hacen en sectores con incrementos. 

La diferencia que hace Misiones en este punto es muy fuerte. Repasando: de cada 100 trabajadores privados formales de las provincias de NEA, se desempeñan en áreas con subas del salario: 1 en Corrientes, 15 en el Chaco, 25 en Formosa y 59 en Misiones. 

Vale realizar un último repaso en materia salarial en relación no ya con los sectores sino con las ramas de actividad dentro de las mismas: es decir, visto por actividades específicas para la provincia de Misiones. Hay cinco actividades que tuvieron una importante expansión con subas reales de doble dígito en el primer trimestre del año: Elaboración de productos textiles (16,3%), Empleos temporarios vía agencias (14,6%), Transporte fluvial (12,3%), Eliminación de desperdicios (11,3%) y Actividades de Informática (10,8%).

Además, otras actividades claves de la economía local también tuvieron buenos desempeños como ser Elaboración de papel y productos de papel (6,9%), fabricación de productos de metal (4,5%), servicios inmobiliarios (3,5%) y elaboración de alimentos (0,9%), entre otros.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin