¿Qué son los NFT? Cuales son sus alcances en el arte

El ecosistema tradicional del arte no es ajeno a la transformación que el mundo digital impulsa en los últimos años, algo que se pone de manifiesto en el primer foro de debate que bajo el nombre “Arte en código NFT” organizó el Fondo Nacional de las Artes junto a Meridiano -la Cámara Argentina de Galerías de Arte Contemporáneo- para abordar el panorama de “oportunidades y desafíos” que instala este floreciente paradigma que está revolucionando la manera de producir y comercializar la producción artística.

Cerca de tres horas y con doble modalidad, presencial en el Auditorio de la Asociación Amigos de Bellas Artes -anfitriona del encuentro- y transmisión simultánea en internet, se llevó a cabo hoy el encuentro que aglutinó distintos referentes del sector artístico nacional dedicado a las artes visuales.

El foro convocó para esta tarea a especialistas en tecnología blockchain y NFT para desambiguar conceptos y usos, a artistas y gestores de espacios virtuales, académicos e investigadores y periodistas junto a autoridades del Fondo Nacional de las Artes (FNA), con el “objetivo de escuchar diferentes voces y opiniones, para imaginar alcances y analizar su proyección a futuro”, como destacó Diana Saiegh, presidenta del organismo.

El desafío fue claro: explorar por dónde va el nuevo paradigma tecnológico en la producción, circulación y propiedad de obras de arte, con vistas a comprender “esta nueva realidad” tan actual, como la califican los organizadores, y tan cercana como llevar en el celular una billetera virtual, según expresó uno de los expositores, el abogado y analista de sistemas Gabriel Rey Linares.

Palabras como NFT (como se conoce a los token non fungible, los certificados de propiedad que hace única una obra digital), blockchain, Ethereum, marketplace, criptoarte, criptodivisa, avatars, metaverso, minteo o NTF wearables (accesorios y ropa de los avatares de juegos, por ejemplo), fueron parte del espacio repleto de anglicismos que abrió nuevos interrogantes en el marco de esta iniciativa, que impulsa un segundo encuentro.

Una clara distinción generacional se observa entre cómo se concibe ese tránsito entre el mundo “físico” y el digital a través de estas herramientas tecnológicas que surgen con fuerza con la pandemia en nuestro país y que tuvieron como “casos” de estudio tres plataformas impulsadas por ese cruce entre tecnología, arte y mercado, y una cuarta desde el propio campo de la práctica artística.

A partir de este foro, el FNA habilita un ámbito de discusión sobre un tema “poco conocido” en cuanto a su uso y funcionamiento que irrumpió en la escena de las artes visuales en forma precipitada y alcanzó plena vigencia, pero para el cual se producen, entre otras cuestiones, “vacíos legales” como los relativos a derechos de autor, y una legislación que no contempla esos grises que surgen con lo novedoso.

Entre los panelistas invitados estuvieron Marcela Cabutti; Andrés Ovsejevich, director de Ciudad Cultural Konex; la historiadora del arte especializada en arte y tecnología Jazmín Adler; el periodista Juan Gabriel Batalla; así como Gonzalo Fargas, CEO de la Agencia 90+10 Ideas y Diego Sigalevich, subgerente de Legales del FNA.

“Le pusimos foro porque pensamos que es un tema que todavía necesita ser muy conversado, estudiado y difundido”, aclaró Saiegh, y agregó que más allá de la imagen convencional que se tiene del organismo de fomento de las artes “el FNA ha sido pionero en muchísimas acciones, investigaciones y sobre todo muchas incursiones en las derivas que tienen cada una de las disciplinas que son responsabilidad del Fondo”.

Por su parte, desde Meridiano, la cámara que nuclea a las galerías de arte, Pablo de Sousa manifestó la importancia de “poder debatir sobre lo que estamos atravesando y entender la importancia de un bien común” ante nuevas tecnologías y herramientas desde las instituciones y las galerías de arte para “ampliar mercado, tener nuevas oportunidades” porque “los NFT son mucho más grandes que lo que hoy estamos viendo y traen per se una revolución que excede si bien nos involucra como sistema de artes visuales”.

“Es muy importante escuchar a los artistas, lo que están atravesando, que las galerías entendamos o podamos ver si le damos uso o no a estas herramientas, pero siempre desde el conocimiento”, acotó el galerista.

“Vinimos a conocer algo que es nuevo, pero que sin duda tiene una capilaridad en nuestro sistema muy fuerte, que hace que todos nos encontramos preguntándonos qué es un NFT o para qué me sirve o por qué me perjudica o por qué me molesta”, planteó de Sousa, que también es cofundador de BAG-Blockchain Art Gallery, lanzada como plataforma en noviembre del 2021.

El primer momento de la jornada fue para el “Panel de conceptos, ideas y opiniones: arte y NFT” a cargo de Rey Linares, moderado por Gachi Prieto, una de las directoras del FNA, que estuvieron acompañados por los panelistas.

“Esta tecnología viene desarrollándose desde hace cuatro o cinco años de forma bastante intensiva en el mundo”, indicó el especialista como introducción para explicar en qué consisten los NFT: sus variantes, opciones y usos por fuera del ecosistema artístico, como por ejemplo el metaverso, un mundo virtual que emula al “real” y tiene como uno de los más visitados a Decentraland, con sus negocios, marcas que venden productos, lanzan campañas de publicidad o alojan galerías de arte y embajadas virtuales.

Rey Linares citó a una casa de subastas que comercializa NFT y ponderó esa posibilidad que otorga esta tecnología de llevar el arte con uno. “Nuevas posibilidades que tensionan, se empieza a cuestionar las posibilidades del arte convencional frente a las del arte digital -sostuvo-. El arte encontró un canal por medio de los token para comercializarse”.

Para el especialista “la tecnología NFT trasciende al arte”, que a su vez “tiene que encontrar la manera por medio de esta tecnología de impactar mejor”. Y agregó: “va a ser una tecnología que va a ser utilizada de forma masiva. Los ‘smart contract’ (contratos realizados entre privados) traen beneficios para los autores y galeristas”.

Algunas apreciaciones que circularon desde el panel fueron la no separación de la dimensión artística de la técnica de las obras como algo posible en los NFT, como afirmó Adler. Y por otro lado, la necesidad de “dar un lugar a las prácticas artísticas tecnológicas que reclaman un lugar en los relatos canónicos hegemónicos de las historias del arte”.

“Me parece que sería interesante pensar este fenómeno en relación con desarrollos de otras prácticas que hace décadas vienen promoviendo estas relaciones entre el arte y la tecnología”, agregó Adler.

Otro planteo de la investigadora fue el de las “tensiones entre tenencias físicas y tenencias intangibles que se ponen sobre la mesa con los NFT” y recordó los casos de obras de artistas conceptuales que lo cuestionaron, al dejar solo las instrucción para realizar la obra. Y sobre el término metaverso que es explorado desde el arte como “representación virtual de la persona en el ámbito de la realidad virtual o en el criptoarte” aseguró que no es un fenómeno nuevo”.

También se abordaron en el foro cuestiones como el arte y la ontológica pregunta sobre su sentido, la referencia obligada a Walter Benjamín y su texto “La obra de arte en la era de la reproductibilidad técnica”, la imprenta y el surgimiento del autor cuando antes era algo comunitario, la diferencia entre el derecho romano y el anglosajón con su copyright, el pop de Andy Warhol y las obras derivadas, así como el estatuto de las obras de arte digitales, su valor simbólico y real, entre otras.

Otra cuestión que no estuvo ausente y no obtuvo respuesta fue el problema del impacto ambiental que provoca el uso de esta tecnología, tema planteado por la artista y docente Cabutti.

El segundo momento bajo el nombre de “Nuevos modelos de circulación y comercialización del arte” fue moderado por el periodista Fernando García y contó con la presencia de representantes de los proyectos de comercialización y promoción: Enigma.art, primer marketplace de NFT de Hispanoamérica con Facundo Migoya; la galería virtual Aura con Juan Pablo Goycochea, BAG a cargo de Federico Curutchet, y como contrapunto, CriptoArg una comunidad y colectivo de cooperación e intercambio entre artistas, representado por Iñaki Claisse.

Los NFT fueron para Claisse, que empezó a trabajar con ellos en 2020 como estudiante de artes multimediales en la UNA, un mundo a descubrir que le abrió horizontes profesionales impensados mientras cursaba su carrera, según refirió el integrante de CriptoArt que comenzó con unos 25 integrantes y tienen unos 300 a la fecha.

A modo de cierre, Ignacio Hernaiz, otro de los directores del FNA, sostuvo que “hay un tema interesante generacional”, y retomó la idea de “que lo esencial es la creación artística” a pesar de la irrupción tecnológica. También indicó que no hay que ser ingenuos ante las referencias económicas y expresiones de desarrollo de la cultura y ampliación de mercado “que atraviesan cuestiones sociales, políticas”. Y como metáfora compartida para un tema complejo en la adopción de esta “caja de herramientas” de los NFT expresó: “Hay una bruma, hay muchas incógnitas” para un panorama al que se debe prestar atención en un “contexto globalizado, una sociedad atravesada por la tecnología y los cambios tecnológicos”, para adaptarse “a lo que viene vertiginosamente”, como parte de los desafíos

La presentación del foro se puede consultar en https://youtu.be/ZHXkSaRfpQc

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE