Quiénes son los 5 senadores nacionales con mayor patrimonio declarado

Varios llevan años en la política, como legisladores o funcionarios en forma continuada. Pero mantienen, a la par de los debates en el recinto, su rol como importantes empresarios en sus provincias, como una continuación de compañías familiares. Tienen patrimonios que empiezan en los $175 millones y superan los $1.100 millones. Y en casi todos los casos representan a distritos con importantes sectores de la población en la pobreza. Maurice Closs, Eduardo Costa, Juan Carlos Romero, Carmen Álvarez Rivero y Roberto Basualdo son los cinco senadores nacionales de mayor patrimonio declarado.

La información surge de las declaraciones juradas (DDJJ) de 2020 que deben presentar los senadores ante la Oficina Anticorrupción (OA), tanto a los que ya eran miembros de la Cámara Alta como los que ingresaron el pasado 10 de diciembre. Pero esas presentaciones consignan los inmuebles a valor fiscalcomo se los informan ante la AFIP, una cifra que está varias veces por debajo del valor de mercado. En la práctica, la normativa impide que se conozca la verdadera riqueza de los representantes de las provincias.

Maurice Closs es el senador más rico, no solo de la Cámara alta, sino también del Congreso nacional. El legislador misionero declaró un patrimonio de $1.140 millones a finales de 2020. A finales del año anterior había declarado $784 millones, pero si se considera la inflación anual del 36,1% registrada en 2020, el aumento real de su patrimonio en el año fue del 7%.

Closs, que fue dos veces gobernador de Misiones, es un empresario agropecuario con fuertes inversiones en el rubro yerbatero y maderero. Dirigente del Frente Renovador de la Concordia y hoy aliado del kirchnerismo,informó 18 propiedades que superan los $48 millones de valor fiscal. En 2020 adquirió tres inmuebles, entre ellos, un departamento en Mar del Plata Norte de 328m2, cuyo valor fiscal asciende a $12 millones. Es el quinto en esa ciudad balnearia, donde ya tenía otros cuatro. “Dos son propiedades de uso familiar, ya que durante todo el año vamos de paseo. Los otros son con objetivo de renta. Los alquileres sobre inversión son mejores que en otras ciudades. Éste justo es un momento donde se están cobrando bien, aún cuando está lejos todavía de otras épocas”, le explicó al sitio Infobae.

El senador misionero compró en 2020 el 50% de un campo en Gobernador Roca (Misiones) cuya mitad valuó en $1,7 millones. Este inmueble se suma a otros cuatro que ya tenía en esa provincia, y a otros tres terrenos rurales que recibió como donación de su padre. En total, Closs tiene 8 campos por más de 2.200 hectáreas que, sumados, ascienden a casi $19 millones de valor fiscal. “Se dedican a la ganadería, yerba y (explotación) forestal, principalmente”, señaló.

Electo por segunda vez en 2017 para ocupar una banca en el Senado, Closs es dueño, además, de una casa en Posadas de 1.500 m2. Si bien a principios del 2020 había declarado ser el único dueño de la vivienda, al cierre del período, dijo tener solo el 50%, que tasó en $6 millones, consigna Infobae.

Su principal activo declarado son participaciones accionaria en varias empresas que superan los $1.000 millones. Es dueño del 33% de las acciones de Petrovalle, que valuó en $255 millones. “Son dos Petrovalle, con razones sociales distintas. Una vende combustibles y la otra transporta combustibles”, precisó Closs, que tras ser reelecto en 2017 por el partido misionero del Frente Renovador de la Concordia, se sumó luego al bloque del Frente de Todos.

También es dueño del 33% de Rutas del Mercosur SAT, una empresa de transporte de carga que declaró en $97,5 millones, y declaró $4,7 millones por la firma unipersonal Maurice Fabián Closs, dedicada a la explotación de yerba, ganadería y forestal. Y, además, posee el 7% de Citrus de Misiones SA, porcentaje que declaró en $132.000.

No son sus únicos bienes. Como donación de su padre, Ramón Closs, recibió un 33% de seis empresas, y un porcentaje menor en otras dos. Esas donaciones ascienden a $708 millones. ”La voluntad de nuestro padre fue que los hijos tengamos participaciones iguales. Se hicieron ajustes para llegar a ese número de tres tercios con donaciones. Las empresas están vinculadas a la venta de combustible (incluyen 25 estaciones de servicios), al transporte (con 230 camiones), y otras vinculadas al comercio, al agro y al turismo”, precisó el legislador ante la consulta de Infobae.

Pese a su abultado patrimonio y haber declarado ingresos anuales netos en 2020 por más de $15 millones, informó ahorros al cierre de ese año en pesos por solo $381.000, que incluían solo USD 3.960. Ese año, decidió destinar otros $9,6 millones a inversiones en títulos manejados por el Fondo de Inversión Balanz. Por último, informó un crédito a su favor del Fideicomiso Buenos Aires por casi $5 millones que, según explicó, “es una inversión inmobiliaria en Posadas de una obra con un local comercial”.

Materiales de construcción y venta de autos

Eduardo Costa declaró un patrimonio que superaba los $1.080 millones a finales de 2020, un 61% más que los $662 millones que había informado al cierre de 2019. Sin embargo, considerando la inflación anual acumulada en 2020, el aumento real de sus bienes ascendió al 18,3%.

El grueso de sus activos lo conforman sus empresas, cuyas acciones valuó en $1.060 millones en total, y lo que explica su crecimiento patrimonial de un año al otro. “El aumento corresponde al ajuste por inflación en la valuación contable de las empresas, tal como exige la AFIP, con muy poca rentabilidad real. En la Patagonia hay mayoría de empleados públicos que sufrieron un brutal ajuste durante el kirchnerismo. Yo vivo de lo que vendo y tengo menos clientes, no más”, le dijo el senador santacruceño a Infobae.

El referente de la UCR es dueño de El Tehuelche SACICI, propietaria de la cadena de locales Hipertehuelche de venta de materiales para la construcción. Con 16 sucursales en la Patagonia, su 51% lo declaró en casi $652 millones.

Costa, que se impuso en las últimas elecciones legislativas por el 35% en su provincia, también tiene otros negocios. Es dueño del 90% de la empresa Patagonia Retail SA, radicada en Ushuaia (Tierra del Fuego), porcentaje que cotizó en $85 millones. “Se dedica al real state. Construimos locales en los alrededores de los locales de Hipertehuelche, y los alquilamos a otras empresas”, explicó.

Este senador radical es también accionista de tres concesionarias de autos, participaciones que informó con valores muy superiores a los consignados en su declaración jurada del 2019 y explican el incremento patrimonial de Costa.Tiene el 50% de Austral SA, acciones cotizadas en $84,2 millones; el 47,50% de EH Motors SA, que declaró en $71,7 millones; y del 44% de Autostop SA, acciones que consignó en $116 millones. “Son sociedades diferentes porque las fabricantes de autos te exigen exclusividad en la representación. El aumento es por el valor de la última compra de los activos, que en el rubro automotor subió por encima del 50%”, señaló. La otra firma que declaró es 8K RPM SA, cuyo 50% declaró en solo $134.000, sin variación en el año. “Tenía alquiler de autos, pero casi sin actividad ahora”, le dijo a este medio.

El legislador santacruceño es también dueño del 13,5% de la inmobiliaria Carlos E. Costa SA, que valuó en $42 millones. Declaró, a su vez, una participación del 5% en la sociedad anónima Ganadera Suárez Ladouch por $8,4 millones, propiedad de su madre. Es, además, accionista de la mitad de Hoteles del Sur SRL, dueña del hotel Amerian en Río Gallegos, participación que valuó en $915.000. “Era de mi papá y mi mamá, y en 1991 dejaron la explotación del hotel. Ahora lo explota Patagonia Retail o Carlos E. Costa SA”, señaló. Ante la consulta por lo bajo de su valor, explicó: “Se toma el costo de construcción del inmueble, menos las amortizaciones”

En cuanto a propiedades, posee ocho inmuebles por un total de $13,4 millones a valor fiscalSe trata de cinco terrenos en Río Gallegos -de cuatro es dueño de la mitad- y otro en El Calafate de casi 3.000 m2. Además, declaró dos casas en la capital santacruceña: una es su vivienda, de 1.500 m2 y valor fiscal por encima de $1,8 millones, y otra de 350 m2 que destina a “inversión”, apenas por debajo de esa cifra.

Dueño de medios en Salta

Juan Carlos Romero declaró a fines de 2020 un patrimonio de $182.5 millones, un 37% menos que lo informado el año anterior, cuando sus bienes ascendían a $214,4 millones.

Los mayores bienes declarados de este senador salteño sontres propiedades por casi $110 millones de valor fiscal. El más costoso es una casa en Punta del Este sobre un terreno de 4.400 m2 que adquirió en 2002 y que consignó en casi $97 millones. En 2019, el senador justicialista había declarado ser el titular del 100% de esa propiedad, pero en 2020 dijo ser dueño solo de la mitad, lo que explica en parte la reducción de su patrimonio. Según le dijo a Infobae, el otro 50% pasó a manos de sus dos hijos. Quien fuera gobernador de su provincia entre 1995 y 2007, también es dueño de un departamento en Capital Federal de 600 m2 con un valor fiscal que supera los $10 millones, y una casa en Salta de 350 m2 valuada en $2,4 millones.

El ex gobernador salteño por tres períodos consecutivos conserva, desde 1980, un auto de colección: una coupé Ford modelo 1935, fabricada en 1959, que recibió como donación y valuó a los fines fiscales en $0,01.

Senador peronista desde 2007, Romero tiene acciones en varias empresas por casi $60 millones, muchas de ellas recibidas como herencia. La principal es Inversora Horizontes SA, de la que tiene un 12,7% que consignó en casi $53,5 millones. Se trata del multimedios que edita el diario El Tribuno de Salta, El Tribuno de Jujuy y varias emisoras de radio AM y FM, y heredó de su padre en 1992.

Romero, hoy aliado del bloque de Juntos en el Senado, también recibió como herencia el 93% de Júcaro SA, que valuó en $4,7 millones. Es una compañía -explicó- que se dedica a la “actividad inmobiliaria y en la actualidad no realiza operaciones, sólo detenta activos inmobiliarios y automotores”. Además, es dueño del 90% de la inmobiliaria Loma Balcón SA, que declaró en $1,1 millones. “Detenta entre sus activos solo bienes inmuebles”, afirmó sin mayores precisiones.

Sus deudas al cierre del 2020 ascendían a $27 millones. La más elevada -por casi $9,9 millones- era con el Banco Macro. “Corresponde a una línea de préstamo personal a sola firma, los fondos se destinaron parcialmente a un proyecto inmobiliario que lleva a cabo mi hija en Cafayate, y el resto, a gastos personales”, explicó. La otra deuda es con el Fideicomiso Inversiones NOA, por casi $7 millones. “Se destinaron oportunamente, parcialmente a la adquisición de un inmueble en la ciudad de Salta, y el saldo, a gastos personales”, agregó.

Shopping y un cinco estrellas en Córdoba

Carmen Álvarez Rivero, la candidata que agitó su desembarco desde afuera de la política como lema de la última campaña, forma parte de una histórica familia de empresarios cordobeses. La flamante senadora, que secundó a Luis Juez en la lista de Juntos, declaró un patrimonio de $179 millones en su primera presentación como funcionaria pública. Sus bienes crecieron un 24% con respecto al 2019, aunque si se tiene en cuenta la inflación sus activos entonces perdieron valor.

Los principales bienes de la senadora cordobesa son inversiones que declaró haber recibido como donaciones en esa provincia. Su padre fue el fundador de Constructora Delta SA, que hoy comparte con seis hermanos. La mayor parte de sus activos están ligados a los desarrollos inmobiliarios que emprendió esta compañía.

“La empresa de mi padre tiene 70 años en Córdoba. Mis hermanos han continuado trabajando allí, pero yo no ocupo ningún cargo ejecutivo dentro de la compañía. Como parte de todo ese proceso, la constructora hizo el shopping Nuevo Centro y luego quedamos como asociados con una participación accionaria importante. Después, decidimos hacer un hotel que funcionó hasta 2021″, explicó Álvarez Rivero a Infobae.

La legisladora declaró el 4,6% de las acciones de Constructora Delta, que valuó en $20,6 millones. También informó el 4,6% de las acciones de la firma Capdiel SA, que es dueña del centro comercial Nuevocentro Shopping, porcentaje que valuó en $63 millonesY es titular del 10,8% de la compañía Quinto Centenario SA, que operó hasta el año pasado el Hotel Sheraton de Córdoba. La senadora consignó que el valor de esas acciones era de casi $32 millones.

Por último, también es accionista en Inversora Las Peñas, también dedicada a la construcción, cuya participación cotizó en $10,7 millones, pero a esa cifra se le suman $27 millones como créditos por cobrar.

Entre las donaciones recibidas por Álvarez Rivero aparecen además varios inmuebles, todos en Córdoba. Recibió una participación del 14% en ocho terrenos rurales que están ubicados en la localidad de Yacanto (Calamuchita), cuya valuación fiscal es simbólica a pesar de que suman 530 hectáreas. “Hay algunas vacas perdidas, pero no es un emprendimiento comercial”, aclaró la senadora.

El inmueble de mayor valor declarado es su casa en el sur de Córdoba Capital, a dos cuadras del estadio del club Talleres. Es una propiedad de 520 m2 que valuó en $11 millones y fue adquirida en 2010. “Es lógico que seamos empresarios quiénes declaremos más patrimonio. De todas formas, más que declaraciones juradas, se deberían mostrar los pasaportes”, sentenció.

Roberto Basualdo se ubica en quinto lugar en el ranking de los integrantes de la Cámara alta con más patrimonio. El senador sanjuanino, que integra el bloque de Juntos pese a su origen peronista, informó bienes por $175,8 millones, casi un 70% menos que en 2019, cuando había declarado $417,6 millones. Aunque cobró en 2020 un saldo de USD 2,6 millones de Makro Argentina por la venta de su firma de productos de limpieza y perfumería Basualdo SA, el legislador le explicó a Infobae que le donó el 48% de esos fondos y de sus otras empresas a sus tres hijas.

Basualdo, que va por su tercer mandato consecutivo como senador, era dueño del 85% de esa empresa familiar que creó con su padre a principios de los ‘80, con presencia en distintas provincias. En 2009 se la vendió a la filial argentina de la cadena de supermercados holandesa. “El precio fue de USD 30 millones, pero luego de que se descontaran los gastos, me pagaron USD 24 millones en efectivo, y me quedaron debiendo USD 4 millones. Después de una serie de descuentos y un pago a la AFIP, recibí lo que quedaba en 2020″, le explicó a Infobae.

Sin embargo, en su declaración jurada de ese año figura que posee aún un 85% de la empresa, valuado en solo $10.200. “No, no. Ya me saldaron todo y no tengo más nada que ver con Basualdo SA”, aclaró.

El principal ítem de su patrimonio lo constituye el dinero en cuentas bancarias. Basualdo declaró al cierre del 2020 un total de $51,3 millones en dinero y depósitos, que incluyen USD 595.000 de los cuales, USD 582.360 están en una cuenta en Estados Unidos. A su vez, en ese país, tiene títulos argentinos por $36,3 millones. “Yo ya tenía cuenta en Estados Unidos a nombre mío y de mis tres hijas, y Makro me depositó lo que me debía ahí. Fueron USD 2,6 millones. En noviembre del 2020 le doné a cada una de ellas el 16%. Es una cuenta dividida en cuatro”.

El legislador sanjuanino declaró ser dueño del 52% de tres SRL inscriptas en el país: Basumar, Ferneuce MB Emprendimientos InmobiliariosEsas participaciones las valuó, cada una, en solo $15.600, pero consignó “aportes irrevocables” a esas tres firmas como crédito a su favor por un total de $24,3 millones. “Ese monto es el valor de los libros contables, pero pago Bienes Personales por el 100% de lo que tienen. Son inmobiliarias que tienen propiedades para alquiler. Basumar y Feneuce están en Estados Unidos y son accionistas de otra empresa en ese país, Royal María LLC. Lo hice así por la sucesión, Si me pasa algo, estas empresas siguen existiendo como titulares de la empresa norteamericana para mis hijas”.

“En 2020, les doné el 48% de las tres empresas, en partes iguales, a mis tres hijas. Como la donación se hizo en noviembre de ese año, para que no me hagan problema, pagué el 100% de Bienes Personales por el total en mi persona. Y en marzo del 2021, pagué además $15,7 millones por el impuesto a la riqueza en Argentina”. Para esa misma época, dijo haber comprado, además, “unos locales en Estados Unidos como inversión” con el dinero que le faltaba cobrar de Makro.

También informó otros $40,2 millones en una cuenta particular como crédito a su favor de MB Emprendimientos Inmobiliarios. ” Le hice un aporte de capital a la empresa en dólares. Tenemos edificios y galpones que construimos y los alquilamos”, explicó a Infobae.

Declaró tener cuatro inmuebles por un total de $9,3 millones de valor fiscal. Los más valiosos son una casa de 350 m2 en un country en San Juan que valuó en $3,8 millones, y un campo en San Luis de 1.100 m2 con una valuación fiscal de $5,3 millones.

Con un pasado en el automovilismo, este senador sanjuanino – que en 2015 fue candidato a gobernador con el triple patrocinio de Sergio Massa, Adolfo Rodríguez Saá y José Manuel De la Sota – declaró tres autos importados en el país. Un BMW 528 1 modelo 2011 cuyo valor asciende a $1,8 millones; un Volvo todoterreno XC60 del 2017 valuado en $4 millones; un AUDI Coupé modelo A5 Quattro del 2018 cotizado en $3 millones; y un cuatriciclo Yamaha 2019 valuado en $560.000.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password