Santos: “El Concejo no puede ser una comisión de festejos”

Siempre de sonrisa generosa, Mónica Santos asume el desafío de “poner la cara” para sostener un proyecto en el que está “convencida”. Acostumbrada a estar siempre detrás del grabador y no ser la entrevistada, admite que posiblemente esté iniciando un “camino de ida” del que será difícil retornar al periodismo, pasión que abrazó desde los 19 años, en el viejo semanario Usted. Casi al mismo tiempo comenzó a simpatizar con el peronismo, lo que le permitió conocer las barriadas y a cientos de personajes de la política misionera.  

Después de una extensa carrera periodística e integrar varias redacciones y radios, Santos entró de lleno a la política, seducida por el empuje de Héctor “Cacho” Bárbaro, el hoy candidato a senador del partido Agrario y Social, que vino a representar al productor en la Legislatura provincial.

“Cacho es genuino, de otra idiosincrasia y forma de construir, es casi un sacerdocio y me sigue impactando después de tantos años. Es receptor del reclamo, pero siempre da respuestas. El que no siente eso no puede estar en el Pays. La búsqueda del voto se da en las elecciones, pero el trabajo intenso es permanente y no tiene nada que ver con el voto”, asegura Santos, que  a los 47 años buscará ser concejal en Posadas.

“Nunca pedimos el voto por una ayuda. Es muy especial el espíritu de compromiso moral que no puedo desentenderme, por eso mi candidatura, por ese compromiso”, cuenta la periodista que es jefa de hogar y madre de cinco hijos.

Santos espera “estar a la altura” ante el “fuerte cambio”. “Hay profesiones que son incompatibles con los cargos electivos, es una elección de vida, como un juez. Es un camino de ida”, argumenta.

Ya en su rol de candidata, Santos asegura que no se puede prometer nada si no hay recursos. “El concejal no puede prometer gestión, que eso es del intendente. Debemos acompañar, controlar, ayudar. Potenciar un gobierno abierto, transparente”, explica.

La transparencia es su caballito de batalla. Asegura que el gasto del Concejo Deliberante es excesivo, pero no apunta a los empleados, sino a la forma de administrar los recursos públicos. “Nos enteramos del gasto, de los contratos, de la irracionalidad, cuando se pelean el presidente del Concejo y el intendente. El oscurantismo es inviable. Debemos conocer el nombre de los contratados, cada gasto, en un click, de acceso público”, reclama.

Aunque es férrea opositora, Santos elogia la decisión de Joaquín Losada de avanzar con el presupuesto participativo mediante el cual los vecinos eligen las obras para sus barrios. “Pero que de mil millones se destinen 22 al presupuesto participativo es solo un gesto”, cuestiona.

“Hay que recuperar el rol de control, el Concejo no puede ser una comisión de festejos. Es un Concejo caro. No me meto con la comida de los laburantes, pero hay que optimizar los recursos y transparentar los gastos. No puede haber tantos contratos por concejal y la sociedad no puede enterarse de lo que se gasta por los carpetazos o las chicanas”, afirma.

Una de sus principales preocupaciones es la situación social en los barrios posadeños. Por eso trabaja en la importación de un trabajo social que tiene éxito en Brasil. Se trata de una red de cuidadores comunitarios, que no se enfoca únicamente en los adictos, sino también en sus familias y entorno para mejorar la vida comunitaria.

Santos asume el nuevo rol con el respaldo de sus hijos. “Desde siempre estuvieron acostumbrados a que la madre esté en la escena pública. Siempre tuve que trabajar y era la que conducía la casa casi por teléfono. Ahora me acompañan y serán fiscales en las elecciones”, cuenta.

La candidata a concejal teme por el rumbo que ha tomado el país desde la asunción de Mauricio Macri. “La economía nacional está todo mal. Como muchos, me hice kirchnerista desde que asumió Macri. Es un gobierno de “errores”, critica.

“Es un Gobierno de ajuste y se viene la precarización laboral, como en Brasil, algo que ya vivimos en los 90, con una enorme pérdida de derechos que no están para siempre, hay que lucharlos siempre. Es una batalla para frenar esto y que no se pasen en cuestiones que después son irreversibles. La caída de las pensiones y de los planes Progresar, fuimos los primeros en denunciar desde el Pays. Ahora amenazan con hacer perder los derechos ganados por los productores misioneros a través de una recategorización de AFIP. Es una batalla también por Misiones. No somos locos sueltos, siempre vamos por el debate y los aportes”, sentencia.

 

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password