¿Se cae la venta de SanCor?: qué dicen desde Adecoagro

El acuerdo entre ambas se dio como un hecho hace algunas semanas. Sin embargo, aún no está dicha la última palabra. Deben superarse varias etapas, se acrecientan las dudas y por ahora predomina la cautela. En el sector creen que las demoras pueden tumbar el proceso.
No hay nada cerrado. Adecoagro sólo está viendo si SanCor soluciona en la Justicia su entramado de deudas y compromisos.
Sólo a partir de que esto ocurra, definirá si avanza o no en una compra que fuera tan anunciada hace unas semanas. Por ahora, en esta firma predomina una sola palabra: cautela. En el mientras tanto, realiza un proceso de seguimiento y monitoreo.
Entre los directivos de la firma orientada mayormente a la producción de alimentos y energías renovables hay coincidencias en que la operación se caería si SanCor no encuentra el camino para reestructurar su deuda, que ya supera los $10.500 millones.
“Lo que quedó establecido con la propuesta de Adecoagro es la instancia de ‘due diligence’, que le otorga exclusividad en la negociación”, sostuvo a iProfesional una fuente cercana a la eventual compradora que pidió no ser mencionada.
La aprobación de este proceso de inspección surgió de la asamblea de SanCor. Pero, superada esta instancia, hay que ver si finalmente se produce la toma de control.
“Puede que esto no ocurra si no hay definiciones en el APE (Acuerdo Preventivo Extrajudicial) y su proceso con la Justicia”, añadió la fuente. A la fecha, Adecoagro no ha efectuado ningún paso adicional que selle su presencia en la ex unión de cooperativas. Más aun, voces cercanas a la empresa remarcaron que la compra “no está cerrada ni mucho menos”.
“Es cierto que hay negociaciones, pero también es verdad que no hubo avance en dialogar con nadie vinculado al negocio de SanCor. No hay charlas con proveedores ni tampoco aportes a la estrategia comercial”, completó la fuente.
Además, indicó que si el traspaso fuese un hecho ya se habría informado. “SanCor tiene mucho que resolver. Adecoagro todavía está analizando cómo opera”, dijo.
La situación judicial en torno a la reestructuración de su deuda sigue sin mayores cambios, más allá del proceso de achicamiento iniciado para atraer compradores. Aún se desconoce cómo hará para cubrir los $2.000 millones que le reclama la AFIP.
Por el lado de los proveedores:
– Acordó con los tamberos cancelarle lo adeudado con una importante reducción de capital.
– Con los productores, la propuesta presentada contempla una quita del 60% para aquellos montos que superen $500.000.
– En tanto, cubrirá en su totalidad y de forma directa a quienes les debe menos de$150.000
“SanCor mantiene una demora de hasta 30 meses con los productores que le entregaron leche. Encima, a este pasivo hay que sumarle el de bancos y acreedores financieros”, afirmó a iProfesional un analista al tanto del proceso de “due diligence”.
“Hay que ver si Adecoagro mantiene su interés durante todo el proceso que llevará la resolución de la deuda, que por otro lado involucra a infinidad de actores”, completó.
Desde el entorno del nuevo inversor se suman las dudas vinculadas con el extenso proceso de normalización. Incluso, referentes del sector lácteo señalan, off the récord, que una demora mayor a la estipulada podría tumbar la operación.
“SanCor tiene que superar varias etapas para cerrar con Adecoagro. No habrá traspaso hasta que no haya acomodado su estructura productiva, cerrado el APE, ordenado su situación judicial y negociado con sus proveedores”, enfatizaron.
Por el lado de los tamberos, referentes consultados por este medio coincidieron en decir que el vínculo entre ambas firmas nunca pasó del anuncio.
Daniel Villulla, gerente de Caprolecoba, cámara que nuclea a productores de la cuenca oeste bonaerense, señaló a iProfesional que la firma “no cambió en absoluto su forma de comprar leche. Además, mantiene las condiciones comerciales ya conocidas”.
“De hecho, Adecoagro sigue funcionando como proveedora de SanCor. La operación aún requiere superar varias instancias para que se concrete”, expresó.
En su visión, Adecoagro se comporta como cualquier inversionista serio y responsable que mide sus riesgos antes de llevar a cabo una operación.
“Mientras, SanCor sigue haciendo esfuerzos para normalizar su funcionamiento, con pagos mensuales divididos en tres partes y tratando de ajustar su estructura a lo que pide el inversor”, asegurógerente de Caprolecoba.
Fuente iProfesional

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password