Tendencia del mercado laboral argentina pos pandemia

“La revolución tecnológica de las últimas décadas, con marcada aceleración en la más reciente, provocó notables cambios en la estructura del empleo por especialización, al punto que gran parte de las remuneraciones actualmente más altas del mercado para los puestos iniciales se concentran en franjas impensadas 10 años antes, en particular en los segmentos de la informática”, es el foco de análisis de este trabajo del Instituto de Estudios Laborales y Sociales de la UCES, para detectar en las estadísticas oficiales las perspectivas del empleo, a partir de las variaciones observadas en el último trienio por áreas y sectores

El informe de IDELAS destaca; “La aceleración de los cambios en la composición del mercado de trabajo no se manifiesta aun en las estadísticas públicas, tanto del Ministerio de Trabajo, como del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) que se nutren de la Encuesta Permanente de Hogares, solo se concentran en la apertura por tipo de empleador y rama de actividad. Sin embargo, el análisis de esos desagregados y la variación de los primeros datos de 2022, con los correspondientes a los registros previos para similar período anterior a la crisis sanitaria mundial de COVID-19  que se manifestó en el inicio de 2020, los cuales de manera amplia (registrados e informales, asalariados y cuentapropistas) se difunden oficialmente con periodicidad trimestral, permite detectar algunas tendencias sobre cuáles podrían resultar los empleos más expansivos por rama de actividad, género y especialización según el “clima educativo” -como define el INDEC-“.

Y agrega, “los datos oficiales correspondientes al primer trimestre 2022 dieron cuenta de la existencia de poco menos de 20 millones de empleos rentados en el conjunto de la economía, con un predominio de la franja de varones de 30 a 64 años, la cual, tras incorporar unos 625.000 trabajadores en comparación con tres años antes, ascendió al récord de 8,03 millones de personas. Se elevó 8,4%, a un ritmo de 2,73% de aumento acumulativo (a.a.) por año. Sin embargo, el segmento que más creció en ese trienio en valores relativos fue el de las mujeres de hasta 29 años, con una tasa de 9,1% -a una velocidad de 2,95% a.a.-, a 1,87 millones que arroja la proyección de los datos de 31 aglomerados urbanos del país. Puede explicarse por la todavía baja tasa de participación que aún mantiene sobre el total de la población de ese grupo: 40,3% en comparación con 51,4% en el caso de los varones de esa edad”.

Y concluye: “En todos los casos existe adicionalmente un potencial de crecimiento en la calidad del empleo, a favor de puestos registrados y de mayor productividad laboral y disminución de las ocupaciones en actividades informales, sin descuentos previsionales, ni beneficios sociales, ni de capacitación para que el trabajador pueda salir del estado de pobreza y generar mayores recursos monetarios a través del trabajo productivo”.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password