Tras las precipitaciones, cómo prevenir los criaderos de mosquitos en las viviendas

Las lluvias traen consigo un incremento en el riesgo de que los hogares se conviertan en criaderos del mosquito transmisor del dengue, zika, fiebre amarilla y chikungunya. Ante esta situación climática, la Secretaría de Salud y Desarrollo Humano hace un llamado a la comunidad para intensificar las precauciones, especialmente después de las precipitaciones.

Compartí esta noticia !

Las lluvias traen consigo un incremento en el riesgo de que los hogares se conviertan en criaderos del mosquito transmisor del dengue, zika, fiebre amarilla y chikungunya. Ante esta situación climática, la Secretaría de Salud y Desarrollo Humano hace un llamado a la comunidad para intensificar las precauciones, especialmente después de las precipitaciones.

El Aedes aegypti, portador de estas enfermedades, halla en nuestros hogares un ambiente óptimo para reproducirse. Desde baldes y botellas hasta tanques y macetas, cualquier recipiente que acumule agua puede convertirse en un criadero. Es fundamental actuar durante las épocas de menor actividad del mosquito, cuando las temperaturas son más bajas, para reducir el riesgo en momentos de brote, cuando las temperaturas son altas.

Por ello se enfatiza en la necesidad de vaciar todos los recipientes que retengan agua después de la lluvia. La clave radica en voltear los objetos, desechar aquellos inservibles, sellar completamente los tanques y recipientes de agua, cambiar diariamente el agua de los bebederos de mascotas y utilizar arena húmeda en los floreros.

Después de la lluvia, es esencial adoptar medidas preventivas debido a los hábitos del mosquito en el hogar y su capacidad de reproducción en cualquier recipiente que albergue agua, sin importar si es natural o artificial. Por tanto, se recomienda:

  • Proteger bajo techo todos los objetos de la casa que puedan acumular agua, cepillándolos y rellenándolos.
  • Renovar diariamente el agua en los bebederos de las mascotas.
  • Eliminar el agua estancada en canaletas, toldos, botellas, baldes y portamacetas cada vez que llueva.
  • Deshacerse de los objetos en desuso que puedan almacenar agua de lluvia y colocarlos en bolsas cerradas.
  • Depositar estas bolsas en los contenedores de basura, que serán recolectadas por el Municipio.
Te puede Interesar  Stelatto prevé un presupuesto de 10 mil millones de pesos para el 2022

Para contribuir a la lucha contra los criaderos de mosquitos, el Municipio realiza operativos de abordaje territorial en los barrios, como parte de su estrategia de descacharrado. Estos operativos buscan concienciar a la comunidad y recolectar posibles criaderos del mosquito transmisor. Es crucial que los ciudadanos colaboren y participen activamente en esta iniciativa. Porque con la cooperación de todos, es posible prevenir la propagación del dengue y chikungunya.

Ante preguntas o inquietudes, los vecinos pueden comunicarse al Instituto Municipal de Vigilancia y Control de Vectores a través de los números 44-20183 y 15-4731040. También pueden contactar al Centro de Atención al Ciudadano al 0800-888-2483 de lunes a viernes, de 7 a 19 horas.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin