Tras secuestro de celulares y cigarrillos en el Tren Internacional, apuntan a empleados infieles

Compartí esta noticia !

La maniobra de contrabando fue descubierta el lunes y al menos el conductor y guarda de turno al momento del procedimiento están involucrados en la investigación de la Justicia Federal de Posadas

Según trascendió, el procedimiento se concretó mediante una inspección realizada el último lunes por agentes de Afip-Aduanas apostados en la cabecera argentina, quienes realizaron una inspección en el tren y constataron la presencia de una cuantiosa cantidad de celulares de alta gama y cigarrillos del vecino país.

Desde la empresa concesionaria Ferrocarril Internacional Casimiro (FIC), destacaron el operativo del personal de control del centro de frontera integrado. Explicando que en su terminal (ubicada en Garupá) se realizan controles exhaustivos antes del inicio del servicio diario. Pero que no tienen ningún control en lo que sucede en la Estación Encarnación, que depende exclusivamente del consorcio Itapúa (concesionado desde el 2022 por FEPASA).

Ante la empresa FIC, quienes deben explicar la procedencia y legalidad de la carga decomisada el pasado lunes son el personal (Chofer y Guarda) que estaban en el tren y las autoridades del Consorcio Itapúa.

En principio, tras las consultas pertinentes con las autoridades del Juzgado Federal de Posadas, a cargo de la jueza Verónica Skanata, se determinó que tanto el guarda como el chofer de la unidad fueron notificados de la causa y queden incomunicados, aunque hasta el momento no hay precisiones de su situación procesal.

La causa

El lunes por la tarde, los aduaneros procedieron a requisar uno de los trenes que cruzan a diario viaducto que une Encarnación con Posadas y descubrieron espacios acondicionados que contenían un centenar de teléfonos celulares de alta gama y una cantidad sorprendente de gruesas de cigarrillos fabricados en el Paraguay.

Te puede Interesar  Productores de cine presentaron un amparo contra el cierre del INCAA

De inmediato se emitieron las comunicaciones al Juzgado Federal de Posadas y la jueza María Verónica Skanata ordenó el secuestro de la unidad ferroviaria, de todos los elementos sin avales aduaneros descubiertos y la incomunicación del conductor del tren y el guarda de turno.

El operativo se mantuvo bajo estricta reserva ayer y el servicio se vio interrumpido durante toda la jornada. Se sospecha con que tanto celulares como cigarrillos no se bajaban en la cabecera respectiva del viaducto sino que seguían viaje hacia la zona de los talleres o galpones en Garupá, donde son guardados los trenes cuando realizan el último viaje todas las tardes.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin