Una textil de Corrientes analiza adelantar vacaciones de 2018 y podría congelar salarios

Por Hernán Alvarez, desde Corrientes. La angustia es claramente visible en el rosto de los trabajadores correntinos que convierten el algodón en telas listas para confeccionar ropa de jeans. “Si planteas aumento salarial en este momento, te tiran por la cabeza con los despidos que hay en todo el país”, expresó un dirigente sindical.
La planta textil de Alpargatas en la ciudad correntina de Bella Vista continúa con la producción reducida a la mitad, afectada por las importaciones de telas, mientras que analiza la posibilidad de adelantar vacaciones correspondientes a 2018 y mantiene congelados los salarios de 480 trabajadores. Así lo adelantaron representantes sindicales de los obreros textiles de Corrientes, en medio del desconcierto por la apertura de importaciones autorizadas por la administración de Mauricio Macri. La situación se agrava por la caída del consumo interno y el reciente fin de las compras de indumentaria con el plan Ahora 12, sin interés.
En Bella Vista, Alpargatas produce telas para jeans y el ingreso de ese producto de Brasil, China y otros países de Asia complicaron drásticamente su situación en el mercado interno, por lo que desde hace tres meses esta planta bajó a más de la mitad sus niveles de producción.
“Acá se producía hasta 2016, un millón de kilómetros por mes de tela para pantalones, camisas y otros productos de jeans, lo que significa unos 80 telares; ahora la planta bajó a 25 o 30 telares”, relató a Noticias Argentinas el titular de la Asociación Obrera Textil de Bella Vista, Roberto Vandecaveye.
“Estamos tratando con la empresa de hacer todo lo posible para que no haya suspensiones ni despidos de obreros, pero la situación es muy complicada porque los depósitos de telas de Buenos Aires están llenos sin que el producto pueda comercializarse por el ingreso de importaciones”, agregó el dirigente textil.
Vandecaveye adelantó que una de las posibilidades es que la empresa decida adelantar los días de vacaciones correspondientes a 2018 a un grupo importante de trabajadores para evitar despidos o suspensiones, como un parte de un plan de contingencia.
El dirigente dijo que para la segunda semana de marzo podría tener novedades sobre los próximos pasos a seguir: “Mi deseo es que todo se normalice, pero la realidad es que estamos complicados porque realmente no se puede competir en el mercado interno con los precios de esa misma tela que viene de afuera”.
En este contexto, Vandecaveye afirmó que “es complicado discutir un aumento salarial porque los empresarios te tiran con los despidos por la cabeza cuando planteas que se negocie una actualización del salario de los trabajadores”.
En 2016, los textiles de esta planta ganaron por paritarias un 29 por ciento de incremento salarial en dos cuotas, pero en marzo de 2017 aún no comenzaron las negociaciones para actualizar sus ingresos y, en medio del temor a ser despedidos, son escasas las chances de luchar por un mejor salario.
Actualmente, la planta de Alpargatas en Corrientes mantiene a 230 trabajadores con vacaciones correspondientes a 2017, días que terminarán dentro de una semana y, partir de entonces, la empresa resolverá si adelanta días de licencia para evitar despidos.
Alpargatas de Bella Vista trabaja todo el proceso para el armado de la tela que vende a fábricas de ropa: el algodón ingresa crudo a su planta, los trabajadores hacen los hilados, luego los tejidos y los pintan en la tintorería para terminar los telares, es decir, todo el paso previo a la confección de pantalones, camisas y polleras de jeans.
Según datos de la Federación Obrera Textil, la administración del presidente Mauricio Macri habilitó de manera drástica el ingreso de productos importados, mayormente de los países asiáticos y en menor medida desde Brasil, a precios muy bajos con los que no puede competir la industria nacional.
Alpargatas no es la única textil de Corrientes que está complicada: TN Platex de Monte Caseros y Tipoití de la Capital provincial también pasaron en 2016 por momentos de tensión con adelantos de vacaciones y arduas discusiones por la suba salarial, a tono con realidad del país que ve afectado su consumo y producción internos.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password