Andrés Colmán alertó sobre el crecimiento de la Narcopolítica en Paraguay

El periodista investigador paraguayo, Andrés Colmán, estuvo participando del Encuentro de Comunicación Periodística organizado por la carrera de Comunicación Social de la UNaM. En una charla con Economis reconoció la preocupación por el crecimiento de la “narcopolítica” en el vecino país y alertó que ya van 17 periodistas asesinados por investigar este tema.

Distendido y con una sonrisa fácil, Colman acepta el convite de Economis para charlar sobre la realidad del Paraguay y como es hacer periodismo de investigación en la actualidad. Recordó que la faceta investigativa de la prensa, comenzó recién después de la caída de la dictadura de Alfredo Stroessner.

En la actualidad el periodismo pasa una etapa muy dinámica antes de que se pueda absorber y procesar la información ya circula por las redes sociales y ante ello los medios digitales se ven obligados a estar atentos al feeling que tiene cada acontecimiento con los lectores, lo que a veces atenta contra el periodismo de calidad.

Colman es un periodista de la vieja escuela, comenzó a trabajar en la adolescencia y su experiencia en el papel lo lleva a comprender, que en esta actualidad de la voragine informativa, el lector espera que el periodista sea el especialista que ayude a entender las cosas, a procesar la información de manera creíble. Plantea que las nuevas tecnologías nos permiten realizar mejor nuestro trabajo.

Afirmó que el periodismo se convirtió en una profesión de riesgo, “más cuando se habla del Periodismo de Investigación que es cada vez más una especialidad que busca indagar en las causas, las dificultades de una sociedad; cuando tocas intereses de gente que no quiere que las cosas salgan a la luz, se puede volver peligroso”.

Explicó que “en el caso de muchos colegas del Paraguay, sobre todo en zonas de fronteras, es tocar intereses de la mafia, del crimen organizado y que tienen contacto con la política y que desde hace unos años se ha denominado Narcopolítica”.

Planteó que hay “dinero que viene del narcotráfico que financia elecciones presidenciales, gobernación, legislativas, municipales, se oponen a que haya una ley de control del financiamiento político. Y cuando los medios sacan a luz la manera en que trabajan, primero amenazan, después mandan una serie de mensajes y luego recurren al asesinato”.

Al ser consultado sobre quienes son los Medios de Comunicación pueden garantizarle una protección a los periodistas, Colman explicó que “no necesariamente porque perteneces a un gran medio de comunicación estás cubierto, si sos corresponsal en zona de frontera de ese medio te expones igual. Es lo que ocurrió en Paraguay con Pablo Medina, por ejemplo corresponsal de ABC Color, el medio más importante del país, que fue asesinado cuando venía de una zona desolada de Canindeyú. Lo que Pasó con Santiago Leguizamón dueño de una radio, corresponsal de varios medios de Asunción, sin embargo cuando empezó a tocar intereses de capos mafiosos de Pedro Juan Caballero, contrataron Sicarios, lo esperaron en plena avenida fronteriza y lo mataron de 21 balazos”.

Sobre estos casos, indicó que “lo más terrible es que esos crímenes están impunes, hay 17 casos de asesinatos en Paraguay de los cuáles solamente uno el de Pablo Medina, se pudo investigar (y encontrar a los culpables) que llamativamente era un intendente municipal, un alcalde de una localidad fronteriza”.

Recordó que en otros tiempos hubo persecuciones políticas de periodistas, que terminaron con la muerte de profesionales durante la dictadura. Por ello aclaró que estos 17 son “desde la caída de la dictadura, desde el caso de Santiago Leguizamón que fue en abril del 2001 a esta parte fueron 17 casos. Estaos ahora en un proyecto de investigar a fondo, de producir un informe y llevar a alguno de los casos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, porque son crímenes imprescriptibles, el caso de Santiago Leguizamón ya está en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, los demás casos queremos ir elevando. Queremos exigir al estado que se reabran esos casos y se investigue a fondo”.

Explicó que no solamente las investigaciones sobre narcotráfico y mafias, ponen en riesgo a los profesionales. Recordó el caso de un informe de un equipo del diario La Nación (de Paraguay) que el año pasado había comenzado a emitir un informe sobre sacerdotes y casos de abuso sexual, después fue censurado.

“Es un informe Iglesia Oscura, es un muy buen trabajo de compañeros, el problema es que la investigación se hizo en un medio que pertenece a la hermana del Presidente de la República,

y ahí se mezclaron periodismo, política, poder de la iglesia” explicó.

Comentó que en ese caso “ellos empezaron con mucha fuerza digamos una investigación, y cuando sale como la segunda publicación el Nuncio Apostólico llama a la dueña del medio, y le dice para esto o vamos a presionar sobre el gobierno. Y para no afectarle a su hermano decide suspender la publicación, es el más grave caso de censura periodística que hubo en Paraguay en los últimos años”.

Indicó que esto revela la concentración de medios en un grupo empresarial muy ligado al poder político.

“En el caso del Presidente de la República que su grupo empresarial compró hasta ahora 13 medios de comunicación, preocupado porque hasta ahora los otros medios no le dan el caris propagandístico que él quiere, lo critican, lo cuestionan, le denuncian casos de corrupción”, indicó.

Como respuesta a esto Colman planteó que desde el poder político de turno se “compra medios para tratar de lavar su imagen política”.

Aunque explicó que los resultados no son los esperados en la sociedad, “en definitiva no es calidad, ni influencia y la mayoría de los medios periodísticos siguen reflejando la gran desigualdad y la mucha corrupción que hay en el poder político en Paraguay”.

Al ser consultado sobre la posibilidad que la región se convierta en el próximo México aquí en la región el periodista afirma que “sí, nosotros tememos mucho y venimos alertando que podemos caminar a eso, primero sufriríamos una especia de “colombianización” lo que era en la época de Pablo Escobar Gaviria, que se volvió un estado fallido prácticamente, en que la mafia decidía las cosas, atacaba el palacio de justicia, ponía una bomba, tomaba un avión con todos los pasajeros, etc. Y el estado estaba impotente hasta que hubo una reacción y bueno, se logró recuperar el control del estado”.

 

Explicó que en México, está pasando algo parecido sobre todo en la zona Norte donde los “carteles” se disputan el territorio y “el Estado casi no puede hacer nada para frenar eso hay más de 100 periodistas asesinados en los últimos años, ahora hace poco lo mataron a Mario Valdez y creemos que Paraguay puede ir camino a eso, si no se logra parar el ascenso de la Narcopolítica”.

“Desde hace unos años los narcotraficantes operan para que hayan legisladores que defiendan sus intereses; operan para que hayan jueces y fiscales comprados, de nómina; policías, y de alguna manera tienen su nexo en el Poder Ejecutivo”, describió.

Como respuesta a estas situaciones, indicó que a través del Foro de Periodistas Paraguayos “venimos dando cursos de seguridad para periodistas, estamos negociando con el Estado un mecanismo de prevención, de ataque a periodistas, de seguridad para periodistas, con respaldo de las Naciones Unidas”.

“Creemos que no hay que hacer ningún tipo de periodismo kamicaze, pero no por eso no hay que dejar de denunciar lo que está ocurriendo. Lo que llamamos la atención es que se haga un trabajo riguroso, con documentos, con suficientes medidas de seguridad, con respaldo empresarial y que no se haga en solitario sino que se trabaje en equipo” consideró.

Fue concluyente al definir que “no por el miedo hay que dejar de publicar la corrupción que ocurre en estos estamentos y la manera que opera el crimen organizado”.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password