Por unanimidad se aprobó el Presupuesto de Misiones, con el eje puesto en la inclusión

La Cámara de Diputados aprobó por unanimidad el plan de gestión del gobernador Hugo Passalacqua para 2018: el presupuesto final de Misiones será de 55.098 millones de pesos, con la inclusión de una partida de 153 millones para construir escuelas, pedida por el propio mandatario, además de un paquete de leyes que fueron sancionadas durante el año.

De este modo, la inclusión social tendrá el 56,75 por ciento del presupuesto, entre educación –la prioridad-, salud y desarrollo social.

El diputado Marcelo Rodríguez, presidente de la comisión de Presupuesto fue el encargado de brindar los detalles de la nueva ley y destacó que la prioridad de la Renovación sigue siendo la inclusión social. En paralelo, aseguró que las políticas provinciales se llevan adelante pese a la restricción económica que llega desde la Nación.

Rodríguez señaló el incremento de la deuda externa tomada para financiar el déficit fiscal y cuestionó que en el presupuesto nacional, Buenos Aires nuevamente es la más beneficiada. “Pero ahora María Eugenia Vidal va por más. ¿Qué es lo que está reclamando? Quiere quedarse con dinero de las provincias a través del Fondo del Conurbano Bonaerense, con el diez por ciento de la recaudación del impuesto a las Ganancias. Se estima que en 2017 se recaudarán 530 mil millones por ese impuesto. El diez por ciento, son 53 mil millones de pesos. Buenos Aires quiere quedarse con eso y además participar del 4 por ciento colateral por Necesidades Básicas Insatisfechas. Eso va a generar un enorme perjuicio a Misiones si la Corte Suprema llega a fallar a favor”, explicó.

Según las estimaciones para 2018, Misiones perdería 3.275 millones. Unos 2.601.495.000 por la eliminación del tope de 650 millones de pesos y 674.043.000 por NBI. Eso es más que el presupuesto de Salud en Misiones”, argumentó.

El radical de Vanguardia, Hugo Escalada coincidió con la línea argumental y advirtió que sus peores temores se están cumpliendo: “Van dos años y ya está en riesgo la gobernabilidad por acompañar las políticas de ajuste”, cuestionó.

“Argentina está en crisis. Blindaje, megacanje, default, ese es el orden sucesivo para hacer frente a las deudas. Hay dos iceberg que nos van a impactar de lleno. El primero es la ley de Responsabilidad Fiscal que pretende imponer condiciones a las provincias. El otro es el fallo del Fondo del Conurbano que sale o sale”, anticipó.

El radicalismo, que votó a favor casi forzado por el PRO que debe devolver “gentilezas”, respondió las críticas del oficialismo y fue el más enfático en la defensa de la política económica de Mauricio Macri. Gustavo González reclamó la salida de la emergencia económica para “honrar la deuda” con los tenedores de bonos emitidos durante la década de los 90 y las jubilaciones que fueron congeladas durante el mismo período.

El diputado que busca su reelección cuestionó que solo el 21 por ciento de los recursos provinciales son de recaudación propia. “El resto es de la Nación”, dijo confundiendo que la coparticipación se conforma con recursos generados en las provincias. “Por eso no se puede seguir incrementando la presión fiscal, que alienta la evasión y desalienta la inversión”, insistió, pese a que Misiones no tiene previsto incrementar la presión impositiva.

Para culminar, González pidió bajar Ingresos Brutos y compensar con un aumento de los impuestos inmobiliarios para “que paguen los terratenientes”.

Ni el radicalismo ni el PRO hicieron alusión al endeudamiento ni a los recortes sociales previstos por la Nación.

El diputado Héctor “Cacho” Bárbaro dio una clase de economía básica. “Este es un gobierno de derecha medio raro. Le dio a los pobres la tarjeta Argenta a 45 días antes de las elecciones. Y ahora están endeudados con la Anses. Iban a terminar con los pobres… y lo están haciendo, van quedando pocos. Antes había pobres, pero ahora hay hambre. El plan Argenta está armado para empobrecer más a los pobres, con un 26 por ciento de interés anual. En diciembre cuando vayan a cobrar su asignación y cobren 30 por ciento menos, vamos a ver qué pasa con los pobres”, apuntó.

Bárbaro desafió a los legisladores de Cambiemos a poner en un papel su posición sobre las políticas nacionales y su impacto en Misiones. “Vamos a sacar una resolución para ver de qué lado están. Para decirle al Presidente que le diga a su gobernadora, su compañera, María Eugenia Vidal, que desista de sacarle los recursos a los misioneros. Quiero ver también qué van a hacer los radicales y los del PRO si el Gobierno confirma su intención de hacer las represas en Misiones”, chicaneó.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password