Agtechs que apuntan a producir más y mejor, con menos recursos e impacto ambiental

Una startup que desarrolló un recubrimiento de semillas para que se distribuyan mejor en la siembra, para evitar pérdidas; una plataforma, liderada por mujeres, que desarrolló la primera calculadora de huella de carbono del país; un sistema con base en tecnología de sensores que detecta dónde hay malezas y permite realizar aplicaciones selectivas de herbicidas, y una app que integra diferentes pronósticos climáticos conformaron la primera parte del panel: “Agtechs, producir más con menos y mejor” del Congreso Maizar 2022. Participaron Federico Cola, CEO de Seed Matriz; Inés Di Nápoli, CEO de Plataforma PUMA; Leonardo Elgart, fundador y socio gerente de Milar Agro Tech, y Marcos Alvarado, Desarrollo de Nuevos Negocios LatAm en Agrosmart. Fue moderado por Pilu Giraudo, presidenta honoraria de Aapresid.

En tanto la segunda parte de este panel estuvo formada por una firma que ofrece aporte tecnológico basado en innovación abierta, y servicios de procesamiento de información; una app gratuita que permite identificar malezas, los productos necesarios para eliminarlas, y estimar los rendimientos; un sistema web que puede recibir datos desde balanzas, tolvas, cosechadoras y otras máquinas, para organizarlos, procesarlos y transformarlos en información a través de gráficos, alarmas o reportes, y una fábrica de maquinaria agrícola que está trabajando con inteligencia artificial aplicada a imágenes en tiempo real, entre otras iniciativas. Elpanel “Agtechs, producir más con menos y mejor”, moderado por Pilu Giraudo, presidenta Honoraria de Aapresid. Participaron Mariano Oddino, CEO y fundador de Corvus; Danel Leiva, socio de GeoAgro; Pablo Provera, gerente de Excelencia Digital de BASF, y Javier Grasso, gerente comercial de Metalfor

“Los que estamos involucrados en esta comunidad agrobioindustrial sabemos que el mandato global es producir cada vez más, pero con menos. Con menos recursos, con menos huella, con menos impacto. Y lo tenemos que hacer cada vez más y mejor. Y no hay duda de que las famosas agtechs son la herramienta ideal para acompañarnos en esta evolución y en este camino”. Así inició el panel “Agtechs, producir más con menos y mejor” del Congreso Maizar 2022, moderado por Pilu Giraudo, presidenta honoraria de Aapresid.

Federico Cola, CEO de Seed Matriz, una compañía agtech fundada en la Argentina en 2018, destacó la importancia de la tecnología aplicada a la producción con un particular indicador: “Un productor medio deja de ganar el equivalente a una pick-up cada 250 hectáreas por no lograr distribuciones temporales y espaciales correctas en la siembra de maíz”. La agtech que lidera se dedica a la fabricación de materiales para recubrir la semilla, que es alojada en una cápsula de diez milímetros, con la que se pretende dar solución a la variabilidad de forma y tamaño.

“Somos 15 investigadores nacidos en Río Cuarto (Córdoba), y somos una startup global que hace investigación y desarrollo desde hace cuatro años”. Así definió Cola a Seed Matriz, que actualmente tiene un programa de testeo en siembras en 50 localidades de la Argentina y en 18 de Estados Unidos, distribuidas en siete estados.

La propuesta de la compañía tiene tres pilares. El primero tiene que ver con la sembrabilidad, dijo el empresario, que aseguró que la cápsula ayuda a distribuir mejor las semillas, con coeficientes de variaciones menores al 20%. El segundo pilar es la incorporación de nanonutrientes y micronutrientes a la cápsula para asegurar un establecimiento y una emergencia rápidas y uniformes. Y el tercero es la generación de información, lo que se consigue sumando al producto componentes que expresen resultados en la planta.

Plataforma PUMA fue la segunda iniciativa que se presentó. Propone una solución al problema del cambio climático producto de las emisiones de gases de efecto invernadero: “Tenemos clarísimo que el agro es parte de la solución porque nos va a permitir entrar en un proceso que denominamos ‘agricultura regenerativa’”, señaló Inés Di Nápoli, CEO de la empresa y miembro de la Red de Mujeres Rurales. “Somos una empresa que está pensada para trabajar en equipo y sabemos que el centro de la escena lo tiene el productor; quienes estamos prestando servicios de agtech desde distintas compañías tenemos que trabajar de manera colaborativa para solucionarles los problemas y hacerles fáciles los procesos”, afirmó.

PUMA es una plataforma de base tecnológica que está liderada por mujeres. Permite que usuarios se conecten a una API (sigla de Interfaz de Programación de Aplicaciones) que integra la primera calculadora de huella de carbono del país. Está orientada a la producción agrícola, pero próximamente también a la ganadera, a la de arroz, a la de azúcar y a la forestación.

“Hemos medido la huella de carbono en 250.000 hectáreas”, aseguró Di Nápoli. “Puede parecer poco, porque sembramos millones, pero el punto es que a esas 250.000 hectáreas les hemos agregado valor, y le estamos diciendo a sus productores que la huella de carbono puede ser comparada con la de cualquier latitud”. La plataforma también permite medir y comparar la huella de carbono en distintas localidades y
provincias. “Hay mucho por construir juntos”, concluyó.

Leonardo Elgart, fundador y socio gerente de Milar Agro Tech, presentó la solución Eco Sniper, un sistema para aplicaciones selectivas con base en tecnología de sensores que detecta dónde hay malezas, para pulverizar con herbicidas en áreas específicas y así ahorrar producto químico y contribuir a la sustentabilidad.

“Hace unos seis años, nos juntó el pánico. Veíamos que siempre intentábamos resolver el problema de las malezas con las mismas herramientas y eso nos llevaba a que el consumo de agroquímicos fuera cada vez más alto a nivel nacional y que el resultado no fuera el esperado”, recordó. Luego de revisar la tecnología disponible en el mercado, la firma comenzó a evaluar las oportunidades de mejora. “A partir de eso, nace Eco Sniper”, resumió.

La iniciativa, dijo Elgart, permite reducir en un 70% el uso de agroquímicos aplicados a un lote y, en consecuencia, también genera una disminución, en igual porcentaje, del uso de agua limpia, bidones, plantas, fletes y residuos. “La aplicación selectiva deja menos residuos de caldo por usar menor cantidad de producto. Es decir, el impacto que estamos generando por lograr igual control de malezas, con 30% de producto, impacta en toda la cadena, en todo el sector”, remarcó. “Es un sistema menos nocivo para el
ambiente”.

Marcos Alvarado es fundador de Booster Agro, un emprendimiento que comenzó en 2016 como resultado de la habitual frustración que provoca en el campo la falibilidad de los pronósticos del clima, algo que, asegura, se verifica en América Latina en general y que puede ser atribuible a problemas de infraestructura e insuficiente inversión del Estado. “Nuestra solución a eso fue crear un modelo, un predictor con algoritmos y tecnología de inteligencia artificial. En ese momento, la conjunción de agro e inteligencia artificial estaba muy de moda y es algo que vieron los inversores. Fuimos a Estados Unidos a buscar inversores, diseñamos una app, sacamos el predictor que era el pronóstico del clima, se lo dimos a 100 productores CREA y fallaba por todos lados”, rememoró Alvarado.

Pero el resultado fallido, aseguró, aportó un gran aprendizaje. “Para nosotros, la clave fue haber entendido realmente qué hacía el productor todos los días para ver el clima”, reveló. El denominador común era que cada uno buscaba entre cuatro y cinco predicciones en distintas fuentes. Entonces surgió la idea de unir esa información en una única app, que incluye la personalización de la experiencia, y que el año pasado llegó a tener 100.000 usuarios en la Argentina, Uruguay, Brasil y Paraguay. “Un día llegó Agrosmart, que es una empresa de Brasil en la que ahora estamos trabajando todos, y Booster hoy es parte de una suite de productos de esa empresa”, concluyó.

Alvarado anticipó que los próximos pasos apuntan a dar soluciones en materia

Segundo panel “Agtechs, producir más con menos y mejor”:

El mandato de dar respuesta a una demanda global aumentada en términos tanto de cantidad como de calidad, y hacerlo con menos recursos y menos impacto ambiental, fue el disparador de la segunda parte del panel titulado “Agtechs, producir más con menos y mejor”, en el Congreso Maizar 2022.

El panel presentó los casos de cuatro empresas que brindan soluciones tecnológicas para mejorar la eficiencia de la producción. “Cada una de estas herramientas nos hace sentir que definitivamente hay un camino de evolución y que el mandato al que nos referimos no es para nada utópico, ni nos restringe, sino que, por el contrario, nos da más posibilidades para el camino”, señaló Giraudo sobre las propuestas expuestas.

La primera de ellas fue la presentada por Daniel Leiva, productor agropecuario y socio de GeoAgro, una firma que ofrece un abordaje integral que incluye aporte tecnológico (basado en innovación abierta), servicios de procesamiento de información y un equipo de expertos para respaldar el proceso.

Leiva destacó la importancia de pensar en la tecnología como un medio para rediseñar procesos y evitar así que, por ejemplo, se acumulen de manera aislada datos que, adecuadamente interpretados, podrían contribuir a la toma de decisiones. El cambio puede ser facilitado por una solución que aporte una plataforma digital, a la que se le puede agregar consultoría y una nueva agronomía de datos. “Esa nueva agronomía requiere que la acompañemos profesionalmente todos los actores que estamos en el rubro. Eso permite la integración de mapas digitales, realizar un monitoreo, contar con una app mobile y un soporte web, y todo un equipo que hace que podamos interpretar mejor un dato”, resumió.

Con relación a cuáles son las principales trabas para adoptar este tipo de herramientas, Leiva apeló a su propia experiencia: “Como productor, en un momento advertí que era netamente incorporador de tecnología, y que al proceso lo seguía haciendo de la misma forma en que lo hacía mi papá 20 o 25 años antes”, rememoró. “Entonces, tomamos la decisión de hacer el clic empresarial: si hay tecnología, hay que transformar el proceso. Detrás de un proceso que se debe rediseñar, hay personas, y un esquema mental que hay que derribar”, añadió.

Pablo Provera se refirió a las principales soluciones digitales de la compañía química Basf. Una de ellas es Xarvio Scouting, que incluye un asistente de bolsillo que es una aplicación de celular. A través de esta, es posible, por ejemplo, identificar malezas a partir de una foto, así como calcular el rendimiento de un lote a partir de una imagen que permite determinar cuántos plantines emergieron en un sector.

A su vez, el diagnóstico de una maleza brinda la posibilidad de conectar esa información con la aplicación Basf Agro, para saber qué productos son los adecuados para atacarla, describió Provera.

Como Xarvio Scouting es gratuito, se convierte también en una herramienta colaborativa, un radar que posibilita contar con notificaciones sobre situaciones que se presentan en otros campos o zonas aledañas.

“Se puede ver, por ejemplo, que a 10, 20 o 30 kilómetros se identificó una roya”, graficó Provera. El ejecutivo también se refirió a Xarvio Field Manager, al que se refirió como “el producto estrella”, orientado al monitoreo. Esta solución permite, por caso, distinguir mediante un semáforo las áreas de mayor o menor afectación de los lotes y acelerar así la toma de decisiones. Asimismo, ofrece propuestas de optimización de suelos –a través de información aportada por mapas satelitales– y aplicación de variables de insumos.

Finalmente, Provera destacó la capacidad de automatizar el procesamiento de datos –para aprovechamiento en tiempo real o en el futuro– y la capacidad de integrarse a otras plataformas.

Mariano Oddino, de Corvus, se refirió a la tecnología AGDP (sigla de Agro-Ganadería de Precisión) de la empresa, un sistema web que puede recibir datos desde las máquinas (como balanzas, tolvas o cosechadoras, entre otras), para organizarlos, procesarlos y transformarlos en información a través de gráficos, alarmas o reportes.

Adaptar las tolvas para que puedan enviar información en forma remota permite digitalizar el proceso de cosecha. Para ello, la firma ofrece kits autoinstalables para cambiar el monitor de la tolva por una tablet, el tiempo que se coloca un sensor y una cámara.

“El productor abre el tubo, descarga la tolva y, automáticamente, cuando cierra el tubo, se suben los datos al celular o a la computadora. El sistema no solo recolecta esa información con la posición de la descarga, sino que puede mostrar múltiples datos, por ejemplo, el rendimiento de un lote, el número de silobolsas empleados o de camiones que se llenaron con producción”, describió.

Oddino precisó que hay un 0,5% de margen de error en la información obtenida, un porcentaje menor, dijo, que el que pueden ofrecer algunas maquinarias agrícolas. “Mucha gente utiliza la cosechadora para ver un rendimiento, y una buena cosechadora, con una buena regulación, tiene un 6% de error. Nuestro sistema mejoró la velocidad y la precisión del acceso a esa información”, aseveró. Y concluyó: “Y eso se logra sin apretar ningún botón. Solo abriendo y cerrando la tolva se logra control en tiempo real”.

Finalmente, Javier Grasso, gerente comercial de Metalfor, aclaró que la fabricante de maquinaria agrícola se define como consumidora de agtechs. “Lo que intentamos es ofrecer al productor esa posibilidad de ser cada vez más eficientes, cada vez más rentables, bajar costos, y para ello estamos trabajando, por ejemplo, con inteligencia artificial aplicada a imágenes en tiempo real”, afirmó.

La firma busca optimizar los procesos de pulverización, con especial énfasis en pulverización selectiva para bajar costos y contribuir a la sustentabilidad, y fertilización variable. “Dar la posibilidad al productor de hacer fertilización variable en tiempo real es un gran desafío, un gran objetivo en el que estamos inmersos. Es por ello que necesitamos mucho de empresas que desarrollen con nosotros este tipo de instrumentos”, señaló Grasso.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password