Alertan por el daño al corazón que causan el cadmio y el plomo

Según una nueva investigación publicada en Cardiovascular Research, una revista científica de la Sociedad Europea de Cardiología, los estudios han encontrado asociaciones entre los niveles altos de plomo en la sangre y las enfermedades del corazón, incluidas las coronarias, los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares.

En tanto en la región Brasil insiste en elevar los límites de cadmio y plomo presentes en la yerba mate. Hace una semanas como informó Economis, llegó a aun acuerdo con su principal importador de yerba mate, Uruguay para triplicar los valores permitidos de cadmio y plomo y en la próxima reunión de comercio del Mercosur buscara que esos límites sean para toda exportación, quitándole el valor de alimento sano a la yerba mate.

Cada vez hay más pruebas de que los pesticidas y los metales pesados acrecientan el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Los pesticidas y los metales pesados presentes en el suelo pueden perjudicar gravemente al corazón, según una nueva investigación publicada en Cardiovascular Research, una revista científica de la Sociedad Europea de Cardiología.

“La contaminación del suelo es un peligro menos visible para la salud humana que el aire sucio. Pero cada vez hay más pruebas de que puede dañar la salud cardiovascular a través de una serie de mecanismos que incluyen la inflamación y la interrupción del reloj natural del cuerpo”, dijo el autor y profesor Thomas Münzel, del Centro Médico Universitario de Mainz, Alemania.

La contaminación del aire, el agua y el suelo es responsable de al menos nueve millones de muertes cada año, asegura un comunicado de la Sociedad Europea de Cardiología.

Paralelamente, más del 60% de las enfermedades y muertes relacionadas con la contaminación se deben a enfermedades del corazón, como cardiopatía isquémica crónica, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y arritmias.

Según los autores, el mecanismo perjudicial de la contaminación se da a través del aumento del estrés oxidativo en los vasos sanguíneos, por lo que habría más radicales libres dañinos y menos antioxidantes beneficiosos. Además, causa inflamación y al altera el ritmo circadiano.

Ahora bien, ¿cómo ingresa la contaminación al cuerpo humano? Los autores definieron que se da a través de la inhalación de polvo, cristales de fertilizante o partículas de plástico, así como la ingestión por vía oral por medio del agua.

Respecto a los microplásticos, todavía la ciencia no pudo establecer que su presencia en el organismo impacte en la salud. Por el momento, la investigación ha demostrado que estas partículas pueden llegar al torrente sanguíneo, lo posibilita que viajen a los órganos.

La investigación se centró en dos contaminantes principales, a saber: el cadmio y el plomo. El primero es un metal pesado que se encuentra naturalmente en pequeñas cantidades en el aire, el agua, el suelo y los alimentos, y también proviene de fuentes industriales y agrícolas.

Los alimentos son la principal fuente en personas no fumadoras.

Por otro lado, el plomo e s un metal tóxico de origen natural que contamina el ambiente a través de la minería, la fundición, la fabricación y el reciclaje.

Los estudios han encontrado asociaciones entre los niveles altos de plomo en la sangre y las enfermedades del corazón, incluidas las coronarias, los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares.

Otros estudios han indicado un mayor riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular asociada con la exposición al arsénico, un metaloide natural cuyos niveles pueden aumentar debido a los procesos industriales y al uso de agua contaminada para regar los cultivos.

“Si bien la contaminación del suelo con metales pesados y su asociación con enfermedades del corazón es un problema especialmente en los países de bajos y medianos ingresos, ya que sus poblaciones están desproporcionadamente expuestas a estos contaminantes ambientales, se convierte en un problema para cualquier país del mundo debido a la creciente globalización de las cadenas de suministro de alimentos y la absorción de estos metales pesados con frutas, verduras y carne”, advierte el documento.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password