Alferéz: Alfajores artesanales con sabor misionero

Compartí esta noticia !

El alfajor es, por excelencia, una de las golosinas más predilectas de los argentinos. Su popularidad es sólo comparable con su amplia variedad en todo el territorio nacional, donde cada provincia le da la impronta y Misiones no se podía quedar atrás.

Si de sabores regionales se trata, Alferéz es la opción por excelencia del mercado de alfajores. Se trata de un emprendimiento impulsado por Silvia Villalba y su pareja, Renzo Ramos, con quien decidió iniciar la fabricación de estos productos tan argentinos como Maradona o el Papa Francisco, pero con un toque bien misionero, como Andresito o Ramón Ayala.

Silvia es Técnica en Recursos Humanos, egresa del INCADE y la falta de trabajo hizo que decidiera, a mediados del año 2.021, emprender en un rubro al cual no estaba tan familiarizada. “Empecé haciendo para familiares y amigos, algo sencillo, porque no tenía la formación académica como para hacerlo, pero de pronto empezó a gustar y los pedidos empezaron a aumentar”, explicó la joven emprendedora a Economis.

Su única experiencia previa en cocina o pastelería era unas tartas que había preparado tiempo atrás, pero entendió que esos productos eran para un público más exclusivo y, si bien hay excepciones, a la gran mayoría de las personas les gusta los alfajores, por lo que decidió indagar por una versión XL de esta golosina.

Al tiempo, un conocido le ofreció la oportunidad de vender su producto a un buffet, algo que no estaba en los planes iniciales, por lo que tuvo que cambiar algunas cosas de su modalidad de trabajo. Tuvo que reducir el tamaño de los alfajores de 250 gramos a unos tamaños estándar, tanto por el volumen de producción, como por el packaging que necesitaba para envolverlo.

Te puede Interesar  Angelini: "El PRO va a poner una buena estructura de fiscalización" en el balotaje

“Tuve que empezar a equiparme, acondicioné un living como mi espacio de trabajo, compramos un horno industrial y empezamos a probar más cosas”, comentó Silvana, que tuvo un crecimiento exponencial en el último año y medio de trabajo.

Con el correr de los días, la marca se empezó a popularizar y, además del buffet, kioscos de la zona, clientes particulares de toda la provincia y una importante cadena de comercios vinculados a la comida regional, con sede en Puerto Iguazú, se interesó en sus productos.

“Vamos paso a paso, hay cosas que debemos ir mejorando, pero no nos queremos apurar, lo importante es mejorar la calidad del producto, la patente de la marca ya está tramitada y con Ademis trabajamos en el mejoramiento del packaging, con un diseñador gráfico, aunque por el registro de marca debemos mantener algunas cosas, como los colores, tipografía, etc.”, indicó.

Uno de los objetivos de esta fase es, según comentó, poder agregar el valor nutricional a los paquetes, algo que les permitirá entrar a otros mercados como estaciones de servicio, entre otros.

Sabores regionales

Una de las principales virtudes de los alfajores Alferéz, es su amplia variedad de sabores, donde se encuentran variedades como frutos rojos, frutillas o más regionales, como el maracuyá y yerba mate. “Depende de la cantidad de pedidos, voy priorizando que sabores fabricar, porque a veces no conviene preparar toda una tanda, para vender cuatro”, explica.

Al ser temporada de verano, la venta de los alfajores baja, sin embargo cuenta con un catalogo de opciones muy variada donde se encuentran: frutos rojos, frutilla, clásicos blancos y negros, maracuyá, cacao y avellanas. También tiene la opción con ganaches donde se encuentra la de yerba mate, frutilla, limón, fernet al chocolate, mantecol, entre otros.

Te puede Interesar  Tres proyectos seleccionados del concurso para crear la marca MiDi

El ganache es una preparación que se compone de nata mezclada en caliente con chocolate en trozos a partes iguales.​​ Se emplea en la elaboración de los recubrimientos de los bombones de chocolate, de las tartas y de las pastas de té, o como relleno, como en la tarta ópera.

A pesar de tratarse de un producto artesanal, por su tipo de elaboración, en poco más de dos años, Alferéz cuenta con una producción mensual de alrededor de 2.500 unidades y apunta a continuar creciendo, debido a la calidad de sus alfajores. Con una textura suave y cremosa, la sensación al paladar refleja una calidad premium, que nada tiene que envidiar a importantes marcas manufacturadas.

“Queremos seguir formándonos para hacer cada vez mejores productos, que crezca la fábrica, tener todo en regla y, tal vez en un futuro muy lejano, tener el local, pero no es algo que me quite el sueño, quiero ir un paso a la vez”, finalizó Silvana.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin