Apostar en tiempos de crisis: una cooperativa invirtió 1.500 millones para modernizar su planta de secado de yerba mate

Compartí esta noticia !

Con una inversión de 1500 millones de pesos, la Cooperativa Yerbatera Dos de Mayo finalizó la construcción de un nuevo secadero de yerba mate. Desde hace tres décadas que la empresa viene realizando importantes inversiones para el sector yerbatero, manteniéndose en constante crecimiento y desarrollo.

Este secadero de yerba cuenta con toda la infraestructura, para una industria totalmente nueva desde depósitos y básculas. “Es totalmente nueva toda la instalación, todo para obtener un mejor producto, y un mejor estacionamiento en la yerba canchada, así que es algo bastante importante”, expresó Héctor Hugo Digler, presidente de la Cooperativa Yerbatera Dos de Mayo Limitada. 

El nuevo secadero representa un importante aporte, ya que la empresa venía teniendo problemas con la capacidad de producción por la gran cantidad de socios que operan con la cooperativa. “Tenemos dos secaderos de alta producción, y ya no estábamos pudiendo dar abasto con toda la recepción de hojas verdes de estos productores, por lo que  para poder satisfacer a todos ellos y a los socios, hace un año medio comenzamos con la construcción de un tercer secadero el cual estos días estamos probando, y ya está prácticamente terminado”.  

Cuenta con lo último que hay en tecnología para secado de yerba mate.  “Va a ser un secado a través de intercambiadores de calor, también las tamboras son de acero inoxidable, todo automatizado al sistema de alimentación de hoja verde como también la parte de energía térmica. Todo lo que se puede incorporar en tecnología se incorporó”.

El presidente de la cooperativa contó que esta nueva infraestructura tendrá una capacidad de aproximadamente ocho mil kilos de hoja verde por hora

“Las instalaciones están ubicadas cerca de la cooperativa donde tenemos nuestra sede, a unos trescientos metros en una chacra, donde se instalaron también los depósitos con sistema de calefacción, es una inversión muy importante, todo  lo que involucra un secadero de yerba está instalado en ese terreno”, contó. 

Si bien el escenario yerbatero actualmente no es el mejor, la empresa decidió apostar todo por este nuevo emprendimiento, ya que el proyecto inició el año 2022, cuándo aún eran épocas buenas. “Tuvimos unos años muy buenos para el sector y aprovechando esa situación pudimos construir,  y si bien se está complicando el panorama de la yerba, ya estamos prácticamente en los últimos detalles para poner en funcionamiento el secadero”. 

“Lo que realmente está bastante complicado es el tema de los precios del producto ya que las empresas que están desde Brasil y Paraguay compiten en forma desleal con las empresas molineras que no hacen importación y eso hace que tengamos inclusive que bajar el precio a los productores”, señaló. 

A través del trabajo cooperativo en equipo, con los valores de amistad, sencillez y esfuerzo, a principios del año 1994 un grupo de agricultores se unió para fundar la Cooperativa Yerbatera Dos de Mayo Limitada, ubicada en zona centro de Misiones. La base de la empresa siempre fue la tradición de producir yerba mate de calidad, con innovación, sustentabilidad y valorando la riqueza natural de la tierra colorada. 

Te puede Interesar  Economis en Palermo: Los grandes de la industria forestal despidieron a Macri "agradecidos" pero le ponen una ficha a Alberto Fernández

Abasteciendo a Misiones y gran parte de Corrientes, siempre contó con el apoyo del INTA y del programa Cambio Rural. Actualmente la cooperativa produce, procesa, envasa y comercializa yerba mate y exporta una gran cantidad de té. 

“Desde el principio se habló de formar una cooperativa yerbatera, porque la mayoría de los que estábamos integrando el grupo éramos pequeños productores yerbateros y teníamos inconvenientes para vender la producción ya que en la zona prácticamente no había secaderos de yerba. Después de largas charlas entre los socios, el 26 de septiembre de 1994  se logró la fundación, este año estaremos cumpliendo 30 años de existencia”, contó Hector. 

Al inició la empresa contó con 74 socios, en el transcurso de los años fueron incorporando nuevos asociados y actualmente cuentan con 122 socios activos y a su vez trabajan con alrededor de 700 productores más, como clientes ya que todos los que operan en la cooperativa son pequeños productores. 

“Una vez constituida la cooperativa pudimos conseguir recursos del Fondo Especial del Tabaco, que eran para diversificación productiva. Presentamos un proyecto a través de APTM y conseguimos recursos para construir un pequeño secadero rotativo el cual nos permitió en el año siguiente estar procesando y vendiendo yerba mate canchada a algunos molineros y hacer algunas exportaciones a Brasil en aquella época”, dijo Dingler . 

Posterior a la crisis yerbatera de los noventa, la empresa pudo abrir nuevos negocios para la venta de canchada, lo que les permitió hacer un mayor volumen de producción y en el año 2006 inauguraron un secadero moderno a cinta, con intercambiables de calor para el secado. Para el 2011 se incorporó un secadero de té ya que la mayoría de los productores también eran teleros. Actualmente tienen un secadero de té de última tecnología, automatizado con cuatro líneas de secado,  exportan el 90% de su producción mientras que el 10% queda para el mercado interno. 

“La instalación de la cooperativa y el buen negocio también repercutió en la producción local, los productores fueron aumentando su producción. En el 2013 comenzamos con la construcción de otro secadero que a finales del 2014 ya estuvo en funcionamiento, así que ya tenemos dos secaderos de alta producción ” detalló el dirigente. 

Contó además que posteriormente a pedido de los asociados se resolvió comenzar con la construcción de un molino para la yerba mate, y de esa manera darle un valor agregado al producto. El mismo se construyó con recursos propios y créditos del Banco Nación. Actualmente el molino está trabajando y la empresa tiene su propia marca de yerba mate, Indumar.  El 20 por ciento de la producción se comercializa como yerba mate envasada y el resto se está vendiendo como yerba canchada ya que su producción es mucha. 

Te puede Interesar  Consecuencia de la crisis: dos mil empleos menos en un año en Misiones

La cooperativa también cuenta con un vivero forestal el cual provee a los productores de plantines de yerba mate de la zona y también se hacen plantas nativas y frutales que se venden a los mismos y a empresas que se encuentran haciendo la recuperación de las partes degradadas de la tierra, aportando también a la conservación del medio ambiente. 

“Es un vivero totalmente automatizado que está con una capacidad para quinientos mil plantines, trabajando al máximo de su capacidad”

Una organización que mejoró la calidad de vida de sus integrantes, hoy es una de las empresas yerbateras más importantes del centro de la provincia. Actualmente cuenta con 120 empleados de forma directa, y al poner en funcionamiento el nuevo secadero van a incorporar veinte empleados más, brindando así un total de puestos de trabajo a 140 familias de la zona. 

A pesar del contexto difícil que se encuentra pasando el sector yerbatero, la Cooperativa Dos de Mayo, tiene una muy buena producción de yerba, con yerbales en excelentes condiciones de brotación,  ésto permite que haya muchos más kilos que años anteriores. 

“Acarreado a la excelente producción, la liberación de importación está generando un problema de sobreoferta y eso está perjudicando al pequeño productor. Las  empresas que están importando, están poniendo un producto terminado en las góndolas a un precio muy bajo. Lo cual hizo que todas las empresas tengan que bajar el precio y el pequeño productor también se vea afectado en su producción ya que los secaderos tuvieron que bajar el precio de la hoja verde”, sostuvo. 

Por lo que con esta nueva inversión, el objetivo también es poder dar respuesta a toda la producción local de los productores, y juntos encontrar un equilibrio. 

La constitución de la cooperativa permite a los productores unirse en un esfuerzo colectivo para alcanzar los objetivos comunes y alcanzar resultados que individualmente sería imposible. Por esto la empresa Yerbatera representa un antes y un después en el pueblo, convirtiéndose en un factor importante en el desarrollo económico y social de Dos de Mayo. 

“No podemos quedarnos con lo que ya está construido sino que siempre tenemos una ambición de crecimiento para poder seguir dando oportunidades a nuevos productores que se puedan incorporar a la empresa, así poder vender su producción y tener asegurado también el cobro del mismo”.

“La visión a futuro es ir avanzando, e ir creciendo también en cuanto a la imposición de nuestra marca en el mercado, así que  tenemos un gran desafío por delante y creo que con el esfuerzo de toda la masa societaria y de los productores que operan con la cooperativa vamos a salir adelante, y seguir progresando”, argumentó Dingler. 

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin