Argentina y Brasil acuerdan el intercambio de energía en monedas locales

Los gobiernos de la Argentina y de Brasil suscribieron hoy una extensión hasta 2025 del Memorándum de Intercambio de Energía, que tendrá como principal innovación la implementación de un sistema bilateral de pagos en monedas locales, a la vez que propugna la profundización de la integración energética.

La firma del acuerdo estuvo a cargo de la secretaria de Energía, Flavia Royon, y del embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, mientras que por el lado brasilero participó el viceministro de Minas y Energía, Hailton Madureira de Almeida.

Tras la rubrica del entendimiento, Royon y Scioli informaron los detalles del memorándum al presidente Alberto Fernández, en Casa de Gobierno.

El acuerdo, que fija las modalidades de intercambio en materia de electricidad, le permitirá a la Argentina abastecerse en época invernal desde Brasil y reducir las necesidades de importación de combustibles líquidos para generación.

Además del entendimiento para regular el intercambio de energía eléctrica y gas entre ambos países, Royon y Scioli informaron al jefe del Estado sobre el avance en las negociaciones para concretar el financiamiento de las próximas etapas del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner.

El memorándum es el resultado de tres rondas de negociaciones entre octubre y noviembre para actualizar el acuerdo que estaba a punto de vencer, que ahora tendrá vigencia hasta 2025 y será renovado automáticamente cada cuatro años.

Allí también participaron Cammesa, la compañía que administra el mercado eléctrico mayorista, y la Cancillería argentina.

El entendimiento permite la utilización del Sistema Bilateral de Pagos en Monedas Locales, implementado por medio del “Convenio del Sistema de Pagos en Moneda Local entre la República Argentina y la República Federativa de Brasil”, firmado el 8 de septiembre de 2008.

Ambas partes ratificaron la voluntad de continuar el diálogo con el objetivo de arribar a contratos en firme de mediano plazo, tanto en materia de importación como de exportación.

“Este invierno que pasó, el aporte de Brasil en materia de importación de energía eléctrica a la Argentina fue clave para posibilitar ahorros a nuestro país, fue clave para posibilitar parte de la devolución de los barcos de GNL y que la Argentina pueda sostener su demanda energética a un precio competitivo”, explicó la funcionaria de la cartera económica.

En declaraciones a la prensa en Casa de Gobierno, Royon reseñó que “en algunos momentos la importación desde Brasil llegó a ser aproximadamente el 8% de la demanda de energía eléctrica de la Argentina, así que fue un aporte importante”.

En ese contexto, explicó la funcionaria, es que se comenzó a trabajar para firmar el memorándum de entendimiento y “posibilitar que esta importación de energía eléctrica de Brasil no requiera divisas argentinas”.

En ese sentido, el embajador Scioli agregó que “el sistema de pago moneda locales habla de los avances de integración financiera y paralelamente a esto facilita el trabajo con el Bndes (Banco de Desarrollo de Brasil) para que financie parte de la segunda etapa del gasoducto” Néstor Kirchner, que prevé la extensión del ducto hasta el sur del país vecino.

El diplomático resaltó el acuerdo alcanzado “porque a pesar que Brasil viene de una contienda dura política, nunca se dejó de articular, ya sea con las actuales autoridades como con las que vienen que están absolutamente interiorizadas” y aseguró que “el Gobierno próximo de (el presidente electo Luiz Inácio Da Silva) Lula, sabe lo que significa para el Gobierno argentino la integración energética en el marco de un gran acuerdo”.

A partir de la renovación de los acuerdos, la Argentina podrá continuar abasteciendo de energía eléctrica y gas a Brasil, país al que exportó más de US$ 1.000 millones de energía eléctrica en 2021 y casi US$ 350 millones de gas en lo que va de 2022.

En tanto, este año Brasil garantizó el máximo de capacidad de provisión de energía eléctrica al país a precios competitivos por US$ 250 millones, lo que fue posible a través de las conversoras eléctricas de Garabí.

El entendimiento también prevé que Brasil modernice las estaciones conversoras de Garabí, garantizando la operación adecuada para la próxima década.

El nuevo Memorando implica una actualización del convenio de 2019 que finaliza a fin de año, que regirá hasta el 31 de diciembre de 2025 con la posibilidad de prórroga por otros cuatro años.

Nuevamente quedan contempladas tres modalidades de intercambio, la primera de las cuales es sin devolución de energía eléctrica interrumpible suministrada, que implica a plantas térmicas no usadas o por energía vertida turbinable no asignada internamente.

La segunda prevé la devolución de energía eléctrica interrumpible suministrada para atención de emergencia para asegurar el abastecimiento de la demanda, y la tercera con devolución de energía eléctrica interrumpible suministrada para aprovechamiento de excedentes de vertido hidroeléctrico o renovables.

En cuanto al Gasoducto Presidente Néstor Kirchner, los equipos de la empresa Energía Argentina (Enarsa), de los Ministerios de Economía de Argentina y Brasil, las Cancillerías, la Embajada Argentina en Brasil y el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil (Bndes) lanzaron las negociaciones para concretar el financiamiento de las próximas etapas del ducto

Tras el acuerdo se destacó que la obra del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner tendrá el impacto binacional más importante de la historia ya que permitirá hacer realidad la integración energética de la Argentina y Brasil.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE