Argentina y Paraguay cerraron un conflicto de 30 años por Yacyretá

Un acuerdo que pone fin a más de 30 años de conversaciones e intentos frustrados por alcanzar un entendimiento entre la Argentina y Paraguay. Finalmente en el mediodía del jueves, los presidentes, Mauricio Macri y Horacio Cartes, firmaron en Ayolas el acta que abre una nueva etapa en la historia de la central hidroeléctrica, y posibilita avanzar con obras para aumentar la generación de energía.

El resultado del “ordenamiento económico y financiero de Yacyretá” permite una reestructuración de la deuda de Paraguay con el gobierno argentino por 13 mil millones de dólares menos de la deuda por créditos y garantías otorgadas. Se redujo de U$S 17 mil millones a U$S 4.084 millones.

Como informara este medio, el periodo de pago fue fijado en un plazo de 30 años, con 10 años de gracia, por lo que se comenzará a pagar en el año 11 del acuerdo.

Durante estos diez años, la EBY tiene prevista importantes obras como la maquinización del Brazo Aña Cuá y la instalación de tres turbinas más a la Central Hidroeléctrica.

Por otro lado, la deuda de la EBY con el Estado paraguayo por territorio inundado fue fijada en alrededor de 1.000 millones de dólares. Este dinero será desembolsado desde el 2023, en 10 años y en cuotas consecutivas e iguales,  mientras que el monto que se genera año a año, U$S 65 millones aproximadamente, será honrado desde el 2018.

“Estamos escribiendo una nueva historia para nuestros gobiernos y nuestros pueblos. Hoy marcamos la historia de nuestras relaciones. Decidimos juntos poner en orden Yacyretá”, abrió el discurso el presidente de Paraguay, Horacio Cartes.

Describió que ambos gobiernos “encontraron a través de negociaciones justas y equitativas el camino correcto que más favorece al emprendimiento binacional, en una negociación que lleva el sello del patriotismo, la justicia y la transparencia”.

Las declaraciones del mandatario fueron seguidas atentamente por miembros de su gabinete y la prensa de su país, parte de la cual horas antes criticó en duros términos el acta.

A su turno, el presidente argentino, Mauricio Macri, calificó a la firma de histórica, y confesó que  aunque participó en una de las empresas que tuvo que ver con la construcción de esto, nunca había visitado Yacyretá. “Es imponente”, admitió.

“Estamos dejando atrás 30 años de incapacidad para entendernos. De un conflicto que no sumó nada en esta relación tan intensa que tenemos paraguayos y argentinos. Nos sentamos en una mesa a dialogar, y todo esto nos fortalece, potencia la relación entre nuestros países”.

Asimismo, afirmó que la firma permite avanzar con Aña Cuá, un proyecto también demorado, que posibilitará con tres turbinas más aumentar 10 por ciento la generación de energía, sumada a la ampliación de la central con tres turbinas que aumentará la generación un 15 por ciento.

El acto de firma se desarrolló en la nave de generadores de la represa en Ayolas, sobre cota 70, y estuvieron, el vicepresidente de Paraguay, Juan Afara, los gobernadores de Misiones, Hugo Passalacqua, y de Itapúa, Luis Gneiting, el director Ejecutivo de la Eby, Humberto Schiavonni, legisladores nacionales de la Argentina (Maurice Closs, Jorge Franco, Luis Pastori, Nicolás Massot, Federico Pinedo), funcionarios nacionales y por Misiones, el ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, y delegaciones de ambos países.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password