Devolviendo resultados: fila1 fila2on fila3on fila4on

Audiencia por el boleto: El público, resignado, hizo catarsis y las empresas explicaron muy poco sobre cómo su fórmula les da $57

Unas 61 personas hablaron hoy en la Audiencia Pública para discutir el incremento del boleto urbano de pasajeros para Posadas y alrededores esta mañana en el Centro de Convenciones del Parque del Conocimiento, de un total de 342 que se habían inscripto para participar.
En el comienzo de la audiencia, el abogado de EUTA, Marcelo Zárate, expuso en menos de 20 minutos las razones por las cuales las empresas están pidiendo una readecuación tarifaria. Zárate tiró el número de la polémica. Las empresas piden un boleto de 57 pesos (que hoy vale $13 sin SUBE).
Para las empresas los 57 pesos constituyen la llamada “tarifa técnica”, es decir, el precio al que se llega luego de sumar los costos del servicio, agregarles un 12 por ciento de ganancia sobre el capital invertido y restarle los subsidios (que al menos como se los conoce hasta ahora están en tela de juicio para el año que viene).
Durante casi cuatro horas las 61 personas que hablaron se opusieron con argumentos que siguieron tres o cuatro línea argumentales, a saber:
-El principal, los ingresos del público no subieron ni por asomo en la misma proporción para afrontar el incremento del boleto. Y además, la clase trabajadora, ya viene afrontando todo tipo de aumentos en los precios (alimentos, tarifa eléctrica, etc).
-El servicio es deficiente, en especial en algunas líneas y barrios. Por ejemplo, después de las 12 de la noche para ir al barrio A-4. O la línea 3 y la 12.
-Las empresas no están explicando con claridad cómo llegan a su famosa fórmula polinómica (como se denomina a la cuenta en la que suman costos, restan subsidios y prorratean por cantidad de pasajeros transportados).
-Los pasajeros son los que hacen al servicio de colectivos. “Sin nosotros, ustedes no existen”, dijo Agustín, un estudiante. Varios pidieron quitarle la concesión por ese servicio público a las empresas, si es que las firmas declaran que no les alcanza con lo que cobran.
-Casi nadie se opuso a cierto nivel de incremento. “Esto lo vemos venir”, dijo Marcelo. Sin embargo, lo que estuvo en discusión esta mañana es si el incremento, dado el contexto actual y los bajos salarios promedio que percibe la clase trabajadora, pueden ser semejantes a los que se están pidiendo.
Críticas a Cambiemos y a Macri
Hubo mucha catársis y críticas al gobierno de Mauricio Macri y Cambiemos. Había algunos concejales y el radical Pablito Velázquez fue blanco de buena parte de los cuestionamientos, simplemente porque era el único integrante de Cambiemos que estaba presente. También estuvo presente la concejal Anahí Repetto.
Si bien había amas de casa, empleados municipales, estudiantes, algunos trabajadores, casi todos los presentes militaban en alguna agrupación barrial o vecinal vinculada al kirchnerismo o la Renovación (o ambas).
“Todavía no sabemos si esto es definitivo, pero si lo es, podría volver a subir el boleto el año que viene, además, hay que ver si el dólar y los precios no siguen subiendo”, dijo al término de la audiencia, el secretario de gobierno Fabián Florentín, que volvió a oficiar de moderador del debate con gran pericia, conteniendo a los más fervorosos con buen tacto y con la capacidad suficiente para simplificar el mecanismo sobre el final, cuando la repetición se testimonios se tornó algo tediosa.
Florentín demostró una gran capacidad para desempeñar un rol nada fácil, teniendo en cuenta que esta audiencia es una de las pocas posibilidades que tiene la gente común de descargar la bronca contenida (basta con imaginar el tenor de una audiencia pública por el aumento del servicio eléctrico).
De todas formas, no fue necesario que Florentín interviniera demasiado en esta audiencia. Comparada con la del 20 de diciembre pasado, se notó en esta oportunidad que la gente se encuentra algo “pinchada”, como resignada a que mucho más no se puede hacer. Faltó el fervor que se vio en diciembre en los discursos. Al abogado Zárate -siempre el blanco de todas las críticas-, hoy lo dejaron esta vez en paz y el representante de EUTA se quedó hasta el final.
Otro gesto importante, ya que no está obligado a hacerlo y en anteriores audiencias el representante de EUTA se iba y quedaban los usuarios hablando.
El año pasado, en cambio, casi todos los que subían lo interpelaban con cierta agresividad a Zárate, “mirame”, “dejá de jugar con el celular”, y le reprochaban todo tipo de cosas que, en rigor, iban dirigadas a las empresas. Al final, de tanto palo, la gente le terminaba tomando cierta simpatía al abogado de impecable traje azul, siempre en absoluta inferioridad numérica.
A tal punto se esperaba una jornada caliente que al final no sucedió que Florentín, previsor, se encargó de apostar a tres personas de seguridad cerca de Zárate, más que nada para prevenir que alguna palabra subida de tono pudiera pasar a mayores.
Incluso, EUTA estaba por no enviar a ningún representante, ya que en la previa se rumoreaba que iba a haber algún acto violento o alguna manifestación demasiado exaltada. Nada más alejado de lo que terminó ocurriendo. La gente habló con bronca pero con educación en la gran mayoría de los casos.
Incluso, mucha gente que fue llamada a subir al estrado para utilizar sus 3 minutos, aún estando presente en la sala, optó por no hacer uso de la palabra.
“Es cierto que falta el fervor que hubo en la anterior audiencia de diciembre”, dijo a Economis, Natalia Escribano empleada municipal y enérgica oradora tanto hoy y en la audiencia de fin de año.
Escribano pidió a las autoridades que le quiten la concesión a Zbikoski, un argumento que fue repetido en 3 o 4 exposiciones.
¿Boleto nuevo a 27 pesos?
Ahora Florentín y la municipalidad tienen hasta 35 días hábiles para presentar el informe con todo lo dicho en la Audiencia. Aunque se descuenta que la decisión por el boleto estará antes de esa fecha.
En la audiencia del 20 de diciembre pasado pedían 27,34 pesos y al final les dieron una tarifa de $13, es decir un 45 de lo que solicitaban aproximadamente. Esta vez el 45 por ciento de lo que piden es 27 pesos, ¿será la nueva tarifa a partir del mes que viene?
Uno de los testimonios más elocuentes lo aportó Carolina Aireyu, que tiene dos trabajos y es madre de dos chicos.
“Trabajo en la municipalidad y cobro en negro y también trabajo como empleada doméstica, tomo cuatro colectivos por día, ganó 4.000 pesos en un trabajo y 7.000 en el otro, si aumentan el boleto no me va a alcanzar y voy a tener que conseguir otro trabajo, soy madre soltera, si tengo que trabajar más, ¿cuándo voy a ver a mis hijos?”, contó, de pie en el escenario, y provocó el aplauso de todos.
El ajuste se viene y eso es imparable, quedó claro para todos hoy. Todavía no se sabe en qué magnitud. Pero en la audiencia pública de hoy, una vez más estuvo la posibilidad que se da pocas veces. Que la dirigencia política vea a la cara, con nombre y apellido, algunos de los ajustados.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE