Carbón activado, alternativa para agregar valor a la producción forestal misionera

En Aristóbulo del Valle se está construyendo el primer parque biomásico de la provincia. En él se prevé generar carbón activado y energía a través del aprovechamiento de la biomasa.

El parque biomásico fue presentado en Sala de Situación de Casa de Gobierno por los empresarios que llevan adelante el proyecto y por un especialista en el proceso industrial del Carbón Activado. Por la tarde habrá una jornada abierta a estudiantes y empresarios en la Facultad de Ciencias Exactas, Químicas y Naturales de la UNaM, por calle Félix de Azara al 1552 de Posadas.

Prevén generar más de 1800 puesto de trabajo, en un parque dedicado a la producción de carbón activado y generación de energía con el remanente del calor a través del aprovechamiento del raleo de maderas implantadas, despuntes y costaneros de aserraderos.

El carbón activado es un material de origen vegetal que se caracteriza por poseer una cantidad muy grande de microporos, lo que le da una alta capacidad de absorción de gases, químicos, metales pesados, proteínas y toxinas.

Tiene gran variedad de usos, en la medicina, como purificador de agua y aire, y en industrias, requiriéndose para la fabricación de filtros y la elaboración de alimentos y bebidas, entre otros.

El carbón activado es requerido principalmente para la descontaminación cosmética, medicinal, vitivinícola y para eliminar el sabor a cloro del agua, entre muchos otros usos.

Una reconversión industrial

En la presentación ante las autoridades del Estado provincial y lo equipos técnicos se detalló que el parque biomásico podría permitir la generación de casi 2000 puestos de trabajo.

El ingeniero químico Aymer Wiedemann Trejos, de Colombia, especialista en el proceso industrial y desarrollo de Carbón Activado, realizó una exposición del proyecto, donde midió los alcances, potencial de biomasa, impacto, probabilidades y beneficios de la producción en la Provincia de Misiones a través del parque Biomásico que se está instalando en la ciudad de Aristóbulo del Valle.

Este parque biomásico energético prevé la producción de carbón activado y generación de energía con el remanente del calor a través del aprovechamiento del raleo de maderas implantadas, despuntes y costaneros de aserraderos.

El empresario misionero Walter Weber gerente de la firma HUWE SRL explicó que la planta que se está construyendo tendrá una superficie cubierta de 8000 metros cuadrados y contaría con más de 100 puestos directos.

El empresario resaltó que el proyecto tiene dos impactos principales: Impacto social: Generación de empleos y el Impacto ambiental: Aprovechamiento de residuos de raleo de bosques implantados y aserraderos.

En cuanto al impacto social, estaría generando empleo: -En forma directa: 90 a 100 personas (empleo directo en el Parque Biomásico Energético), en forma indirecta: 150 personas (cosecha, carga y transporte de materia prima) y alrededor de 1600 personas (proveedores de raleo, actividades conexas de servicios, compra venta de insumos y otros), integrado principalmente por pequeños productores lo que representaría un ingreso para el pequeño productor y mejorar la calidad de vida de su familia.

Se trabajará con materia prima obtenida del aserradero. Dado que los aserraderos tienen mucho residuo proveniente de despuntes y costaneros, estos serían utilizados como materia prima para la producción de carbón activado en el Parque Biomásico Energético.

Materia prima obtenida del raleo:  Por otro lado, las plantas cortadas en el raleo  con el objeto  de seleccionar las mejores plantas para obtener  una buena cosecha de madera para la industria, que normalmente no son aprovechadas por el productor, quedando en el campo debido al elevado costo que implica al propietario su traslado a las empresas  Alto Paraná y Papel Misionero, destinatarios de la producción maderera en la zona,  que aparte de la perdida constituye un peligro como foco incendios.  Estas plantas eliminadas serán aprovechas y servirán también de materia prima para la elaboración del carbón activado.

En caso del raleo pasará por una descortezadora y la cáscara irá a la planta de San Vicente para la producción de sustrato que actualmente la planta está parada por falta de estos insumos.

RALEO DESCORTEZADO, Pasa por un prensado, para sacarle la sabia, obteniendo de él resina, colofonia, trementina, miera, que son los componentes principales del extracto obtenido.

TRITURADO, proceso realizado con una chipeadora, obteniéndose a sí la madera con 25% de humedad, pasando por un silo de acopio. El silo de acopio recibe aire caliente de un horno para el previo secado y luego distribuido en siete tolvas que alimentarán los hornos, obteniendo el carbón activado y generación de energía. El calor remanente será derivado por una tubería a la caldera para la producción de energía, luego pasa por la molienda y el embasamiento listo para su comercialización.

Al no recoger el producto del raleo en un caso de incendio no solo elimina la camada de materia orgánica y humus de la camada superficial del suelo degradando y empobreciendo, sino también provocando contaminación del aire con la emisión de dióxido de carbono (CO2) y monóxido de carbono (CO).

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password