Cardón se desprendió de El Noble y Pampero para reducir su deuda

Sufrió el rechazo de 45 cheques en 50 días. Para cumplir, cedió la marca de empanadas y una participación en la de ropa de trabajo. También dejó el negocio inmobiliario.

La crisis por la que atraviesa el sector de indumentaria en el país, afectado por un mayor ingreso de mercadería del exterior a partir de la eliminación de las restricciones a las importaciones decidida por el Gobierno actual el año pasado, no sólo parece afectar a grandes fabricantes sino también a reconocidas marcas premium.

Un caso es el de Cardón, que, según sus accionistas, tuvo que encarar un plan de desinversión en otras áreas para poder enfrentar una fuerte caída de su negocio principal, además de tener que haber enfrentado un fuerte embargo de sus cuentas por parte de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), por una importante deuda con el fisco.

De hecho, la semana pasada, la sociedad Cosas Nuestras, que es la dueña de la marca creada por Gabo Nazar, debió sufrir el rechazo de 45 cheques emitidos por casi $ 2,5 millones entre diciembre de 2016 y el año pasado, según se describe en una nota enviada por la empresa a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires el 28 de marzo último. En ese documento, la sociedad también aclara que el rechazo de dichos cheques “se ha originado como consecuencia de embargos trabados por la AFIP en las cuentas bancarias de la sociedad”.

Además informa que logró abonar dichos embargos y que se encuentra “arbitrando los medios para cancelar los restantes embargos, con la consiguiente normalización de las cuentas bancarias y el reemplazo de los cheques rechazados”. También comunica que se encontraba “arbitrando para el levantamiento de los embargos, acogerse al plan prescripto por la Ley 27.260, de regularización de obligaciones tributarias y previsionales”.

En Cardón reconocieron, refleja El Cronista, que el origen de los problemas se debe a la crisis textil y a una caída de 20% de sus ventas. y agregaron que el viernes pasado lograron levantar los embargos sobre sus cuentas bancarias. Según las fuentes, para enfrentar los problemas con el fisco debieron desprenderse de activos que no forman parte de su core business, como El Noble Repulgue y la mayoría accionaria de la fábrica de ropa Pampero, además de dejar de invertir en desarrollos inmobiliarios para la construcción de edificios con la marca Cardón. En el caso de la fábrica de empanadas, negociaron la venta con el management de la marca, mientras que en lo que respecta a Pampero, se quedaron con las acciones necesarias para ser la primera minoría, pero sin mantener el gerenciamiento.

“Esta estrategia de achicar deuda nos permite mejorar nuestra posición financiera, afectada por una caída de la actividad que viene desde el año pasado y que también se sumó a los problemas que no generó el lanzamiento del Gobierno de los precios transparentes ya que nos hizo caer las ventas un 70%, ya que las operaciones con tarjetas representan casi un 40% del total”, aseguraron fuentes de Cardón.

En tanto, desde la AFIP sostuvieron que los problemas de Cardón con el fisco tenían similitud a los de Cristóbal López, aunque por mucho menor monto. Sostuvieron que la maniobra que denunció el fisco tiene que ver con el uso del dinero que debería ir a las arcas del organismo que preside Alberto Abad para la compra de otras empresas, al estilo de lo que hizo el dueño del Grupo Indalo por $ 8000 millones.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password