Carlota Stockar, pasión por los viajes

Compartí esta noticia !

Ese primer viaje en barco, durante 18 días y cuando apenas tenía catorce años, marcó su vida. Junto a sus padres, tuvo la posibilidad de recorrer Europa durante un año. Conocer se volvió su pasión y el turismo, su forma de vida.  Carlota Stockar es hoy una de las empresarias turísticas con mayor trayectoria en Misiones y una marca registrada entre las agencias de viaje. Y en cada palabra se aprecia la pasión de aquel viaje iniciático de 1964. Carlota no vende viajes, sino que intenta “adivinar el sueño de otra persona y ayudarlo a que lo concrete”.

Sin embargo, primero fue una eficaz vendedora de seguros, en un momento de alta volatilidad financiera, en 1982, después de escaparle a la administración de los campos que le iba a heredar su padre en Santo Pipó, el pueblo donde pasó su infancia. Pero los seguros estaban vinculados a las malas noticias y el espíritu de la joven Carlota quería algo más emocionante. Y empezó de abajo en el turismo, como promotora de Inter Expres, la sucursal posadeña de una agencia que todavía opera desde Asunción.  Llegó a ser socia de la firma fundada por Oscar Birks, hasta que decidió abrirse paso con su propia firma.

Desde entonces, Carlota se transformó en una empresaria comprometida con la actividad y con la provincia. Trabajó en los gremios empresarios, estuvo en la Cámara de Mujeres Empresarias, fundó la Cámara de Comercio Exterior y ahora preside el flamante Posadas Congresos y Convenciones Bureau.

Carlota asegura que su compromiso con Misiones es una herencia de su padre, uno de los pioneros que fundó la Tung Oil, la Federación de Coperativas y otras entidades productivas.

Su crecimiento fue paulatino, pero incesante. “Fui creciendo con la empresa, aprendiendo, me gustaría en este momento hacer muchas cosas.  En 2001 cuando se apagaron los teléfonos, empecé con el turismo receptivo e hice mucho receptivo, desarrollé el producto del Camino de los Jesuitas”, relata.

Ese proyecto es una espina que le duele relatar. Pese a estar desarrollado incluso con acuerdos internacionales, no está explotado debidamente por las trabas burocráticas, especialmente de la Argentina y el puente que une a Posadas con Encarnación.

“El comerciante de Posadas cree que los paraguayos tienen la culpa, y no es así. Porque hay momentos en que todos los paraguayos venían a comprar acá, entonces nosotros, que somos tan generosos, nos quejábamos de las colas en las estaciones de servicio o supermercados, pero nos compraban un montón. Y ahora nos quejamos, porque va todo el mundo a comprar allá… La gente busca ver cómo hace para que le rinda la plata”, explica.

“La culpa pasa por otro lado, por la carga impositiva, por cómo se están manejando las cosas de la economía, yo no soy una autoridad para hablar si se está manejando bien o mal, lo único que sé es que mientras en Paraguay se está manejando el 10 por ciento de IVA, nosotros pagamos el 21%, más Ingresos Brutos, más tasas… Cuando te das cuenta tenés una carga impositiva del 50 el 60 por ciento y allá hay un 10 por ciento. El costo laboral no es el mismo”.

Carlota puede dar fe de que el puente puede ser un muro y no un vínculo. Y los muros destruyen negocios. Hace unos años dejó de hacer turismo receptivo después de que 95 ingenieros extranjeros tuvieran una demora de varias horas para cruzar a Encarnación, pese a que estaban todos los papeles previamente realizados.

Te puede Interesar  Dejando huellas… los yaguaretés marcan el camino en los Esteros del Iberá

“Yo necesito que eso fluya porque se respeta la gente. Vos caes en Europa y pasas de un país a otro y no te das cuenta. El otro día estaba paseando con una amiga y cruzábamos la frontera de Suiza y Liechtenstein. Entrás y salís de Liechtenstein y Suiza 5 veces y no hay un cartel que te dice ahora están en Suiza, ahora en Liechtenstein.

Tenemos que reflexionar profundamente, porque los paraguayos están haciendo un muy buen trabajo y nosotros estamos estancados.

Y nosotros estamos en un lugar privilegiado, tenemos los Esteros del Iberá, donde ahora ya no se necesitan las 4×4 para irte en el medio de los arenales para llegar a Carlos Pellegrini y el cliente no tiene que padecer las penurias de que le agarre una tormenta en el camino. Paraguay tiene acá cerca a dos Patrimonios de la Humanidad, Jesús de Tavarangué y Santísima Trinidad. En Misiones hay cuatro: San Ignacio, Santa Ana Loreto y Santa María sobre el Uruguay, y San Miguel en Brasil. Tenés la ruta costera que es alucinante, los Saltos del Moconá, la única falla geológica longitudinal al lecho del río del mundo, después las Cataratas de Iguazú. Así que imagínate todo el trabajo que tenés para hacer crecer al turismo si trabajamos inteligentemente.

¿Qué habría que hacer?

Trabajar en conjunto con Paraguay y Brasil, imagínate lo que logró el Mercosur. El Mercosur logró que hoy vos para viajar a Colombia, a Brasil, no necesitas el Pasaporte, sino el DNI. Pero viene un extranjero y necesita para entrar a Brasil  150 dólares para la Visa, y otros 150 dólares para la Visa de Argentina, entonces va a un lado y no cruza. Podemos imitar a Cuba donde la Visa te la expende el operador que te vende el servicio, que se hace responsable por tú movimiento dentro del país, te hace una sola Visa que te cuesta diez monedas y vos vas y venís, respetas los servicios que contratas y se terminó el problema. Si vos entras con una Visa Turística para la región que te salga 50 dólares, los turistas pueden dar la vuelta por esta región, seguir por el nordeste y por toda Sudamérica si tienen ganas. ¿Sabés cuanto derrame te da en la región? ¿Sabés cómo cambiaría la economía de la región? Vendría mucha más gente, podríamos transformar la infraestructura de la Provincia. Hay que ver cómo hace el agua… ¿cómo hace? El agua empieza a filtrar (lo grafica con señas) y hace que empiece a germinar todo. Las mejores cosas, son las que fluyen.

Aunque no le gusta la política, Carlota se involucra con la actividad. Todas esas ideas están en manos del ministro de Turismo, Gustavo Santos, su par misionero, José María Arrúa y María Bacigaluppi, la ministra de Turismo de Paraguay.

Sin embargo, deja definiciones.

¿Cómo ve la economía del país?

“Me preocupa un poco, yo no soy economista. Sí creo que para poner en orden lo que nos dejaron, no se pone en dos días. Pero no sé si se está tomando el camino correcto. Si yo hubiese sido, haría un poco diferente en las acciones. Si vos no ponés el negocio en orden de una, con semejante quilombo tenés que sacar todo lo negro y no arrancarlo lentamente. Creo que si se hubiera seguido como antes, estaríamos como Venezuela y no es lo que yo quiero para mí país. Me preocupa realmente todo esto que está saltando ahora, así que esperemos que cunda el ejemplo que está dando Brasil.

Te puede Interesar  Cavallo dijo cuándo se podría levantar el cepo cambiario y dio las razones

De la mano de su empresa, Carlota conoce buena parte del mundo, aunque todavía tiene varios gustos por cumplir.

“Todos los lugares son alucinantes. A mí me encanta descubrir y disfrutar el lugar. Me encanta Europa, pero también me encanta China, tuve la oportunidad de estar siete veces en China. Ahora voy a Indochina a llevar a un grupo en Febrero, Indonesia estuve en esa zona, pero Laos, Camboya y Vietnam que quiero hacer de vuelta.

¿Cuántos países conoce?

No sé, nunca me puse a sumar. Pero creo que me faltan algunos. Cuando me voy a conocer, no soy mucho de las playas, un día sí fantástico, pero si me voy a Cancún, me gusta ir a las Ruinas a descubrir, por ejemplo, la cultura Maya de los Mexicanos es alucinante. Me encanta recorrer los pueblitos del Sur de México, Guatemala, todo eso. La playa un día, pero me parece genial la gente que dice quiero ir a un lugar fantástico  y que quiere ir a la playa 24 horas. Nada está ni bien, ni mal, sino que encuentres lo que te gusta.

Yo por ejemplo me voy a París y anduve por los museos de Louvre, o los museos fantásticos que tienen toda la época azul de Picasso y  ¡Ay Jesús María! Y Me fui al museo de New York de Arte Moderno ¡No por Dios! Todo el mundo dice que es el mejor, pero no, no me gusta el arte moderno.

¿El misionero sabe viajar o elige los destinos de moda?

El tema de la playa le agrada muchísimo, pero ahora se está empezando a incursionar en estos viajes a Indochina. Un poco va con las promociones y los lugares que vos no conociste. Seguro después que Julito (Julio Piró) se fue a Islandia a ver la Aurora Boreal, varios van a querer ir a descubrir.

¿Y es caro viajar, en el estándar internacional?

Yo creería que no, hay cosas que son más caras o más baratas, depende de cómo vos quieras viajar.  Hay para todos los gustos. Tenés la posibilidad de financiar con las doce cuotas, vos te adherís al tipo del cambio del momento, entonces congelás a ese precio, lo fraccionás, llegando a la cierta cuota es nada lo que estás pagando. Hay muchas facilidades en nuestro país para viajar. Hay promociones especiales y  yo creo es más accesible que antes. El viajar hoy está más barato que antes.

 

Carlota se puso al frente del Posadas Bureau que tiene el desafío de atraer el turismo de eventos a la capital misionera. Parece incansable. Y parece levantarse de cada adversidad. Hace apenas un año estaba en una silla de ruedas por enfermedad, después de superar la muerte de su madre y hermano. “El cielo me bendijo para poder andar de nuevo por la vida”. Y con ganas de seguir conociendo. “Australia y Nueva Zelanda, las tengo dando vueltas. Y después quiero hacer los parques nacionales de los Estados Unidos, la Costa Oeste y Canadá”.

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin