Chile recibe la primera línea de liquidez a corto plazo del FMI

  • Las autoridades chilenas han aceptado una oferta para una Línea de Liquidez de Corto Plazo (LLCP) por un monto aproximado de USD 3.500 millones (145% de la cuota, el máximo posible bajo este mecanismo), y han comunicado al FMI su decisión de cancelar la Línea de Crédito Flexible (LCF). La LLCP apuntalará la resiliencia económica de Chile al proporcionar un respaldo frente a posibles necesidades de liquidez moderadas y de corto plazo.
  • Este es el primer acuerdo para una LLCP aprobado por el FMI. Este instrumento, creado en 2020, provee un respaldo rotatorio y renovable para países miembros con fundamentos e historiales de políticas muy sólidos. Los criterios de calificación para la LLCP son los mismos que para la Línea de Crédito Flexible (LCF).
  • Tras una respuesta rápida y de gran alcance ante la pandemia de COVID-19, la recuperación en Chile está afianzada, las políticas macroeconómicas se han recalibrado y las autoridades han acumulado abundantes reservas de liquidez, lo que le permite a Chile realizar de manera exitosa la transición hacia la LLCP.

Chile ha aceptado hoy la oferta del Fondo Monetario de Internacional (FMI) para un acuerdo de un año en el marco de la Línea de Liquidez a Corto Plazo (LLCP), por un monto de alrededor de USD 3.500 millones (145% de la cuota, o el equivalente a DEG 2.529 millones, el monto máximo bajo este instrumento). Las autoridades además comunicaron al FMI su decisión de prescindir del actual acuerdo en el marco de la Línea de Crédito Flexible (LCF) ( véase el Comunicado de Prensa No. 20/227).

Este es el primer acuerdo aprobado para una LLCP, instrumento que fue establecido el 21 de abril de 2020 ( véase el Comunicado de Prensa 20/180). [1] Esta línea está diseñada como un respaldo de liquidez para países miembros con marcos de política económica y fundamentos económicos muy sólidos que se enfrentan a posibles necesidades de balanza de pagos moderadas y de corto plazo. Los beneficiarios pueden recurrir a la línea de liquidez en cualquier momento que surjan dichas necesidades. Los desembolsos no se escalonan ni están vinculados al cumplimiento de metas de política económica, como ocurre con los programas ordinarios del FMI. Tal como se contempla en la política de la LLCP, las autoridades chilenas tienen previsto asignar a la LLCP un carácter precautorio.

Tras una respuesta rápida y de gran alcance ante la pandemia de COVID-19, la recuperación en Chile está afianzada. Las autoridades han recalibrado eficazmente las políticas macroeconómicas y han constituido abundantes reservas de liquidez al tiempo que han preservado la estabilidad macroeconómica y la sostenibilidad fiscal. La LLCP complementará los colchones de liquidez existentes, apuntalará la resiliencia y servirá para emitir una señal de confianza en la gran solidez de los fundamentos y las políticas de Chile.

Chile cumple con los criterios de calificación a la LLCP en virtud de la gran solidez de sus fundamentos y marcos institucionales de política económica, una trayectoria sostenida de implementación de políticas muy sólidas y el compromiso de las autoridades de mantener esas políticas en el futuro. Los criterios para acceder a la LLCP son los mismos que para la Línea de Crédito Flexible (LCF), lo cual facilita la transición entre los dos acuerdos.

Al término de las deliberaciones del Directorio Ejecutivo sobre Chile, el Sr. Bo Li, Subdirector Gerente y Presidente Interino del Directorio, realizó la siguiente declaración:

“Me complace mucho que Chile haya aceptado la oferta de una LLCP del FMI, lo que convierte al país en el primer usuario de este instrumento especial e innovador.

“Chile cuenta con fundamentos y marcos de políticas muy sólidos, y con una trayectoria sostenida en la aplicación de políticas que han apuntalado la resiliencia del país frente a choques de gran magnitud. Los marcos de política sumamente sólidos están anclados en una regla de balance fiscal estructural de larga data, metas de inflación creíbles acompañadas de un tipo de cambio de libre flotación y un sistema financiero sólido respaldado por regulaciones y una supervisión eficaz.

“Tras una notable campaña de vacunación y una respuesta eficiente y bien coordinada de políticas, la economía chilena se ha recuperado rápidamente de las consecuencias de la pandemia de COVID-19. El avance logrado en la recalibración de las políticas macroeconómicas y la constitución de holgadas reservas de liquidez facilitan la exitosa transición a la LLCP, lo cual reforzará aún más la resiliencia externa de Chile al proporcionar un respaldo de liquidez rotatorio en moneda extranjera.”

[1] El FMI realiza ofertas de acuerdos en el marco de la LLCP a los países miembros que cumplen los requisitos. El Directorio aprueba la realización de una oferta. El acuerdo entra en vigor una vez que el FMI confirma que ha recibido la comunicación firmada del país miembro, incluida la aceptación de la oferta y los compromisos en materia de políticas. 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password