“¿Cómo que eliminaron el Fondo de la Soja? No puede ser…”: la reacción hoy de los intendentes misioneros cuándo se enteraron del tijeretazo del FMI

En el día de hoy el Gobierno Nacional anunció sorpresivamente una nueva medida para cumplir las pautas de reducción del déficit fiscal que acordó con el Fondo Monetario Internacional. Lo que seguramente no imaginó el gabinete al tomar la decisión es el impacto que causará esa medida en lugares remotos y alejados del centro, como Cerro Corá o Almafuerte, que dejarán de recibir recursos vitales.
Acorralado por la necesidad de mejorar las cuentas, el Gobierno decidió hoy eliminar de un plumazo el Fondo Federal Solidario de la Soja. Este fondo -que nació en 2009 tras el conflicto entre el kirchnerismo y el campo- repartía entre los municipios de todo el país, una parte de lo recaudado por las retenciones a las exportaciones del poroto y sus derivados.
Para las arcas de los municipios -en especial para las comunas chicas-, significa como quitarle un vaso de agua a un caminante en medio del desierto. En época de “vacas flacas” los giros que reciben mes a mes por el Fondo Federal Solidario, representa en la mayoría de los casos, su única posibilidad de hacer pequeñas inversiones de infraestructura y mejorar un poco la calidad de vida de la población.
La crisis y la caída de los ingresos hace que casi todas las comunas apliquen los recursos escasos hoy a costear los gastos operativos (sueldos) y priorizar el gasto en ayuda social. No queda casi nada para comprar una nueva camioneta, una motoniveladora, hacer una plaza o terminar un puente sobre un arroyo.

“¿Cómo que eliminaron el Fondo de la Soja?”, dijo a Economis esta mañana Jorge Lezcano, intendente de Puerto Piray. “Estás seguro…? No puede ser…”, dijo Alejandro Arnhold, jefe comunal de Capiovi, ante la misma consulta.
Algo similar fue la reacción de Carlos “Kako” Sartori de Campo Grande. “Nosotros hicimos varias obras, entoscado, cordón cuneta y estábamos por hacer una compra de maquinaria vial en conjunto con otros municipios, espero que esta medida se revise”, dijo Sartori a Economis.
Diego Sartori, intendente de Alem, también se sorprendió y empezó a hacer averiguaciones entre los funcionarios de la provincia para confirmar la información y conocer la situación.
Joaquín Losada también reaccionó con estupor ante la consulta de este diario. No es momento para que eliminen estos recursos, destinados a desaparecer en un par de años más, cuando las retenciones a la soja dejen de existir. Algo que de todas formas está en duda, porque el Gobierno necesita recaudar, y la soja parece la gran caja que Macri no puede resignar, a pesar de que alzó la bandera de quitar estos gravámenes apenas asumió como Presidente.
El anuncio de Dujovne
La noticia, anunciada esta mañana por el ministro Nicolás Dujovne, encontró a los jefes comunales trabajando como todas las mañanas en sus localidades, lejanos al supermartes de las Lebacs y la visita de la primera misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) a Buenos Aires, cuyas exigencias y medidas, afectarán la vida de miles de pequeños pueblos en toda la Argentina.
“Nosotros compramos maquinaria vial y hacemos algunas obras públicas”, dijo Arnhold, de Capioví, que recibió en los primeros seis meses del año 800.000 pesos por este fondo. Cada intendente tiene una chequera especial del Banco Macro con los giros de este fondo que le remite, mes a mes, la Secretaria de Hacienda de la provincia. La oficina de Safrán luego monitorea rigurosamente el destino del dinero, para controlar que no vaya a gastos corrientes, y a su vez tiene que informar semestralmente al Ministerio de Hacienda en Buenos Aires.
Daniel Luna, intendente de Candelaria, contaba hace un tiempo que con estos recursos el año pasado hizo una plaza y construyó viviendas precarias para familias que no tenían techo. Luna obtuvo $780.000 en enero-junio de este año.
“Kako” Sartori de Campo Grande recibió $1,33 millón en el primer semestre y también se sorprendió ante la noticia de la eliminación del FFS.
Joaquín Losada es el que más recibe, naturalmente, ya que los recursos se distribuyen de acuerdo a la alícuota de Coparticipación. El intendente de la capital, que recibió $28,4 millones en lo que va del año, también se sorprendió. La noticia le cayó como un balde de agua fría.
El Gobierno provincial hace gestiones
Apenas enterado de la noticia, el Gobierno de la provincia empezó a hacer interconsultas con otros distritos. Y si bien no trascendió nada oficial aún, habría gestiones para hacer rever esta medida a la Casa Rosada.
La eliminación del FFS es también un golpe a las arcas del Tesoro provincial. Porque el Estado provincial recibe los recursos y gira un 30% aproximadamente a los municipios, utilizando el resto también para distintas obras de infraestructura. Entre enero y junio los municipios habían percibido casi 113 millones de pesos por este concepto. En tanto, el Estado provincial había embolsado algo más de 200 millones de pesos.
Es probable, también, que los gobernadores se reúnan por este tema para llevar un pedido conjunto a la Casa Rosada. Por ahora, dicen algunos intendentes, la información es que la decisión se comunicó en conferencia de prensa pero aún no se firmó el decreto. Apuestan a que esa firma nunca se realice y todo quede en un capítulo más del toma y daca por los recortes que impone el acuerdo con el FMI.
 
Planilla de la Secretaría de Hacienda de la Provincia, con el detalle de los giros a municipios desde enero a junio de 2018. Bonpland, por ejemplo, obtuvo 480.000 pesos en lo que va del año. Todos temen que para la Casa Rosada estos sean sólo números en una planilla y en la Capital Federal no alcancen a comprender el impacto de estos pequeños montos en la vida de una comunca chica.

Planillas de 2018 de la Secretaria de Hacienda de Misiones con el detalle de lo girado a cada comuna en 2018.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password