Con controles de licencias y reasignación de horas y cargos se ahorraron 140 millones en Educación

Los números sorprenden por su magnitud. Después de ajustar algunos mecanismos y controles, el Consejo General de Educación puede mostrar una alta eficiencia en el uso de los recursos y la baja del gasto improductivo. Durante 2017 se recuperaron 140 millones de pesos entre licencias médicas y reasignación de cargos y horas. Ese dinero se puede redirigir en momentos en que el Estado provincial debe hacer un esfuerzo mayor, ya que hay un fuerte recorte de los recursos federales, como el adicional compensador y obras de infraestructura.
Uno de los ajustes que permitieron un ahorro de diez millones de pesos, fue a través de un mayor control de las licencias cortas, contempladas en el artículo 43 del estatuto docente. Pero en el artículo 44, que obedece a las licencias de larga duración (la mayoría eran por patologías psiquiátricas etc), es donde más se logró ahorrar: cien millones de pesos.


Pero ¿qué pasó con esos docentes con licencia de larga duración? El 81 por ciento está trabajando frente al aula. De los 1372 que estaban de licencia larga duración en 2016, solo 1068 siguen en esa situación. A agosto del año pasado, se habían jubilado 295, seguían con licencia 462 y 615 volvieron al aula.
Solo en suplentes, el Consejo General de Educación debía pagar 700 millones de pesos al año. Se ahorraron cien millones.
En 2016, el 11,47 por ciento de la masa salarial bruta era explicado por el gasto en licencias. En 2017 se logró bajar ese porcentaje a 9,66 por ciento.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password