El mercado inmobil"> El mercado inmobil"> Con un mercado sobre ofertado, el 70% de los dueños aceptaron retasar sus propiedades – Economis

Con un mercado sobre ofertado, el 70% de los dueños aceptaron retasar sus propiedades

El mercado inmobiliario en la Ciudad de Buenos Aires está sobre ofertado. A pesar de las más de 160.000 propiedades publicadas para vender en los principales portales, sólo se firman 2.000 mil escrituras por mes y hay que tener en cuenta que dentro de ese número se incluyen escrituras de edificios que se terminaron hace poco pero que son operaciones que se realizaron hace entre 2 y 5 años atrás.

 

“En todos los barrios hay oferta récord de propiedades. A excepción de que el inmueble tenga algo único e irrepetible, todo aquel que tenga una fuerte competencia para ser vendida va a tener que tener un precio adecuado para ser atractiva para la demanda. No se trata de si las propiedades lo valen, sino de si hay demanda que lo convalide y lo pague”, explicó Gabriel Brodsky, CEO de la firma Predial.

 

Con el freno en la actividad que generó la pandemia y la crisis económica, los precios de las propiedades bajaron entre un 15% y 20% -con respecto al año pasado- y el 70% de los dueños aceptó retasar sus inmuebles para tratar de concretar la operación luego de muchos meses sin ofertas de compra.

 

“La baja es más fuerte en unidades chicas de edificios viejos y sin características distintivas. Hoy vemos que el mercado está inundado de departamentos chicos que antes estaban en alquiler y ahora están a la venta”, indicó Brodsky. En cambio, las propiedades con balcones o amplias terrazas en edificios con amenities interesantes están resistiendo mejor la baja de precios.

 

El único momento en que se observó una tendencia similar a la de hoy fue en 2001, donde el mercado estuvo con mucho stock y pocos compradores. “Actualmente vemos distintos tipos de vendedores que quieren desprenderse de sus activos en ladrillos al mismo tiempo: gente que se va del país, rentistas que desarman ese negocio, inversores de m2 que prefieren la liquidez, desarrolladores que necesitan vender para sostener las obligaciones de obras en curso, gente que vende porque el lugar le quedó chico y las operaciones normales de siempre que se hacen en el mercado”, recordó Brodsky.

 

Aunque todavía hay un 30% que prefiere demorar la venta antes que bajar el precio, desde el sector inmobiliario tratan de persuadir a sus clientes para que tomen magnitud de cómo está el mercado en la actualidad. 

 

“Al principio es como un duelo porque tienen que asimilar una realidad que no esperaban. Pero en definitiva se trata de cuánto tiempo quieren estar intentando vender la propiedad, es una cuestión estadística”, resaltó Brodsky.

 

“Si la propiedad está cara y no tiene atributos especiales, va a tener mucha competencia y poca demanda. Por lo que habrá que esperar el turno de que llegue el novio o la novia con mucha paciencia si es que llega”, advirtió el experto en bienes raíces.

 

“Hoy está en juego en qué tiempo se va a vender, si el precio retasado es parecido al original, la probabilidad de venta para el cliente es más baja; si es agresivo, podrá realizar una operación más ágil”, concluyó Brodsky.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password