Network cables RJ45 connected to a switch

¿Qué son las conexiones VPN?

Compartí esta noticia !

¿Qué son las conexiones VPN? No son ni mucho menos un invento nuevo, pero es ahora cuando están empezando a coger tracción entre el gran público. Mientras que tradicionalmente su uso era más común en el entorno empresarial, la gran versatilidad de este tipo de conexiones y sus múltiples usos las hacen cada vez más populares.

Las VPN operan en el nivel del sistema operativo, así que redirigen todo su tráfico a través de otros servidores. Eso significa que todo su tráfico en línea, además de su ubicación física, permanecen ocultos mientras navega por Internet. Cuando se accede a un sitio a través de un servidor VPN, como origen de su conexión se muestra uno de los muchos routers VPN denominados servidores proxy, no el suyo real. Por tanto, ni los propietarios del sitio ni nadie que intente espiarlo podrán deducir quién es.

Precisamente esa versatilidad permite un mayor anonimato en la Red o incluso el bloqueo de la publicidad.

Empecemos por lo básico. VPN son las siglas de Virtual Private Network, o red privada virtual que, a diferencia de otras palabras informáticas más crípticas como DNS o HTTP, sí nos dan pistas bastante precisas sobre en qué consisten.

La palabra clave aquí es virtual, pues es esta propiedad la que genera la necesidad de la VPN en sí, así como la que permite a las conexiones VPN ofrecerte los múltiples usos que veremos más adelante.

Para conectarse a Internet, tu móvil, PC, televisión y demás dispositivos generalmente se comunican con el router o módem que conecta tu casa con tu proveedor de Internet, ya sea mediante cable o inalámbricamente. Los componentes son distintos si estás usando la conexión de datos de tu móvil (que incluye su propio módem y habla con la antena de telefonía) pero la esencia es la misma: tu dispositivo se conecta a otro, que le conecta a Internet.

Lo más normal es que no tengas uno, sino varios dispositivos conectados al mismo router: móviles, ordenadores, consolas… En este caso cada uno tendrá asignada una dirección IP local, que no es visible desde Internet. Esto es una red local, un conjunto de dispositivos conectados de tal modo que puedan compartir archivos e impresoras sin necesidad de pasar por Internet.

Una conexión VPN lo que te permite es crear una red local sin necesidad de que sus integrantes estén físicamente conectados entre sí, sino a través de Internet. Es el componente “virtual” del que hablábamos antes. Se obtiene la ventaja de la red local (y alguna extra), con una mayor flexibilidad, pues la conexión es a través de Internet y puede por ejemplo ser de una punta del mundo a la otra.

Sin embargo, es otra peculiaridad de las conexiones VPN la que las está volviendo tan de moda hoy en día: los túneles de datos. Normalmente, mientras usas Internet tu dispositivo se pone en contacto con tu proveedor de Internet, que es el que conecta con los distintos servicios web para ofrecerte, por ejemplo, los vídeos de YouTube.

Te puede Interesar  Prefectura secuestró más de 12 toneladas de soja que iban a ser exportadas ilegalmente en El Soberbio

Cuando te conectas a una conexión VPN, esto cambia. Todo tu tráfico de red sigue yendo desde tu dispositivo a tu proveedor de Internet, pero de ahí se dirige directo al servidor VPN, desde donde partirá al destino. Idealmente la conexión está cifrada, de modo que tu proveedor de Internet realmente no sabe a qué estás accediendo. A efectos prácticos, tu dirección IP es la del servidor VPN: en muchos aspectos es como si estuvieras físicamente ahí, conectándote a Internet.

Las VPN se pueden usar de tres maneras en tu PC. Puedes añadirlas automáticamente desde los ajustes, instalar aplicaciones con ellas o simplemente recurrir a las extensiones VPN.

Para qué sirven las conexiones VPN

1. Teletrabajo

El uso más obvio de una conexión VPN es la interconectividad en redes que no están físicamente conectadas, como es el caso de trabajadores que están en ese momento fuera de la oficina o empresas con sucursales en varias ciudades que necesitan acceder a una única red privada.

Desde el punto de vista de la seguridad, permitir el acceso indiscriminado a la red propia de una empresa desde Internet es poco menos que una locura. Aunque el acceso esté protegido con una contraseña, podría ser capturada en un punto de acceso WiFi público o avistada por un observador malintencionado.

Por el contrario, el riesgo disminuye si el trabajador y la empresa se conectan mediante una conexión VPN. El acceso está protegido, la conexión está previsiblemente cifrada y el trabajador tiene el mismo acceso que si estuviera presencialmente ahí.

2. Evitar censura y bloqueos geográficos de contenido

Con el apogeo de Internet y la picaresca tanto de los proveedores de contenidos como de los usuarios, se han ido popularizando otros usos más lúdicos de las conexiones VPN, muchos de ellos relacionados con un concepto muy sencillo: falsear dónde estás.

Al conectarte con VPN, tu dispositivo se comunica con el servidor VPN, y es éste el que habla con Internet. Si tú estás en China y el servidor VPN está en Estados Unidos, generalmente los servidores web creerán que estás navegando desde este país, dejándote acceder a los contenidos disponibles solo allí, como podría ser Netflix.

De igual modo, esta misma lógica se puede usar para acceder a aquellos contenidos que estuvieran censurados o bloqueados en tu país, pero no allí donde se encuentra el servidor VPN. Así es como millones de ciudadanos chinos logran conectarse a Facebook y otras 3.000 webs bloqueadas en el país.

3. Capa extra de seguridad

Aunque no es estrictamente necesario, sí es común que las conexiones VPN vengan acompañadas de un cifrado de los paquetes que se transmiten con ellas, por lo que es normal oir la recomendación de que, si necesitas conectarte a un punto de acceso Wi-Fi público, al menos uses te conectes con una VPN.

Te puede Interesar  ¿Biden podría ganar? ¿Trump todavía se puede reelegir? Sí y acá te contamos lo que puede pasar

Para acceder a servicios de streaming en todo el mundo

Si viaja fuera de su país de origen, es posible que sus servicios de streaming de pago no estén disponibles debido a las condiciones y regulaciones contractuales. Su conexión VPN le permitirá cambiar su dirección IP desde su país de origen y permitir el acceso a sus programas favoritos desde donde se encuentre.

Para proteger su identidad

Al mantenerse en el anonimato, los servicios VPN le protegen de la vigilancia digital. Evitan que se rastreen sus comentarios y conversaciones en Internet y salvaguardan su derecho a la libertad de expresión, siempre que no utilice su identidad real en las plataformas de las redes sociales.

¿Cómo elegir el mejor proveedor de VPN?

Con tantas opciones disponibles, elegir el servicio de VPN adecuado puede resultar complicado. Utilice la siguiente lista para evaluar los diferentes proveedores de VPN y hacer la mejor elección para usted:

1. Políticas de registro

Los mejores proveedores de VPN tienen políticas de registro mínimas o nulas para evitar la violación de datos por su parte.

2. Software actualizado

Las mejores conexiones VPN utilizan el último protocolo de túnel. El protocolo OpenVPN proporciona una seguridad más sólida que otros. Es un software de código abierto que es compatible con los principales sistemas operativos.

3. Límite de ancho de banda

Todos los servicios tienen limitaciones de uso de datos. Tendrá que elegir un proveedor de VPN que cumpla con sus necesidades de datos dentro del presupuesto.

4. Ubicación de los servidores VPN

Tiene que asegurarse que el proveedor de VPN tiene un servidor ubicado en el país donde necesita acceso a Internet privado.

¿Cómo elegir entre las VPN de pago y las gratuitas?

Las VPN gratuitas son útiles si tiene un presupuesto limitado. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la principal fuente de ingresos de los proveedores de VPN gratuitas es la publicidad. Es de esperar que la publicidad dirigida o el registro de datos y las políticas de venta estén ocultas en los términos y condiciones.

La mayoría de las VPN gratuitas:  

  • No ofrecen los protocolos VPN más actualizados  
  • No ofrecen soporte técnico de calidad   
  • Tienen poco ancho de banda y una velocidad más lenta para los usuarios gratuitos      
  • Tienen una tarifa de desconexión más alta
  • Tienen una distribución geográfica limitada de los servidores VPN

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin