Cruceros y catamaranes podrían surcar el río Paraná con miles de turistas

La apuesta por el turismo como industria generadora de empleo y de divisas, puede dar un salto de calidad inesperado si prospera una iniciativa conjunta de Misiones y la Nación: la llegada de cruceros y catamaranes, a través del río Paraná, desde Buenos Aires hasta las Cataratas del Iguazú.
La idea está siendo trabajada por el ministro de Turismo, José María Arrúa y su par nacional Gustavo Santos, quien empuja la iniciativa en otras áreas claves que deben aportar infraestructura. Hace pocos días estuvo en Posadas una funcionaria de Hidrovías para analizar la infraestructura con la que se cuenta y las inversiones necesarias para permitir el arribo de barcos de mucho mayor tamaño a los habituales a esta altura del cauce del gigante que termina en el Río de la Plata. El circuito partiría de Buenos Aires, pasaría por Rosario, algún punto de Corrientes –Santos quiere potenciar a los Esteros del Iberá-, las esclusas de Yacyretá, Posadas, Santa Ana –solo catamaranes-, la Posada Puerto Bemberg y finalmente, el puerto de Iguazú.
Posadas cuenta con infraestructura, pero necesitará inversiones para mejorar la zona portuaria y transformar el muelle de los pescadores, en la Costanera, en un atractivo turístico con paseos gastronómicos y los ferrys como museos vivos de la historia de cara al río. De hecho, se se iniciaron negociaciones con el gobierno correntino para establecer un enlace regional con un catamarán para unir a los atractivos correntinos con Posadas, San Ignacio, la posada Puerto Bemberg y finalmente, Iguazú, con un recorrido que insuma ocho noches, con pernoctes en cada una de las paradas.
En Iguazú harán falta reformas estructurales en el puerto para permitir el atraque de los cruceros, que pueden trasladar entre dos y tres mil personas.
La idea es establecer un circuito en el que los turistas desciendan e incluso pasen una noche en cada ciudad. Para eso se construirán si se hace necesario, puertos flotantes.
De concretarse, sería una revolución para la actividad, ya que se trata de contingentes masivos que llenarían las plazas hoteleras.
Los funcionarios de Turismo están discutiendo los detalles con sus pares de Nación. Hay fondos del Banco Interamericano de Desarrollo que están disponibles para encarar las reformas.
De hecho, es la Nación la que sugiere que las obras tengan que ver con desarrollo de la hidrovía turística en Misiones. Para el puerto de Posadas se utilizaría financiamiento del BID, mientras que el de Santa Ana sería con financiamiento compartido. La Nación está buscando recursos para las remodelaciones en el puerto de Iguazú, que será una terminal de catamaranes y cruceros.

La cartera que dirige Santos también prometió inversiones para el desarrollo de la infraestructura del camping. Se consiguió financiamiento para la puesta en valor del Salto Capioví, mejorar la infraestructura de los Saltos del Tabay y la refuncionalización del balneario del Arroyo Bonito, en Campo Ramón. El jueves se presentará la nueva delegación de turismo y puesta en valor centro de atención al turista en Salto Encantado.

También en el Parque Provincial de los Saltos del Moconá hay un acuerdo en marcha con el BID para conseguir 105 millones de pesos que se invertirán en mejorar la infraestructura interna, con tres plazas de esparcimiento, sanitarios, kioskos y lugares para turistas. Una plaza estará en el actual embarcadero. Otra en el acceso a pasarelas, que se van a hacer sobre el recorrido histórico, al ras del piso, descartando las que se proyectaron. “Es el proyecto con consenso y de menor impacto visual y menor costo de mantenimiento”, explicaron funcionarios de Turismo. Las pasarelas irán hasta la cabecera del salto, por lo que habrá una nueva vista, semejante a la que puede apreciarse en Cataratas del Iguazú en la Garganta del Diablo. También se construirá un paseo en medio de la selva con una pasarela elevada del piso y miradores en altura.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password