Desafíos de un rol en constante evolución

“Cuando todo comenzó en el año 1999, con la fundación de la primera escuela de sommeliers, no se sabía nada sobre la sommellerie, mucho menos el alcance y crecimiento que tendría. Pero actualmente la profesión es visible en parte gracias al gran desempeño de muchos profesionales que han colaborado para construir esta profesión”, reflexiona Marina Beltrame, iniciadora y primera presidenta de la Asociación Argentina de Sommeliers

Compartí esta noticia !

“Cuando todo comenzó en el año 1999, con la fundación de la primera escuela de sommeliers, no se sabía nada sobre la sommellerie, mucho menos el alcance y crecimiento que tendría. Pero actualmente la profesión es visible en parte gracias al gran desempeño de muchos profesionales que han colaborado para construir esta profesión”, reflexiona Marina Beltrame, iniciadora y primera presidenta de la Asociación Argentina de Sommeliers, en un pensamiento que encapsula los grandes pasos que ha dado en poco tiempo la profesión en Argentina. 

“Cuando comencé mi carrera no tenía referencias, soy parte de los primeros 20 sommeliers que hubo en Argentina, la primera ola”, suma Luciano Sosto, sucesor de Beltrame en el cargo. “Tuvimos que hacer camino al andar. Salir a buscar trabajo era encontrarse con lugares que no creían en los sommeliers y ni podían pagarlos. Ha sido un trabajo de 23 años que fue creciendo, y es espectacular lo que está pasando ahora. La profesión del sommelier se requiere siempre, hoy por hoy es esencial y se ganó su lugar en el rubro gastronómico”. 

Para Beltrame, la principal señal de este avance es sin duda el hecho de que “la sommellerie argentina ya logró un lugar en el mundo, sobre todo porque el vino argentino alcanzó un posicionamiento sin precedentes y en muchos casos, los comunicadores de esos vinos son sommeliers. Por otro lado, en los concursos regionales y mundiales Argentina está ganando los primeros puestos y esto le da un mayor prestigio y reconocimiento a nivel mundial”. 

“Con Flavia Rizutto, Agustina de Alba y Paz Levinson se logró traspasar fronteras que antes eran impensadas. Y luego Martín Bruno y Valeria Gamper continuaron ese legado teniendo a nuestro país como protagonista”, aporta mientras tanto Matías Prezioso, presidente de AAS en dos gestiones desde 2017 a 2022. “Adicionalmente, la Asociación hace mucho tiempo que es referente. En la gestión de Andrés Rosberg se lograron hitos como ser el primer país americano en organizar un concurso continental en 2009 y organizar el primer Mundial en Mendoza en 2016”. 

Te puede Interesar  Estados Unidos: El aumento de los alquileres impulsa la inversión en inmuebles

“De todas formas, a nivel de los consumidores creo que tenemos un largo camino por delante para lograr que nuestros profesionales sean reconocidos al nivel de países como Francia, España o Japón, por mencionar algunos de los más fuertes”, agrega por su parte Rosberg, quien además de presidir ASI -convirtiéndose en el primer americano en hacerlo- encabezó AAS de 2005 a 2016. 

En ese sentido, para él es importante “lograr que nuestra asociación y la Argentina vuelvan a convertirse en anfitriones de concursos y eventos internacionales, brindando así oportunidades únicas de crecimiento y reconfirmando la vocación de liderazgo que la AAS tiene desde sus orígenes”. 

“He sido testigo de que la sommellerie argentina en el plano internacional está super bien considerada”, aporta mientras tanto Marcela Rienzo, actual presidenta de AAS. “Tenemos un lugar y, en la región Américas, Argentina siempre va adelante. De todas maneras, nosotros queremos destinar los recursos de la asociación para sus socios. Apoyamos a los candidatos internacionales pero la sommellerie bien entendida empieza por casa”. 

Los retos del futuro

La paradoja a la que se asoma la sommellerie argentina es que la prosperidad y la visibilidad no están exentas de desafíos. “Muchas veces las horas de trabajo son largas y los ingresos son bajos, la crisis económica afecta a los restaurantes y otras empresas. El hecho de que Argentina sea un importante productor de vinos, redunda también en una oferta limitada y cara de vinos importados, y, por ende, en dificultades para educarse en éste área”, enumera Rosberg. “Sin embargo, lo cierto es que los sommeliers estamos generalmente mejor pagos que profesionales de otras carreras que demandan una formación mucho más larga. Y las dificultades forjan nuestro carácter, y nos fuerzan a ser creativos y a colaborar entre nosotros”. 

Te puede Interesar  Las tapas de los diarios del viernes 22: Las medidas para frenar al dólar, la crisis y las exportaciones

Para Prezioso, el panorama económico es diferente cuando los empleadores son bodegas o empresas privadas no relacionadas con la gastronomía. “En estos casos la figura del sommelier cada vez está mejor paga. Creo que el camino y la valorización de los salarios ha sido positiva a través del tiempo y desde la Asociación se hace un trabajo constante con el tarifario de referencia. El otro desafío tal vez sea que hoy las bodegas han entendido el rol del sommelier, y por eso las y los invitan a muchas presentaciones y viajes. En ese sentido, me parece importante que un o una sommelier nunca pierda el espíritu independiente”, continúa.

“Otro desafío que enfrentamos es que hay cada vez menos personas queriendo ejercer la sommellerie en servicio”, advierte por su parte Rienzo. “Hay mucha demanda de sommeliers y a veces da la impresión de que el servicio es exclusivamente para profesionales más jóvenes con más tiempo a disposición”. Una visión con la que Sosto concuerda, señalando que “cada vez debería haber más sommeliers en sala y las escuelas de sommellerie deberían apuntar a alentarlos y seducirlos con la idea de que trabajar en servicio es algo positivo”. 

“Necesitamos que abunden los sommeliers de servicio al margen de los que se encargan de la comunicación. Siempre hay actitudes para todas las áreas, pero es necesario alentar a las instituciones para desarrollar programas para hacer foco en eso. El mercado es diverso y la sommellerie tiene un espacio”, agrega. 

Fuente AAS : Asociación Argentina de Sommeliers

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin