EL PAIS, FINANZAS

Dólar imparable: Estos son los países en dónde más subió

Dólar imparable: Estos son los países en dónde más subió
Compartí este articulo en:

El valor del dólar en la Argentina parece que está imparable. La baja de las tasas llevó a muchos inversores a dejar las Lebac y dolarizar sus carteras. Desde diciembre la cotización del billete verde creció más de 8% en nuestro mercado y según el ranking de principales monedas emergentes elaborado por Bloomberg, el peso se depreció 12,54% en lo que va del año. Pero este fenómeno también está ocurriendo en otros países, por ejemplo, el mismo ranking detalla que además del peso argentino, depreció el rublo ruso un 9,8% y la lira turca 8,9%. La diferencia de Argentina con otros países, es que la revolución del dólar está acompañada de la inflación, por ende, muchos capitales externos decidieron salir de pesos y volver a sus mercados, acelerando la demanda de dólares. Acá alguna s claves para entender qué es lo que está pasando.

El dólar sigue subiendo y la situación tiene en alerta a más de uno. Aunque para el Gobierno “no es motivo de intranquilidad”, pero ante las tensiones en el mercado financiero por el aumento de la demanda de la moneda, muchos inversores han decidido dejar el peso y dolarizar sus carteras.

“Lo importante es que tenemos un Banco Central con recursos, herramientas con las que trabaja en cuidar las metas de inflación, que es el primer mandato”, dijo el funcionario en declaraciones a radio La Red. Sin embargo, el dólar se ha fortalecido en el mundo y este miércoles 02/05 tocó su precio más alto desde diciembre en la Argentina. El fortalecimiento del dólar contra las monedas del mundo se plasmó en devaluaciones de las monedas emergentes, otro ejemplo es en Brasil, donde el dólar volvió al nivel de 3,50 reales, cuando unos días atrás estaba en 3,35 reales.

Que el dólar se haya fortalecido, afecta por supuesto al peso. Según el ranking de principales monedas emergentes elaborado por Bloomberg, el peso se depreció 12,54% en lo que va del año. Seguido del rublo ruso con un 9,8% y la lira turca con 8,9%.

La diferencia de Argentina con otros países, es que la suba del dólar está acompañada de la inflación. Por ejemplo, la inflación en nuestro país ronda el 9%, mientras que en Turquía y Rusia la inflación es menor al 1%. Según el mismo ranking y contrario a la Argentina, las monedas de Colombia, México y Malasia fueron las que más se apreciaron en relación al dólar.

“Ante este panorama el gobierno ha decidido no intervenir y dejar que el mercado decida los precios pero se ha notado cierta preocupación y nerviosismo en algunos funcionarios. El Banco Central decidió no tocar las tasas por la preocupación ante la inflación y esto no deja de llevar intranquilidad a los inversores” cita en un artículo de opinión el periodista económico Rodolfo Cavagnaro.

Y agrega: “La suba de tasas implica que suba el dólar en el mundo y que se devalúen el resto de las monedas. Esto aún no comenzó pero se espera que no demore de marzo y hasta hay quienes esperan que se hagan cuatro ajustes en lugar de los tres prometidos inicialmente. Con estas condiciones se espera un mercado muy volátil, aunque en los mercados de futuros, por ahora, los inversores apuestan a un valor de $ 22 para fin de año. En las consultoras dicen que el valor puede ser superior”.

Claves para entender qué está pasando:

Los inversores, que prevén que las tasas seguirán bajando, desarman su cartera en pesos y se dolarizan. ¿Impacta en los precios? Sí. Por ejemplo, la nafta. El crudo se paga en dólares, por eso la devaluación aumenta los combustibles. También impacta en el costo de los alimentos y autos. Además, también impacta en el comercio: Es malo para los importadores. El año pasado fue record el déficit comercial, sin embargo, favorece al exportador.

Por qué sube:

1.- Baja de las tasas de interés

“El peso se deprecia cuando baja la tasa del Banco Central por lo que suben todas las demás monedas”, dijo a una entrevista con el diario Perfil el economista de la consultora Arriazu Macroeconomia, Fernando Marengo. “Esto quiere decir que los ahorristas harán colocaciones en activos en pesos, siempre y cuando, no superen las expectativas de depreciación de tipo de cambio. En otras palabras, que la tasa de interés mensual sea mayor a la expectativa de la tasa de cambio”, explicó.

2.- Estacionalidad

“Puede ser un factor influyente en el tipo de cambio, tanto a principio de año como a mitad de año”. Porque con el aguinaldo -que genera más pesos en el mercado- sumado al requerimiento de dólares de quienes viajan al exterior, aumenta la demanda y se incrementa el valor de la divisa.

3.- La inflación

“Los procesos inflacionarios pueden llevar a una devaluación, por lo que los precios de los productos se encarecen. Esto hace que el billete estadounidense suba su valor, al igual que el resto de las divisas”, afirmó Marengo.
Para este año diversos economistas aseguraron, que el dólar va a acompañar a la inflación para impedir un atraso cambiario como ocurrió en 2017.

4.- Variables internacionales

Un cambio de políticas monetarias de EEUU que aumente la tasa de interés puede redundar en “peores condiciones internacionales para que haya menor oferta de dólares”, lo que genera que se fortalezca el precio de la moneda en el país norteamericano y se replique a todo el mundo. Aunque el efecto no produce de manera “instantánea”, detalló Artana.

5.- Un deterioro en el balance de pagos

Por ejemplo, una modificación o un acontecimiento que disminuya las exportaciones a Brasil, genera menos ingreso de divisas y hace que ascienda el valor de la misma. Es decir que “puede afectar la oferta de dólares en el mercado” aunque “una caída de la exportación depende del financiamiento, porque puede impactar en 3 meses, si se dio a cobrar a 90 días”, concluyó.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*