El Consorcio Forestal Corrientes Norte vuelve a las reuniones presenciales post pandemia

Compartí esta noticia !

Luego de más de dos años, el Consorcio Forestal Corrientes Norte se volvió a reunir de manera presencial, con el objetivo de continuar con el fortalecimiento del sector y alimentar el espíritu de camaradería que caracteriza al grupo. En esta oportunidad y con más de 50 participantes, se reunieron en la Estancia Garruchos de Pomera Maderas, una empresa foresto- industrial de capitales argentinos, líder en la producción de madera sólida de alta calidad.

La convocatoria fue a las 8:00 de la mañana, donde el director Forestal de Pomera, Gumercindo Irala y el coordinador del Consorcio, Fernando Degiorgi dieron la bienvenida a los representantes de las diferentes empresas integrantes e invitados del sector público y privado que asistieron a este nuevo encuentro que se desarrolló en la localidad correntina de Garruchos. Previo a la presentación del lugar y de cada uno de los presentes, se compartió un desayuno y fue el momento de reencuentro y socialización presencial, luego de varios meses, en la mayoría de los casos.

La actividad consistió en cuatro paradas ubicadas en diferentes lugares del establecimiento, donde el equipo técnico de Pomera Maderas explicó el trabajo que realiza con las especies clonales de eucaliptos, las diferentes variedades, preparación de terreno, manejo de posadas, raleos y tala rasa, dividido en cuatro paradas técnicas.

La primera parada se realizó en bloques clonales pre comerciales de cuatro años, en total seis lotes de diferentes especies clonales, donde se explicaron las características especiales de cada una, el proceso y cuidado que llevaron algunas. En esta etapa, el equipo de profesionales explicó cómo una especie tenía como principal característica rectitud y volumen, otra homogeneidad y volumen, otra bajo rajado, desrame natural, entre otras.

La segunda para fue para explicar la preparación del suelo y las nuevas tecnologías que aplican desde la empresa para el tratamiento de residuos forestales y, de esta manera, evitar la quema de ramas y materiales en deshusos. En esta etapa, realizaron una demostración de cómo convertían los residuos en chips para biomasa, el funcionamiento del tracto con despejador, más rastra y subsolado tras púas y como se culmina la preparación completa en un pase con ELF (Despeje más Rastra, más Susbsolado de una Púa).

En la tercera y penúltima parada presentaron los lotes de eucaliptos clonales con dos años de crecimiento, es decir, aquellos que fueron plantados entre marzo y abril del 2020 y eran un total de tres especies clonales tradicionales y una con filas de cruzamiento controlado. Durante esta parada presentaron también un lote con especies de crecimiento de semilla, donde prueban los cruzamiento de diferentes sangres, en busca de los mejores especímenes para una futura clonación.

Por último, presentaron los lotes de plantaciones con un un raleo y aquellos destinados a tala rasa a 12 años. En esta última parada, previo a la vuelta a la estancia, se explicó los raleos y podas que se hacen para mantener las especies, evitar los nudos con la poda, una práctica que les genera menos rajado en la madera y mayor aprovechamiento del mismo, ya sea para laminado o para industrialización.

Te puede Interesar  Empresa forestal de Entre Ríos busca responsable de mantenimiento industrial

Plagas agalladoras y monitoreo de escarbajos

Para finalizar la jornada, previo al almuerzo de camaradería, se realizaron dos charlas a cargo de especialistas del INTA Castelar y Montecarlo. La primera estuvo a cargo de la doctora, Carmen Hernández del INTA Castelar- IMyZA, quien habló sobre Plagas agalladoras del género Ophelimus en eucaliptos.

Durante la presentación, Hernández explicó que son las agallas, como es el desarrollo del insecto, las especies que se encuentran en los eucaliptos del país, distribución, daño y materiales susceptibles. También habló sobre el control biológico de O. Maskelli, su distribución y la abundancia de este biocontrolador, la variante Ophelimus sp. y el daño que este genera y sobre cómo diferenciar las agallas de las distintas plagas en las hojas de los eucaliptos.

Por último, el representante del INTA EEA Montecarlo, ing. ftal.Edgar Eskiviski presentó una disertación sobre Monitoreo de escarabajos de la corteza. Estas plagas son conocidos por causar problemas en las plantaciones de pino y por tener, en general, un tamaño muy pequeño por debajo de los 10 mm de largo.

Según planteó Eskiviski, a partir del año 2012 se comenzaron a recibir reportes de la presencia de estos insectos en plantaciones de pinos en Entre Ríos y sur de Corrientes. En los años siguientes, aparecieron reportes aislados sobre esta problemática en plantaciones de pinos, siempre asociadas a factores adversos, principalmente la sequía.

Al finalizar su presentación, Eskiviski planteó una alternativa utilizada para el monitoreo a través de trampas. Las mismas consisten en multiembudos tipo Lindgren, cebadas con una combinación de atrayentes (alcohol y trementina), colgados dos metros de altura entre dos plantas de una misma fila y contarán con un recipiente donde caerán los insectos y en el cual deberán colocar alcohol 70 para conservar los mismos. Este monitoreo se realizará en la región que comprende Corrientes y Misiones y serán analizados por los laboratorios del INTA.

Pomera Maderas

Como se mencionara anteriormente, Pomera Maderas es una empresa foresto-industrial de capitales argentinos, líder en la producción de madera sólida de alta calidad, con más de 32.000 hectáreas forestadas propias en el norte de Argentina y en Paraguay, alcanzando un patrimonio total de 53.730 hectáreas. La empresa forma parte del Grupo INSUD, un conjunto de empresas de capitales nacionales comprometidas con el desarrollo de la región en proyectos de largo plazo, manejados bajo una msima unidad y política de gestión.

Te puede Interesar  El grupo Libertad inauguró su primer "mini mayorista" en Posadas

Las operaciones forestales en la región se encuentran ubicadas en el norte de Corrientes y el sur de Misiones, con patrimonio total de 38.154 hectáreas, distribuidas en 17 establecimientos productivos. En las mismas se producen madera sólida y abastecen a las industrias locales, principalmente de eucaliptos y pinos, aunque uno de sus próximos objetivos es instalar su propia planta industrial para el procesado de la madera.

Consorcio Forestal Corrientes Norte

El Consorcio Forestal Corrientes nombre debe su nombre a que, en sus comienzos hace unos 38 años atrás, inició con sus reuniones en la vecina provincia, aglutinando a las empresas de la zona. Ya a partir de los años 90´, se empieza a agrandar e incorporar a empresas del sur de Misiones y para el año 2003 se empiezan a expandir hacia el centro de Corrientes y también se suman empresas de Paraguay. En la actualidad el consorcio cuenta con diez empresas correntinas, cuatro misioneras y una de Paraguay.

El consorcio se vincula con empresas e instituciones forestales y no tanto con la foresto industria. Por ello, en las reuniones siempre participan representantes de las direcciones regionales y nacionales forestales, las delegaciones del INTA y, eventualmente, instituciones educativas involucradas a la forestación o que pueden aportar a los procesos productivos de las empresas que participan de los encuentros, como ser las facultades de Ciencias Forestales, Ingeniería Química e Ingeniería de la Universidad Nacional de Misiones.

La reunión que se desarrolló en Pomera Maderas fue la primera reunión a campo, luego de mucho tiempo, donde primero la pandemia del Covid-19 y luego la ola de incendios que azotaron la región atrasaron con la planificación de actividades que suelen realizar de manera mensual. El coordinador del Consorcio, Fernando Degiorgi explicó que generalmente se realiza un cronograma anual de visitas a diferentes empresas.

“La primera reunión de campo hoy le tocó a Pomera Garruchos, donde intentamos ver todo el potencial de desarrollo genético que ellos tienen, que es de los más importantes de la región y que lo tienen hace muchísimo tiempo”, señaló y agregó que “se trata de esto, de que cada empresa muestre cómo trabaja, qué puede aportar que le sirva a otros colegas y que esos otros colegas también vengan con conocimientos para aportar al crecimiento, es un grupo con mucha camaradería y solidaridad”.

El Consorcio Forestal Norte Corrientes, que aglutina a empresas de toda la región y se vincula con instituciones relacionadas a la actividad forestal y a todas aquellas que rodeen al rubro, continuará con las reuniones mensuales, recorriendo las diferentes empresas que integran el grupo y, de esta manera, fortalecer la actividad que es uno de los principales motores económicos de la región.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin