“El servicio de Alerta Temprana busca garantizar la protección civil”

Hace nueve meses comenzó a trabajar la Dirección General de Alerta Temprana, un servicio que busca además de ofrecer alerta ante eventos climáticos generar un sistema de respuesta en cada región de la provincia. El Director General de Alerta Temprana, Daniel Fernández Catá explicó a Economis que la prioridad es tener “la alerta temprana y garantizar la protección civil”.

El servicio comenzó a emitir sus alertas hace seis meses. Hace menos de un mes un ciclo de lluvias de casi un mes ininterrumpidas fue la primera prueba de fuego del sistema. Si bien no se generaron tormentas, el gran caudal de lluvias generó inundaciones y desbordes en la costa del río Uruguay. Gracias a las reuniones con los equipos de prevención en los municipios más afectados se realizaron ordenadamente evacuaciones preventivas, que minimizaron el impacto en las familias afectadas.

Este servicio de Alerta Temprana nace con el objetivo de prever y monitorear con anticipación posibles eventos climáticos. La idea de contar con este servicio fue del gobernador Hugo Passalacqua, teniendo en cuenta el registro de acontecimientos meteorológicos que en los años anteriores causaron serios daños a zonas productivas y a la propiedad privada de familias de distintas zonas rurales de la provincia.

El Programa provincial de Alerta Temprana se basa en el análisis de imágenes satelitales por parte de un equipo de profesionales locales en tiempo real. Se trabaja en la vigilancia, monitoreo, la evaluación de riesgos y la emisión de alertas.  Fernández explicó que el manejo de emergencias comprende una serie de etapas o fases, que abarcan alerta temprana, planificación previa al desastre, preparación y pronóstico, respuesta y asistencia, recuperación y reconstrucción.

La Dirección es un centro de monitoreo y prevención de fenómenos naturales de origen climático. Su misión es contribuir a mejorar la gestión de riesgos de desastres mediante, el diagnóstico y la previsión de condiciones hidrometeorológicas en la provincia de Misiones, la identificación de ocurrencia de eventos extremos con el fin de minimizar los efectos adversos de sequías, e inundaciones.

Fernández comentó que la Dirección tiene dos pilares fundamentales, uno es la “vigilancia y alerta” y otro es “la valoración de riesgos”. El trabajo se conjuga en “los mensajes de alerta o avisos” que buscan llegar rápidamente a la comunidad a través de las redes sociales, los medios de comunicación y la comunicación directa con los referentes municipales.

“Decimos que no basta con identificar los fenómenos, sino que es importante reconocer cuan vulnerables somos” afirmó Fernández. Esas dos cuestiones se ponen en el eje del análisis, que les permiten emitir los avisos y las alertas sectorizados.

El funcionario explicó que cuentan “con una pequeña y modesta red de estaciones de monitoreo propios”, que piensan ir incrementando. Además trabajan con imágenes satelitales de diferentes servicios nacionales e internacionales. Este análisis cruzado de datos les permite hacer evaluaciones más precisas para cada región de la provincia.

Trabajan con un equipo de profesionales locales para poder “hacer foco en lo nuestro. Porque muchas veces lo que analiza el Servicio Metereológico Nacional es muy general a nivel regional y pero por ahí no hace foco en nuestra provincia. Entonces hay muchas cuestiones que ellos no hacen foco y no están mencionadas”.

Aclaró que además hay un vacío en cuanto a la bibliografía sobre las regiones subtropicales y su clima. “Hay mucho por estudiar, analizar y estudiar en esta materia en la región”, dijo y consideró que la Dirección servirá para generar un banco de datos que a mediano plazo servirá para generar bases de datos para un estudio más profundo.

Además a futuro se contará con los datos del radar metereológico que comenzará a funcionar en unos meses en Bernardo de Irigoyen, este radar será un gran emisor de datos, que desde la Dirección podrán utilizar gracias a un acuerdo con Nación. Esto se complementará con los datos que reciben del Servicio Metereológico Naciona (SMN), del Centro de Previsão de Tempo e Estudos Climáticos – CPTEC/INPE (Brasil) y del National Oceanic and Atmospheric Administration (USA).

Fernández Catá que aclara es ingeniero de profesión, hace dos años viene trabajando con meteorólogos de todo el país, explica que “hacer foco en lo nuestro nos permitirá comprender porque en la zona de San Vicente/San Pedro es frecuente la ocurrencia de fenómenos tornadicos”, así como otras particularidades de cada región de Misiones.

Recordó que el clima misionero es afectado por las grandes corrientes marinas, el uso de la tierra, la forestación y deforestación; la morfología del suelo aunque no las asociemos directamente.

Sobre el mes de lluvias que azotó la provincia, Fernández explicó que a nivel regional se habla de un posible Niño en el pacifico, un fenómeno muy estudiado por los climatólogos de USA y Australia, en el país los referentes son el SMN y el Centro de Investigación del Mar y la Atmósfera (CIMA).

Explicó que se espera un Niño para fin de año. Pero a la par actualmente se ha dado un fenómeno llamado “Niño Costero” en la zona de Perú y Chile y comentó que algunos meteorólogos consideran que pueden ser el causante del ciclo constante de precipitaciones en esta zona.

Fernández explicó que ante fenómenos como estos el servicio de Alerta Temprana debe ser un sistema que no solo alerte, sino para generar un sistema de respuesta en todos los municipios de la provincia. Por ello trabajaron en primera instancia con los municipios de la cuenca de río Uruguay por lo pasado en el 2014. Luego seguirán con todos los municipios.

El ciclo de lluvias puso a prueba el trabajo en la zona del río Uruguay, donde se organizaron equipos de respuesta municipales. Fernández consideró que el trabajo de estos equipos fue positivo, “porque encontramos en esta crecida del río a los municipios más organizados. Cuando recibían la alerta del crecimiento del río con posibilidades de inundación se activaron las Juntas Municipales de Defensa Civil”.

Consideró que el trabajo organizado de estas Juntas permitió llevar adelante una respuesta efectiva, incluso llevando adelante evacuaciones preventivas. “Esto conforma todo un sistema de alerta temprana y de protección civil. Esta gestión entiende el escenario climático que vivimos y las necesidades y la preocupación de la gente y ahí se está trabajando” consideró el funcionario.

A futuro Fernández consideró que se puede crear una aplicación (app) para que todos los misioneros puedan tener en su teléfono celular un pronostico adaptado a nuestra provincia y a cada región. Actualizada inmediatamente.

Pero aclaró que hay una necesidad de preparar recurso humano capacitado para que pueda manejar la información climática, procesarla y poder transmitirla a la comunidad de forma fácil y accesible. Explicó que hay que generar información de forma que se entienda la alerta, se comuniquen las medidas de prevención/protección porque esto baja la ansiedad y los temores de la población.

 

 

 

 

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password