Coronavirus, ENTREVISTAS, LA CHACRA, LA PROVINCIA, Ultimas Noticias

“El COVID-19 no afectó la cosecha de té, pero tenemos demoras en el envió de las exportaciones”

“El COVID-19 no afectó la cosecha de té, pero tenemos demoras en el envió de las exportaciones”
Compartí este articulo en:

Así describió la situación Héctor Dingler, presidente de la Cooperativa Yerbatera Dos de Mayo. Esta cooperativa de la zona centro va camino a celebrar sus 25 años de trabajo y se ha desarrollado muy bien en la producción yerbatera, tealera y forestal.

El té es un sector al que le está yendo bien en la Argentina. Actualmente, el 90% de la producción de té argentino está destinado al mercado externo y su volumen representa casi el 2% del consumo mundial.

El principal destino es Estados Unidos, que compra el 70% de la producción y lo utiliza en su tradicional bebida: Ice Tea (té helado). Otros destinos importantes son Chile, Polonia, Rusia, Alemania; seguidos por Reino Unido, India, Malasia y otros 30 países.

Durante el año 2019, este consorcio incrementó un 100 % el volumen exportado con respecto al 2018. Además, se diversificaron los destinos: Malasia, Rusia, Polonia, Perú, España y República Checa.

En este contexto, Dingler explicó que la parte tealera de la Cooperativa ha trabajado con normalidad en la cosecha del té y los productores han recibido el 100% del pago por la producción entregada. Sin embargo alertó que la pademia ha frenado los exportación de la producción y remarcó que para ellos eso es grave porque el 90% es para exportar.

Con 100 productores dedicados a la producción de té, la Cooperativa de Dos de Mayo va camino a celebrar sus 25 años de trabajo. En el horizonte cercano busca dar el salto en el competitivo mercado nacional, aportando igual que con la yerba a envasar con su propia marca “Indumar”.

Dingler indicó a Economis que la zafra 2019-2020 “ha sido muy buena” para los socios de la cooperativa que se dedican a la producción tealera. Indicó que al ser una producción alimenticia estaban exceptuados del Aislamiento Social y Obligatorio por la pandemia, y la zafra tealera al ser 100% mecanizada no han tenido inconvenientes a la hora de aplicar los protocolos de seguridad y sanidad requeridos.

Sobre los frenos a la exportación explicó que la “hay importantes demoras con la compra del té misionero en el exterior. Concretamente el principal destino, Estados Unidos, tiene muchos retrasos de pedidos. Es que la mercadería no está siendo colocada para su consumo habitual en comercios que ofrecen la bebida tradicionalmente”.

“Tenemos partidas vendidas en gran cantidad, pero hay problemas con la entrega. La crisis sanitaria mundial nos complica, el 80 por ciento del té no está operando, se postergan los envíos y eso ya no depende de nosotros, genera a la vez retraso en el ingreso de divisas”, señaló.

El directivo detalló que los cargamentos de té misionero deben esperar hasta la apertura total de comercios que consumían frecuentemente el producto. “En Estados Unidos las cafeterías están cerradas y las casas de té no están operando, eso impacta postergando nuestros envíos. Cuando la pandemia pase, reanudaremos los envíos normalmente”, comentó.

Gráfico la situación indicando que “los envíos que eran para abril, mayo saldrán recién en junio. Los contratos de ventas siguen vigentes, pero han sido postergados”. Explicó que esta situación no es exclusiva de ellos, sino que afecta a todo el sector, más a los que se dedican a producir para exportar y no comercializan con marca propia en el mercado regional.

Por otro lado, diferenció que la venta de yerba mate avanza a un ritmo normal. Y marcó que el producto es fácilmente distribuido porque tiene, en su mayoría, pedidos nacionales.

“La elaboración y venta de yerba mate es normal. Porque nuestro mercado es nacional. En nuestra cooperativa hemos tomado todas las precauciones del caso en las diferentes etapas de producción; prácticamente se interviene cada área del proceso de la yerba mate. Se revisan minuciosamente las normas de seguridad e higiene, controladas rigurosamente”, relató.

Consideró positiva la incursión que están haciendo en el mercado yerbatero con su marca Indumar. Recordó que si bien hace 25 años vienen produciendo recién en el mes de noviembre de 2019 comenzaron a comercializar su propia marca, antes solamente se dedicaban a vender la yerba canchada a otras cooperativas como Liebig, Piporé o empresas como Kabour o Hreñuk.

Adelantó que en este camino también irá la producción tealera, ya han realizado los trámites pertinentes y hacia adelante esperan poder comenzar a envasar el té con su marca Indumar. Recordó que “Indumar”, es en honor a “la picada” (zona) de donde provienen muchos de sus integrantes y es el lugar donde nació la entidad (a su vez, esa picada debe su nombre a un antiguo aserradero ya desaparecido).

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*