El dólar sigue subiendo: en Misiones ya cotiza a más de 40 pesos

Los anuncios del presidente Mauricio Macri sobre un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional para “calmar a los mercados”, no cambiaron el escenario volátil y la fragilidad de la moneda argentina. Los mercados abrieron en alza y en Buenos Aires el dólar se cotiza 37,45, mientras que en Misiones, donde operan las dos principales casas de cambio del país, se consigue a 40 y 41 pesos.
La diferencia se explica en la necesidad de cubrirse ante nuevas subas, pero marca la sensación térmica de la crisis: no tocó el techo.  
En Dos Arroyos, la financiera que abrió hace algunos meses, el dólar ya estaba a 41 antes de las 11, mientras que en Cambios Mazza, la principal casa de cambios del país, se cotizaba a 39.
Ante esta situación, aparecen interrogantes acerca de la capacidad del gobierno de Mauricio Macri de atravesar la “tormenta” económica por lo que la jornada de hoy presentará una prueba de fuego.
Cabe recordar que la divisa se disparó ayer un 7,5% o $ 2,41 hasta el récord histórico nominal de $ 34,48, según el promedio de ámbito.com, pese al anuncio del presidente Mauricio Macri, quien dio a conocer previo al inicio de la rueda que el Gobierno acordó con el Fondo Monetario Internacional (FMI) un adelanto de “todos los fondos necesarios para garantizar el cumplimiento del programa financiero del año próximo”.
En una jornada súper frenética sobre todo después del mediodía, el billete oficial escaló sin freno – registró la suba diaria más importante desde la salida del cepo, en diciembre de 2015 cuando el dólar trepó 41,8% a $ 13,95, desde los $ 9,84 – y barrió con todos los pronósticos de los analistas, agravando la turbulencia financiera que arrastra el país desde fines de abril. En el mercado mayorista, la divisa saltó 8,4% o $ 2,65 y superó por primera vez sin escalas los $ 32, y los $ 33, para cerrar en los inéditos $ 34.
Es que la falta de precisiones del nuevo acuerdo crediticio con el FMI, los temores de default y ausencia de certezas sobre el ritmo de recorte del déficit fiscal, junto con el creciente malhumor social frente a la alta inflación y la tendencia recesiva del PBI, reactivaron de sobre manera la demanda de divisas tanto minorista, como mayorista en bancos, casas de cambio, agencias y en el MULC. La tendencia alcista de la moneda se profundizó ante la notoria ausencia de oferta por parte de los exportadores.
Agentes del mercado remarcaron que otro factor que alentó a la pérdida de valor del peso fue el abultado caudal de negocios a futuro, frente a las liquidaciones con cierre este viernes próximo por fin de mes.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password